miércoles, 3 de abril de 2019

Azkena Rock Festival 2019 - Stray Cats, amigos y recuerdos.


Ayer se completaba, tras una batería de bandas que confirmaban su asistencia, el cartel definitivo del Azkena Rock Festival 2019. Para un servidor son muchos años asistiendo al ARF, muchos recuerdos y muchos grandes conciertos que guardo en la memoria con enorme cariño; muchas risas y grandes emociones, tantas y tantas jornadas míticas, rockeras y festivas.
Sigue siendo (para mi) el festival rey de este país: por actitud y autenticidad, por señorío rockero y por mantener alejados a los de siempre. Pero este año, como ya me ha ocurrido en otras citas (en especial en la fallida de 2014), me lo estoy pensando.
Si quieren que les sea sinceros, en este momento solo tengo tres motivos de peso para acercarme a Gasteiz el próximo mes de junio, y solo uno de ellos es musical: los amigos con los que me apetece pasar unos buenos ratos en Mendizabala y en la Virgen Blanca; el cariño infinito que tengo al ARF y Stray Cats.
Vamos por partes, no pongo en duda que el viernes hay en el cartel buenas bandas: que el de B-52S puede ser un divertido bolo lleno de remembranzas de cuando muchos éramos mozos, que Lucero y Blackberry Smoke son buenas bandas sureñas, aunque los Smoke estuvieron hace tres años y las críticas fueron tibias, pero no me doy el paseo hasta Gasteiz por estos bolos (si, insisto por otras cosas). Algún grupo del viernes, les confieso que no tengo ni idea de quienes son, la verdad.
En cuanto al sábado, pues permitan que suelte una pequeña bomba: un servidor a Wilco ni le ve, ni le ha visto nunca la gracia; cierto que me gusta algún disco de la banda de Jeff Tweedy -principalmente "Summerteeth"- pero hubiese preferido la otra mitad de la escisión de los míticos Uncle Tupelo encarnada por Jay Farrar, es decir, Son Volt, que además tienen este 2019 nuevo disco.
The Cult me gustan, o al menos me gustaron en su día, pero es que es la tercera vez que vienen en menos de una década al ARF, y con la moda esa de interpretar un disco mítico del pasado, en esta ocasión "Sonic temple" (tampoco es mi favorito de ellos), me parece que esto de recordar en vivo discos de hace décadas es la mayor expresión de la decadencia, eso sí, una decadencia dorada y muy rentable.
Están en cartel Tesla, Melvins, Neko Case... buenas opciones, pero que no justifican en mi caso el viaje y el gasto (considerable) de dinero.
Además, según había leído por ahí, podía ser que Danny & The Champions of The World tocase al mediodía en La Virgen Blanca, lo que hubiese sido otro motivo de peso para hacer el viaje, pero parece que al final no será así, una pena.
No seré yo quién le diga a los organizadores (Last tour international) cómo deben gestionar sus festivales, aunque creo que en los últimos años se están disolviendo un tanto, en comparación con otros, principalmente a niveles mediáticos. Pero es que últimamente adolecen de las bandas pequeñas que hacían las delicias del personal y marcaban la diferencia con los mastodónticos e insípidos eventos de otros lares y la representación patria es mínima, ¡con lo que hay aquí!, bandas de calidad buscando un hueco de visibilidad y llenos de ilusión y actitud.
Les seré sinceros, haciendo de la perorata expuesta hasta ahora papel mojado, seguramente estaré en el ARF-2019, como todos los años, pero será, principalmente por los tres motivos señalados al principio, y volveremos a ser felices en Mendizabala...
¡Viva el Rock & Roll!!!

6 comentarios:

  1. Viernes iria. Hillybilly moon explosion son brutales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No los conozco, aunque el día que tengo pensado ir es precisamente el viernes. Gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Yo por edad ya no estoy para estos acontecimientos, prefiero salas medianas y pequeñas.De todo el cartel me apetecería Stray Cats, que nunca los he visto, por una cosa o por otra. El domingo pasado en Badalona pude ver a Danny y sus campeones, por 16 euros y no mas de 200 personas, muy buen directo.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, yo hoy en día también soy de sala pequeña, aquí el Antzoki, la Kutxa beltza, Crazy Horse, Colegio Abogados, BBK y demás. Pero he sido de festivales también, hoy solo sigo acudiendo al ARF. Este año iré al final seguro, por amigos y por Stray Cats que tampoco los he visto nunca, aunque si a Setzer en Vivo (ARF 2011) y es uno de los bolos de mi vida.
      Salud!

      Eliminar
  3. Después de un Mad Cool, la primera edición, ya tengo bastante con los macrofestivales. No vuelvo a pisar un evento de ese tipo ni aunque me inviten. Curioso como evitan la U de la banda Tropical Fuck Storm, será por eso de que no es políticamente correcto. Por cierto, es un grupo muy muy interesante, continuación de The Drones, un clásico ya de la nueva escena australiana. Muy recomendables.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco a esa banda, pero como seguro que termino en el ARF, me acercaré a su bolo y te cuento.
      Abrazos.

      Eliminar