jueves, 20 de septiembre de 2018

La docena de doce de... Paul McCartney en The Beatles


Paul McCartney tiene nuevo disco en la calle desde hace pocos días, "Egypt station", y claro, el follón ya está montado. Como pasa casi siempre, unos tiran a un lado y otros a otro, en cierta manera es lo habitual entre musiqueros con respecto a los discos de Macca.
En lo que si coinciden todos es en el impresionante legado de Paul en su etapa Beatle. Así que se me ha ocurrido dedicar una docena de doce a los temas que McCartney compuso y dejó para la posteridad durante los años en que los Fab Four cambiaron en parte la historia de la música, y desde luego las vidas de muchos y muchas.
Son muchas las obras incuestionables de Paul, y yo sólo puedo elegir doce, que serán sin duda una aproximación susceptible de cambios según la ventolera y el pie con que uno se levante. Me imagino que habrá opiniones dispares entre los fans.
Vamos a ver que os parece la selección:


1. "Here, there and everywhere" ("Revolver", 1966).

Una de las canciones que descubrí con apenas doce años en el disco de Macca, "Give my reggards to Broad Street". Lo cierto es que no sabía entonces que era una canción de The Beatles. Con los años es un tema que siempre me ha acompañado y que ha ido ganando en estima para mi, si no es mi favorita, seguro que es la más querida para un servidor.




2. "Yesterday" ("Help", 1965).

Si, ya lo sé, está tan machacada que casi ha perdido su esencia, es muy difícil ponerse en el instante en el que uno la escuchó por primera vez, pero yo lo recuerdo bien, fue también en "Give my reggards to Broad Street", fue tan intensa la sensación de belleza y sencillez que por eso siempre pensaré que es una de las más hermosas canciones de la historia.




3. "For no one" ("Revolver", 1966).

Otra que descubrí en el disco de Macca de 1984. Era la canción favorita de una novia que tuve cuando era muy, muy joven. Como el recuerdo es tan genial, siempre ha sido una de mis canciones más especiales, pero además es una maravilla melódicamente. Siempre una favorita.




4. "I saw her standing there" ("Please, please me", 1963).

Durante años, Macca fue catalogado como un baladista casi en exclusiva. Desde luego este mantra no es cierto, y con el tiempo se ha ido difuminando; y precisamente canciones como ésta demuestran que nunca fue cierto. En mi opinión no es sólo el mejor rock and roll que ha compuesto Paul, es el mejor rock and roll de The Beatles, una obra maestra sin ninguna duda.




5. "Eleanor Rigby" ("Revolver", 1966).

Una obra maestra más que descubrí en la pubertad gracias al elepé de marras. La sección de cuerda que acompaña a uno de los cantos a la soledad más rotundos y enigmáticos que se han compuesto jamás, es la nota definitiva que convierte a un tema grandioso en una obra imprescindible. Un tema muy Paul McCartney.




6. "Your mother should know" ("Magical Mystery tour", 1967).

Una debilidad personal, lo reconozco. La descubrí en el recopilatorio editado para el mercado latino "Por siempre Beatles". Macca compone esta canción inspirándose en alguna de sus disciplinas favoritas: el vodevil y el music hall. Un tema humorístico y con una melodía que engancha y rebosa encanto, desde la primera vez que la escuché me conquistó y no podía faltar en esta docena de doce.




7. "Sgt. Pepper's lonely hearts club band" ("Sgt. Pepper's lonely hearts club band", 1967).

Todos sabemos que este tema estaba llamado a ser el inicio de un disco temático, no fue así pero no importa. Finalmente abrió un disco icónico e imprescindible. Un rock en el que la garganta de Macca parece portar arena, riffs inolvidables y contagiosos que propiciaron que el propio Hendrix la tocase en sus directos. Otra obra maestra.




8. "Let it be" ("Let it be", 1970).

Otro tema de belleza infinita al que le ocurre algo parecido a lo comentado con "Yesterday", demasiado repetida en radios y TVs de todo el mundo. De todas maneras es una balada mítica y en directo siempre la he sentido de una manera muy especial, tiene esa esencia de tristeza al relacionarse en ocasiones con el final.




9. "The fool on the hill" ("Magical Mystery Tour", 1967).

Esta preciosa canción la compuso Paul durante unas vacaciones, fue un single inédito que vivía en 'tierra de nadie' y que como otras famosas canciones finalmente fue añadida al tracklist del "Magical".
Es otra canción que escuché de adolescente una y mil veces en un casette del disco "Por siempre Beatles" que aún conservo, y que es posible que sea el disco de The Beatles que más veces he escuchado, a pesar de no ser un disco oficial, sino una recopilación aparecida en Argentina en 1971.




10. "Day tripper" ("Por siempre beatles", 1965/1971").

Otro rock and roll que me hinché a escuchar en aquella cinta de mi adolescencia. La linea de guitarra es brutal y adictiva. El tema fue grabado en las sesiones de "Rubber soul" aunque no fue incluido en aquél disco y pasó a ser cara B del single, también compuesto por Paul, "We can work it out".




 11. "She's leaving home" ("Sgt. Pepper's lonely hearts club band", 1967).

Una delicia de tema, barroco y orquestal, con un texto inspirado en una noticia que Paul leyó en un periódico sobre la desaparición de una joven. El trabajo de George Martin a posteriori es de absoluta excepción, con una riqueza instrumental sublime, destacando un arpa inolvidable y unos coros de absoluta delicia, una autentica obra de orfebrería.




12. "I've just seen a face" ("Help", 1965).

The Beatles se encontraban bajo la influencia de Dylan en aquél mágico 1965. Temas como "You've got to hide your love away" de John y esta breve pero intensa copla folk de Paul lo demuestran. Sutil y ligera canción que cuenta con una ágil y encantadora interpretación vocal por parte de Macca. Una favorita para terminar esta docena de doce.



No hay comentarios:

Publicar un comentario