sábado, 18 de agosto de 2018

La docena de doce de... películas de Billy Wilder.



Vamos con una docena de doce cinematográfica. Como no sólo de rock vive el hombre y uno es cinéfilo de toda la vida, aunque en la actualidad no ejerza demasiado, me ha parecido preceptivo hacer una lista veraniega de la docena de doce sobre alguno de mis realizadores favoritos de la cosa esta del cine.
Y uno de mis más admirados directores y sobre todo guionistas es, sin lugar a dudas, el austriaco Billy Wilder. Autor de innumerables obras magnas que han pasado a la historia del séptimo arte, y autor de unos cuantos guiones que dejó en manos de otros realizadores y que se convirtieron así mismo en películas inolvidables, va a ser el primero, que no el último, en protagonizar la docena de doce de películas. Vamos a ver que les parece.

1. "Perdición" ("Double indemnity", 1944). 


Tremendo clásico del cine negro, guión perfecto obra del propio Wilder y del gran Raymond Chandler, con frases inapelables "¿quién iba pensar que el asesinato podía oler a madreselva...". La lujuria y el asesinato se retuercen en la entrepierna de Fred McMurray, la sensualidad más lasciva en el tobillo de Barbara Stanwick, el instinto del sabueso en el estómago del gran Edward G. Robinson. Obra maestra.


2. "El apartamento" ("The apartament", 1960).


Una de mis comedias favoritas del mundo mundial, una de las chicas más encarecida y sutilmente sexys de la historia del cine, metida en su ascensor y en un enredo sentimental que la oprime, un tipo que por enamoradizo te conquista, a pesar de ser en realidad un sucio trepa, una historia de amor y de perdedores, un guión perfecto, inapelable. Otra obra maestra.


3. "El gran carnaval" ("Ace in the hole" 1954).


Seguimos con otra obra maestra. En esta ocasión un film que no obtuvo el enorme éxito de las precedentes, de hecho sigue siendo una cinta que mucha gente no conoce, y eso que su argumento está tan de actualidad o más en este tiempo que en los años cincuenta, cuando fue rodada. El mejor Kirk Douglas (que siempre he pensado que su perfil es de 'malo') y una historia espeluznante sobre el tratamiento que la prensa carroñera da a ciertos acontecimientos.


4. "Con faldas y a lo loco" ("Some like it hot", 1959).


Otra comedia sublime es ésta. Repleta de momentos inolvidables, míticos y con la frase final más recordada de todos los tiempos, se trata de otra obra maestra sin paliativos. Guión perfecto, interpretaciones rotundas e histriónicas de Jack Lemmon y Tony Curtis, la presencia seductora de la bobalicona Marilyn Monroe y un grupo de mafiosos persiguiendo a dos músicos que se han escondido en una orquesta de señoritas, se monta un buen sarao.


5.  "El crepúsculo de los dioses" ("Sunset Boulevard, 1950).


Más obras maestras del cine. Y ésta en concreto hablando del cine, sacando alguna de las miserias del interior de los estudios. Le granjeo no pocos problemas a Wilder esta película, problemas con la industria y con los estudios Paramount para los que había trabajado hasta entonces. Nostálgica y trágica, la caída de una diosa del cine mudo encarnada por Gloria Swanson, que se niega a aceptar la realidad de que ya no es una estrella sino una supernova, el impecable William Holden y guiños a las estrellas del cine mudo.


6. "Testigo de cargo" ("Witness for the prosecution", 1957).


Un relato corto y no demasiado significativo dentro de la obra literaria de Agatha Christie se convierte en manos de Wilder en una enrevesada trama policíaca en torno al presunto asesinato de una viuda, cometido por el libertino Tyrone Power, para cobrar una suculenta herencia. El perfecto sospechoso se pone en manos del prestigioso abogado Sir Wilfrid Roberts, un estratosférico Charles Laughton que pone en práctica toda su sapiencia para sacar del enredo a su cliente, al tiempo que esquiva la pegajosa profesionalidad de su enfermera. Obra maestra total.


7. "Primera plana" ("The front page", 1974).


Una de las más fantásticas versiones de un guión que según algunos cinéfilos es el más perfecto de la historia. Acepto que me gusta más la anterior de Howard Hawks, pero ésta es hilarante y magnífica, con esa pareja sin igual que formaron Jack Lemmon y Walter Matthau y con una de las primeras apariciones de Susan Sarandon.


8. "Días sin huella" ("The lost weekend", 1945).


Tremebundo y oscuro drama social en torno al problema del alcoholismo, la secuencia del paso del tiempo marcado con los círculos de alcohol que dejan los sucesivos vasos sobre la barra y una máquina de escribir son argumentos que explican el inmenso cineasta que fue Wilder, si a esto unimos las excelentes interpretaciones tanto de Ray Milland como de Jane Wyman, tenemos que rendirnos ante la realidad de que éste es un grandioso film.


9. "En bandeja de plata" ("The fortune cookie", 1967).


Otra película magnífica, otra comedia y una prueba más de la capacidad de Wilder para acometer historias adheridas a la vida real y hacerlo de manera pionera y totalmente realista, al tiempo de disparatada dentro de una verosimilitud sorprendente. Nuevamente la pareja Lemmon/Matthau funciona como un tiro, cada uno en su papel. Imprescindible.


10. "Uno, dos, tres" ("One, two, three", 1961).


Igualmente imprescindible me parece la vertiginosa "Uno, dos, tres", según muchos la película más rápida de la historia. En tono burlón acomete con absoluta ironía, en incluso sátira la guerra fría y nos coloca ante la disparatada historia de un ejecutivo de Coca-cola en Berlín, allí su hija se enamora de un muchacho del lado comunista, todo es un absoluto delirio, con James Cagney arrasando en su faceta cómica. Grandiosa.


11. "Berlín occidente" ("A foreign affair", 1948).


Otra de las películas menos conocidas de Wilder es ésta. Una historia nuevamente de la postguerra, la ayuda americana a la reconstrucción de Alemania y la confrontación entre el estricto proceder de una congresista por Iowa, (Jean Arthur) y el amor. Inolvidable escena de Marlene Dietrich cantando con voz aguardentosa y algún momento surrealista (dentro y fuera de la película) con Jean Arthur.


12. "La vida privada de Sherlock Holmes" (The private life of Sherlock Holmes", 1970).


Una de las películas más infravaloradas de Wilder, y tan extraordinaria como muchas otras es ésta. Una visión muy 'Wilder' de Holmes. Un retrato del personaje más humano y privado, un ejemplo de dominio del lenguaje narrativo en el cine y un guión magnífico de Wilder y I.A.L. Diamond. En su día fue un fracaso total, pero hoy se revisita con sorpresa porque es muy buena, de hecho estoy pensando que igual la he puesto demasiado abajo.

7 comentarios:

  1. Excepto "Testigo de cargo", que me parece muy floja (aunque sé que a Guzz y a ti os encanta), una lista maravillosa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo puedo creer, jeje. Si a mi "Testigo de Cargo" me parece una joya. Y alguna más que podría entrar entre las elegidas.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. Sí que podría entrar alguna más, pero habida cuenta el artista me parece de lo más razonable y medido tu listado... "Witness", por otro lado, es mi film predilecto suyo y un inamovible en mi top de siempre de esto del cine por casi incontables razones. Lo de Gonzalo es pura maldad y se aprovecha de que a él no le podemos guardar rencor ni entrenando... Porque esto clama venganza y de las gordas, está claro.
      Abrazo a ambos dos.

      Eliminar
  2. La unica que no he visto es Berlin occidente, las otras son unas joyas y con respecto a Testigo de cargo, a mi parecer, la peli supera la novela de Agatha Christie.
    Salud amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Berlin occidente" es una debilidad personal, no estoy seguro de que sea del mismo nivel, pero a mi me gusta mucho, me encanta Jean Arthur.
      Salud.

      Eliminar
  3. En mi caso he visto todas las de la lista, (pues Wilder es mi director favorito). Una filmografía que tiene de todo o casi. Un mago en cada género que tocó. Una de mis comedias favoritas de la historia(y que reconozco que no es de las top), es La tentación vive arriba.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que "La tentación vive arriba" está muy bien. Como sólo son doce pues no entran todas pero Wilder es sin duda uno de los más grandes.
      Saludos.

      Eliminar