viernes, 12 de julio de 2019

Steve Pilgrim with Danny Thompson - "The magic strings session" (2019)



 "The Magic strings session" es una experiencia ciertamente balsámica, que rodea los sentidos con una cualidad acariciante y de vigor creciente...

A veces, uno se tropieza con un disco que con aparentemente poco, o muy poco, dice mucho; y dependiendo del momento vital o anímico, puede llegar incluso a decirlo todo.
No me he podido resistir a traer aquí uno de esos discos a los que me refiero: un disco que dice mucho, y que tal vez por culpa de mis actuales circunstancias, me lo llega a decir casi todo.
Bajo el muy adecuado título de "The Magic strings session"Steve Pilgrim, baterista habitual de Paul Weller y songwriter de profunda tradición británica, de la old school, de cuando las canciones nacían en lugares recónditos del alma, nos ofrece su quinto disco firmado en solitario.

Para este trabajo une sus fuerzas a las de un pletórico e histórico bajista y contrabajista, Danny Thompson, saltando sin aparente esfuerzo y gracias a las gráciles melodías y los bucólicos textos que recoge de sus anteriores trabajos y agrupa aquí, los cuarenta años que separan a ambos artistas. Thompson es una leyenda de su instrumento, al que lleva acariciando desde hace más de medio siglo, acompañando a referencias como Nick DrakeRichard Thomson o Alexis Korner, además de ser miembro fundador de la mítica formación folk, Pentangle.
Se produjo el milagro en los estudios de Paul Weller, Black Barn Studios, en sólo dos sesiones (lo que otorga al sonido esa sensación de directo), más un día extra en Liverpool para la introducción de las hermosas líneas de cuerda que se escuchan, que corren a cargo del Cuarteto de Cairn.
Y si, nos encontramos ante un disco recopilatorio, o más bien una revisitación que Pilgrim realiza con la compañía y sapiencia de Thompson de algunos temas incluidos en trabajos precedentes; y si bien no retuerce demasiado la esencia original, siempre acústica y tierna dentro de una evidente desnudez produccional, lo cierto es que los hace pasar por un tamiz del que estos temas salen más limpios, tal vez con más luz, y da la sensación de que se proyectan con un cierto ímpetu vital. Sea como fuese, la escucha de "The Magic strings session" es una experiencia ciertamente balsámica, que rodea los sentidos con una cualidad acariciante y de vigor creciente que parece ascender desde lo más profundo de la naturaleza humana hasta alcanzar la realidad flemática de lo corpóreo y real.
Además de las acústicas y el contrabajo, aparecen cabriolas de vientos y cuerdas, que bien tonifican o bien vivifican, para crear un espejismo pastoril y emotivo de gran intensidad, a lo que contribuye de manera definitiva la serena voz de Pilgrim.


Precioso álbum que se impregna de la tradición canora de los folkies británicos y que alcanza cotas de intensidad y belleza realmente relevantes. Encontrarán la calma que exigen los días duros y las preguntas sádicas que a veces nos asaltan, porque con aparentemente poco, este disco dice mucho, se lo aseguro.

Reseña publicada el pasado 11 de abril de 2019 en el Exile SH Magazine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario