martes, 30 de octubre de 2018

Carolina Otero & Mike Grau - "Superfruit" (2018)


"La unión hace la fuerza", esta expresión mil veces repetida no es, y no por falta de sentido común en su más intrínseca significación, el motivo (o eso creo yo) que ha llevado a Carolina Otero (Carolina Otero & The Someone elses, Carolina & Lil' Knife) y a Mike Grau (Mad Robot, Furious Planet) a unir sus fuerzas y talentos para facturar estas ocho canciones y empaquetarlas en un trabajo denominado "Superfruit".
Digo que no se han regido bajo la consejera literatura popular por un motivo obvio: desde hace tiempo que ambos colaboran musicalmente, llegando al punto de que en no pocas ocasiones, su participación es en reciprocidad, habitual y sin duda venturosa.
Pero en esta ocasión firman el disco con sus propios nombres, y lo mismo ocurre con las ocho canciones que lo forman, bueno con siete, pues no les tiembla el pulso para despedir el disco versionando "Lovesong", el tema de The Cure que el dúo consigue hacer suyo, logrando que suene de manera coherente con el resto del álbum y que al tiempo no pierda la esencia del original.
Se graba el artefacto en The Room, lugar donde Mike Grau hace sus maldades; Carolina pone la voz y entre los dos hacen rugir las guitarras, también mezclan y producen; un auténtico DIY (Do It Yourself), pero que ya querrían muchos con mayor apoyo económico y mediático acercarse a los resultados musicales, sónicos y de composición que alcanza este "Superfruit".


Porque el disco tiene su fuerte, como debe ser, en las canciones. Y también por supuesto en la interpretación y personalidad de las mismas. Un rock de guitarras, encendida base rítmica y unas melodías más que adherentes, con primorosos estribillos y un poso sónico que recuerda a los noventa sin ser (ni pretenderlo) revival de nada, pero aceptando las influencias (Sonic Youth, Pavement), música alternativa, intuitiva e independiente que suena a lo que los autores quieren, y suena como un tiro.
Hay un baño pop que sienta genial a la furia de los arranques eléctricos y una empeñada sutilidad en la voz, a pesar de golpear con distorsiones industriales que se mezclan con bajos burbujeantes en el tema que abre fuego: "Night wolves".
El riff de "Tied to you" engancha y hace de hilo conductor de todo el tema que estalla en un estribillo perfecto, una de las joyas del elepé que en directo será un punto álgido.
También "Badtimes" contiene pegamento melódico, lo que hace que la canción se filtre por las fibras y no abandone al oyente, aquí se entiende esa película pop que tiene el disco mejor que en otros temas, también excelente.
"Grey" es un tema que encaja mucho conmigo, lo confieso, ese rock de nebulosas guitarras y bajos que reptan con un cierto aire artificial es muy de mi línea, y lo mismo debo decir de "Our way" que incorpora unos sintetizadores, un tema que me recuerda mucho a Mad Robot, cosa que en modo alguno es algo negativo.



La oscura y corrosiva "Boy" que recuerda al grunge más primigenio y la más sedosa "Gravity" parecen jugar al gato y al ratón, contradiciendose sónicamente la una a la otra, pero consiguiendo su lugar dentro de la excelencia que domina el disco.
El mentado cover de The Cure finiquita un disco que sin duda será de lo mejor que se ha producido en la piel de toro durante este año: equilibrado, variado dentro de una tónica general, con personalidad, matices y estupendas canciones...
Por fortuna sigue habiendo gente que quiere, sobre todo, hacer música, y si pueden y les dejan, tocarla en vivo, y nos nutren de canciones, discos y bolos. Los suficientes seguiremos disfrutando de productos nuevos y de calidad gracias a artistas como Carolina Otero y Mike Grau.

Spotify donde escuchar Superfruit: https://open.spotify.com/album/4fkSe6386TTC40o30NNREE

1 comentario:

  1. Una pregunta, ¿por qué este disco está etiquetado como "Discos en la Lengua de Cervantes"?.
    Nada; me aburría. Un saludo.

    Gracias.

    ResponderEliminar