viernes, 1 de febrero de 2019

Cuando había música en T.V. - La Bola de Cristal - Eskorbuto/Decibelios/Siniestro Total


La pasada semana murió Lolo Rico, la creadora o ideóloga de La Bola de Cristal, el mítico programa de los ochenta que a los que tenemos una edad mantuvo frente a la televisión todos los sábados por la mañana entre 1984 y 1988, aunque yo debo admitir que muchos programas los grababa porque las mañanas de los sábados jugaba a basket. (confieso también, que el último año apenas vi ningún programa).
No sé, ni he querido saber nunca cómo lucirá el programa visto hoy, treinta y pico años después, pero lo cierto es que en su época, y siempre he pensado que contra pronóstico, dió la campanada y marcó un punto de modernidad que aunque ya era habitual en muchos espacios sociales y televisivos, desde luego no había llegado a horas tan accesibles para el público más joven, e incluso infantil.
Desde luego fue creativo y puso el foco en los artistas más jóvenes, allí hicieron vídeo-clips y mini-conciertos bandas incipientes como Los Nikis o Toreros Muertos. Pero también otros más consolidados pusieron su arte en alocadas y surrealistas performance musicales, recuerdo así a bote pronto a Kiko Veneno vestido de un Frankenstein enamorado o a Loquillo sentado un un pupitre de escuela repitiendo el estribillo aquel de: 'Lo que a mi me gusta en realidad, es, es, es... es vagabundear".
Las célebres canciones del programa fueron compuestas por Nacho Cano o Santiago Auserón, y cómo no recordar a la Bruja Avería, Los Electroduendes o a Alaska como estrafalaria presentadora.
Pasarán a la historia frases hoy impensables como "¡Viva el mal, viva el capital!" que esgrimía la Bruja Avería, pero no pretendo hacer repaso del programa, siempre asociado a la dichosa y hoy sospechosa Movida Madrileña.
No obstante La Bola de Cristal fue un hito de una España que ya no existe, que quizás no existió nunca y en realidad programas como éste sólo fueron reflejos orquestados para que las miradas se fijaran en ellos mientras en la sombra se articulaba el sistema para que en lo importante nada cambiase, de aquellos lodos...
Pero creo que Lolo Rico merece un recuerdo, por tanta imaginación (al poder), osadía, música, cultura y buenos ratos en aquellos lejanos sábados matinales de los ochenta.
De todas las actuaciones y vídeo-clips que pasaron por el programa, me he decidido por los momentos más punks y menos adheridos a la Movida: Eskorbuto, Decibelios y Siniestro Total interpretando: "Os engañan", "Ningún nombre de mujer" y "Menea el Bullarengue" respectivamente.
Hasta siempre Lolo!!!



4 comentarios:

  1. Yo creo que vi todos los programas, me fascinaba. Por cierto, Eskorbuto ha envejecido mejor que nadie de aquella escena, qué brutalidad de música.

    Abrazos, Addi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eskorbuto mantiene la esencia y el mensaje con igual crudeza que en los primeros ochenta, son la banda punk por excelencia.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. hola witt, me llama mucho la atención tu comentario: "la dichosa y hoy sospechosa Movida Madrileña."... no me gusta meterme mucho en cuestionar algunos temas, sobre todo cuando se trata de cultura, pero la "movida" nunca me gustó, siempre pensé que había algo raro, algo deshonesto, igual y me equivico, pero podrías ampliar tu cometario?... saludos desde méxico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refiero a las diversas opiniones y teorías que todavía hoy se siguen vertiendo sobre el trasfondo político de La movida.
      Muchos piensan que fue una estrategia para que la sociedad pusiese el foco en las luces, los grupos y artistas, tan llamativos y coloristas, fascinados todos mientras en los despachos los políticos y sus secuaces hacían y deshacían para que nada cambiase en lo esencial. Un movimiento por lo demás neutro, formado por niños de papá que nunca inquietó a las élites al no tener ideología ni fomentar la reflexión, al contrario de lo que si hacían los grupos de rock urbano, los punks o las bandas de rock radical vasco, que eran marginados.
      Esto, que yo no digo que fuese así, no lo sé, sigue siendo una teoría que circula y que sobre la cual sigue habiendo controversia.
      Saludos.

      Eliminar