jueves, 12 de julio de 2018

La docena de doce de ... 1978 (discos).


Seguimos dando caña a las listas de la docena de doce que tan típicas son en esta casa durante la temporada estival. En esta ocasión, y aprovechando que hace cuarenta años era 1978, nos vamos a dar el largo de elegir una docena de favoritos de aquella añada en formato largo, osea los doce elepés de 1978 favoritos de Addi.
Como siempre digo, la selección es aproximada y los puestos de la misma son perfectamente intercambiables, pues si bien no es el mejor curso de los setenta, no estuvo nada mal.
Vamos a ello.

1. The Rolling Stones - "Some girls"



La última obra maestra de sus satánicas majestades, su disco más sucio y underground, el que respira mayores cotas de marginalidad y corrosión. El último estertor de la juventud antes de caer en las garras de Peter Pan y su famoso síndrome.


2. Bruce Springsteen - "Darkness on the edge of town"


Mi favorito de Bruce, el que concentra de manera más absoluta su mundo, el que está más a flor de piel de muchos de los que fuimos moldeados por el universo rock ciudadano, la carretera, las habitaciones vacías y la amargura, la madrugada de insomnio y la mirada a un futuro incierto.


3. Lou Reed - "Street hassle"



El underground huyendo de los escenarios más grotescos para ocultarse en ecos de Ramones e incluso de glam, pero crudo y barriobajero, nocturno y arrebatado. Un favorito que pasó -y pasa- demasiado desapercibido.


4. Big Star - "Third-sister/lovers"


Último episodio del periplo de Big Star por la perpetuación de su obra como Santo Grial del pop y el powerpop de armonías y melodías, el último vértice del triángulo que encierra las más rotundas influencias de la historia de la artesanía musical.


5. Albert Collins - "Ice picking"


Uno de mis artefactos de blues favoritos del mundo mundial. La telecaster de Collins suena como un elemento de pecado y lujuria, misterio y solemnidad, un disco muy adictivo.


6. Cheap Trick - "Heaven tonight"


El tercer larga duración de la cuadrilla liderada por el loco Rick Nielsen es mi favorito. Con el típico eclecticismo de los Cheap Trick que aborda influencias del pop de la invasión británica, el rock primigenio e incluso el hard rock. El resultado: frenético powerpop.


7. The Only Ones - "S/T"


Disco perfecto del entonces lozano Peter Perrett, pelotazo en la línea de flotación de los sellos que se empeñan en etiquetar la música. Aquí la mezcolanza es tal que los tiros estilístico son un auténtico fuego cruzado, un disco indescriptible e inmortal.


8. The Saints - "Eternally yours"


Sumergidos en plena eclosión de sonidos punk, desde Australia llega la nota de distinción dentro del caos sónico imperante. Segundo elepé de The Saints con reminiscencias sónicas que van más allá del sonido de Satán y de los pubs poblados de pulgas. Imprescindible.


9. Tom Waits - "Blue Valantine"


Nocturno y reptante, poético y maldito; subyugante y frágil; así se muestra Waits en su quinto disco de estudio, como un ente en plena búsqueda de si mismo, entre efluvios malignos y esperanzas bondadosas.


10. Johnny Thunders - "So alone"


Primer y rotundo alarido de Johnny Thunders, maldito y bohemio, lírico y furioso, romántico y provocador. Fusión de rock, blues, punk... y mucha actitud y ganas de ir por libre, de hacer poesía pasando de los poetas.


11. Ramones - "Road to ruin"


Himno tras himno, impulso y reacción, eran tiempos de prevaricar con la existencia propia y los neoyorquinos lo supieron hacer y contar mejor que nadie, a golpe de rock, punk, pop y surf. Uno de sus discos más inflamables.


12. Burning - "Madrid"


No se puede ser más fiel a las premisas del rock and roll suburbial y asfáltico que aquí, en La elipa, el barrio de Burning. Cantan a su mundo y a sus personajes, marginales y macarras, pero enamorados y perdedores. Chorizos en fuga y corazones rotos y pegados con alcohol y besos de chonis... Burning.

6 comentarios:

  1. Gran selección!! Pero como no hay 12 sin 13...ahi falta el "At Yankee Stadium" de los NRBQ, con sus también 13 temas increíbles y por encima de todos ellos esa pequeña joya que abre la cara B, I WANT YOU BAD, himno porque el matarían centenares de bandas por componer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recordé este discón, que efectivamente hubiese podido tener un hueco en la lista, pero como alguno más de aquel año.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  2. uff nunca se los años de los discos pero aqui hay 3 q estarian en mi lista de discxos de siempre Saints, Only Ones Y Bruce

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi favorito de Bruce fijo, pero el de Saits y Only Ones son tremendos, uy adscritos a aquella época pero inmotales.
      Saludos.

      Eliminar
  3. La verdad es que es un año lleno de discos soberbios. De la facción guitarrera y contundente (que ya sabe usted que me va mucho) adoro "Bloodbrothers", "Powerage", "Photo-Finish" y "Van Halen". Y, aunque los echo en falta, tu lista es impecable. Eso sí, el de Collins no lo he escuchado (queda apuntadísimo) y con los Only Ones nunca me he puesto, pecado que espero remediar.

    Abrazos, Addi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto ACDC como Gallagher estuvieron a punto de entrar, pero como sólo caben doce... El de Albert Collins te encantará, te lo aseguro, una maravilla del blues.
      Abrazos.

      Eliminar