viernes, 5 de octubre de 2018

Cheap Trick - "S/T" (1997) - Mis discos de los noventa.


Con "Dream Police" (1979) el cuarteto norteamericano Cheap Trick cerraba una primera época gloriosa en la que obtuvieron importantes ventas y dejaron como legado cuatro excepcionales discos.
Con la llegada de los años ochenta, Cheap Trick sufrió esa especie de síndrome que aquejó a tantas bandas que triunfaron en las décadas de los setenta y sesenta, y las cosas empezaron a torcerse.
Así fueron despachando discos en los que la banda parecía perder la esencia de su sonido para refugiarse en sonidos AOR y pop-rock que no terminaban de convencer a sus antiguos seguidores. El gran bajista Tom Petersson dejaba la banda para volver años después, definitivamente las cosas no eran como antaño a pesar de algún éxito esporádico, como el tema de 1988 "The flame" o de contar con la colaboración en tareas de producción de nombres tan prestigiosos como los de George Martin o Todd Rundgren.
Como ocurrió con otros nombres icónicos de la historia del rock, los noventa parecen reactivar también a Cheap Trick, que tras un disfrutable "Woke up with a monster" (1994), de nuevo con Petersson en la formación, en el que se notaba una sensible recuperación, llega en 1997 el magnífico "Cheap Trick".


La prueba más irrefutable de que con este álbum la banda pretendía volver a los sonidos y sensaciones de los viejos tiempos, es que deciden bautizar el trabajo con el nombre del grupo, como también hicieron con su grandioso debut, exactamente veinte años atrás.
En este trabajo, grabado en el sello independiente Red Ant Records, vuelven las energéticas composiciones de ese genio creativo llamado Rick Nielsen, y con ellas el nutritivo cóctel que caracteriza las grandes obras del grupo que combina power-pop con rock pionero, las mimadas melodías propias del pop de la invasión británica e incluso algunas gotas de hard-rock y glam.
Vuelven a seducir y excitar al oyente con una colección de temas en los que respiran libres y poderosas influencias de referentes como The Kinks, The Beatles, The Who, The Move, CreamKiss o The Rolling Stones entre otros.
La poderosa y seductora voz de Robin Zander, 'El hombre de las mil voces', sigue sonando como lo que es: una de las más radiantes de la historia de este invento; y la base rítmica formada por los estupendos Bun E. Carlos y Tom Petersson imprimen los latidos y el vigor necesario para soportar las incendiarias guitarras de Nielsen, auténtica seña de identidad del grupo junto a la impagable voz de Zander.
El cancionero es un ecléctico derroche de proteínas sónicas y vocales, con los imaginativos riffs de otros tiempos y melodías que enganchan y se adhieren al cerebro, no hay un segundo de tregua y el disfrute es absoluto.
Así lo demuestran en temas como las de evidente influencia Who: "Hard to tell" y "Eight miles low", dos auténticas píldoras de nitroglicerina.



Por no hablar de brillantes piezas pop de esencia sesentera como: "Carnival game"; poderosas piezas de power-pop pletórico de guitarras y coros como "Anytime" o "Say goodbye", la beatlemana y sublime "You let a lotta people down" en la que la voz de Zander demuestra el porqué de su infinita reputación como cantante; el frenético tema punkarra "Baby no more"; el galopante y stoniano rock and roll de "wrong all along" o la balada con arreglos de cuerda titulada "Shelter"...
Esto y mucho más se arremolina en el tracklist de "Cheap Trick", la vuelta a los grandes discos de la grandiosa y nunca suficientemente valorada formación de Illinois, que hoy recuerdo aquí por dejar en 1997 uno de mis discos inmortales de los noventa.

2 comentarios:

  1. Buen disco, pero me quedo con el anterior que comentas Woke monster, aunque es un poco grunge por momentos.Tras su Dream Police, para mi hicieron otro gran trabajo(pero inferior a los anteriores) como fue All Shook up.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. All shook up mantiene el tipo, es cierto, aunque me parece claramente inferior a los cuatro primeros. También me gusta Woke up with a monster, se notan los nuevos tiempos.
      Saludos.

      Eliminar