sábado, 8 de diciembre de 2018

And libros by Addison de Witt... - Haruki Murakami - "Tokio blues (Norwegian wood)


Cada año, en los prolegómenos de la asignación del nobel de literatura, el nombre de Haruki Murakami hace acto de presencia en toda suerte de quinielas. Le deseo al autor nipón que no le ocurra lo mismo que al norteamericano Philip Roth, que terminó abandonando la pelea sin recibir el galardón.
Volverá la polémica en torno a su figura, y sus detractores volverán a disparar dardos envenenados sobre él. Y sinceramente, creo que el motivo para esa animadversión por parte de mucho crítico y cierto sector de la prensa especializada, es ni más ni menos que Murakami vende, vende mucho y ha tenido la osadía de traspasar fronteras e idiomas con sus novelas, ya saben, hay eruditos que no soportan que todo el mundo sea capaz de leer (o escuchar, o visionar) lo mismo que ellos, les hace sentirse poca élite, y claro, cargan contra ello.
Digo esto, porque Murakami es un escritor magnífico, independientemente de que le den el jodido Nobel, que a mi me da igual.
Su salto definitivo a la fama, a las listas de las librerías y a que sus obras se conviertan en regalos navideños , lo dió con la novela de 1987 "Tokio blues (Norwegian wood)".
En este relato, Murakami nos cuenta los avatares de un joven (Toru Watanabe) que se ve enredado en un triángulo amoroso mientras vive en un colegio mayor en Tokio, cuando estudia una carrera que no le llena.
Nos dibuja un perfil de la juventud en plena búsqueda de identidad, de las dudas y miedos, de los prejuicios y las pérdidas que implica madurar. Con una prosa de vertiginosa fluidez, los personajes se suceden dibujados en claro oscuro, van y vienen y dejan poso. Amor, sexo, amistad, perdida, muerte, son los elementos con los que se cuece este blues.
La irrupción del sexo desprovisto de amor es tratado de manera grandiosa, definiendo magníficamente la sensación de vacío que habitualmente acompaña a ciertos encuentros nebulosos y etílicos. El equilibrio emocional, la seguridad económica, la frustración y los sueños, todo aparece entre las idas y venidas de personajes y los encuentros con compañeros de habitación, amigos de juergas y las dos mujeres de las que Tori cree estar enamorado: Midori y Naoko.
Se reflejan en el relato diversos aspectos de la sociedad nipona como el alcoholismo o el suicidio, de forma dramática y lírica.
La pérdida de la razón y las heridas del pasado pueden llevar a estados de colapso que den lugar a situaciones extremas que pueden ser sorteadas de diferentes maneras, en este sentido la aparición de Reiko Ishida es la luz al final del túnel, la razón dentro de la sinrazón y la música que cura almas, o lo intenta, su canción favorita: "Norwegian Wood" de The Beatles es el leitmotiv que marcará los recuerdos de un adulto Watanabe en un aereopuerto.
"Tokio blues" es un conmovedor relato sobre el oficio y batalla de hacerse mayor, en clave de nostalgia y carente de elementos épicos, sólo recuerdos incrustados.

4 comentarios:

  1. hola witt... Murakami es buen escritor (te lo digo yo que procuro leerme un libro por semana, y luego explico por qué lo comento), así, La caza del carnero salvaje se me hizo un libro cuasiperfecto, pero El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas fue toruoso y lo dejé a la mitad (cosa que no hago, por ello comentaba mi manía por leer) y así te puedo decir de varios títulos más... la virtud de Murakami es la originalidad de sus historias, pero su defecto es ser hijo putativo de García Márquez no solo en la añoranza de algunos personajes en sus historias sino en la desgastante obsesión descriptivs de la que luego abusa... "Tokio blues(Norwegian wood)" lo he tenido muchas veces en mis manos y siempre termino por no comprarlo, quizá ahora con tu entrada me anime, pero para serte sincero yo no le deaba el nóbel de literatura al Muriakami: no solo no tiene una extensa producción literaria sino que tampoco adquirió un estilo que lo caracterice... pero mira, si ya hicieron la putada de dárselo a Bob Dylan, ya podemos esperar todo... saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo personalmente paso de premios, quiero decir que no tengo fe en ellos, no creo que se otorguen por merecimientos y si por estrategias y politiqueos.
      "Tokio blues" es una novel a diferente a lo que es habitual en Murakami, te la recomiendo, verás que no tiene nada que ver con la que citas, aunque confieso que ésa no la he leído.
      Yo también soy un lector voraz desde niño. Y como en la música nos entregamos a la conexión.
      Gracias por tu aportación amigo.
      Salud.

      Eliminar
  2. Lo leí hace años y me gustó muchísimo. Murakami gusta en el hogar nikochiano, pero tiene algún libro que he dejado a medias... Otros como 1Q84 no convencieron. Concretamente "Tokyo Blues" es sensacional, de empezar por alguno de Murakami sin duda iría a por este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que es el mejor para empezar. Alguna novela no llega al nivel máximo de otras referencias como La caza del carnero salvaje, Kafka en la orilla o Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, pero ésto es aplicable a otros grandes escritores.
      Abrazos.

      Eliminar