jueves, 17 de mayo de 2018

Los Brincos - "Contrabando" (1968).


Me imagino, que la salida de Juan Pardo y Antonio Morales 'Junior' de Los Brincos volcaría océanos de tinta sobre las publicaciones de la época. En cualquier caso, la banda de Fernando Arbex no detuvo su andadura tras este percance y continuó grabando y publicando discos, con las nuevas incorporaciones de Vicente Ramírez y Ricky Morales (hermano de Junior) como nuevos guitarristas.
En el precedente disco del cuarteto, "Brincos II", habían aparecido las primeras discrepancias entre Arbex por un lado y Pardo y Junior por otro, la salida del grupo de los segundos consolidó el liderazgo de el primero, y esto se notó en el siguiente disco: "Contrabando", grabado en 1968, primero sin Juan Pardo y Junior y del que vamos a hablar un poco si no les parece mal.
Para "Contrabando" Arbex contó con la producción de Larry Page (The Kinks), y consiguió meter en un mismo saco todas las influencias que alimentaban su ideología sónica, así logró sacudirse el mantra de grupo jangle-pop adherido al sonido Merseybeat, con íntima relación estilística con los Beatles.
Si bien esta afirmación no era del todo justa antes de "Contrabando", pues en los primeros discos ya se pueden recoger esencia garajeras o sonidos revestidos de actitud más rockera o stoniana, a partir de este elepé, ya son absolutamente fuera de lugar.
En este elepé se aprecian influencias mucho más diversas: The KinksThe Byrds, The Who, The Rolling Stones, The Yardbirds ejercen su influjo sobre estas canciones, e incluso viajan hasta la lejana California para aportar sonidos costa oeste en la onda de The Turtles.


Es por todo ello, que según este escriba, "Contrabando" es el disco más redondo y equilibrado de Los Brincos, evidentemente la calidad de las canciones hacen que todo esto sea posible, pero en este apartado tampoco encuentro motivos de polémica.
Temas, hoy clásicos del repertorio pop-rock español como "Lola", mega-éxito de insobornable melodía y sutiles arreglos de viento que le dan un cierto aire fronterizo refrendan lo que digo.
Pero además nos encontramos pinceladas psicodélicas en la producción de "Pequeño pájaro" y especialmente en "Contrabando".
Golosinas jangle como "Rápidamente" demuestran su capacidad para gestar joyas melódicas y ligeras; el espíritu hippy aparece en "Un mundo diferente" y el mod de los primeros Who en "Big Tentation". Hablando de The Who, es obligatorio referir la denuncia que interpuso Pete Thownshend contra el grupo por supuesto plagio en el tema "The train", lo cierto es que mantiene una evidente similitud con la canción del cuarteto londinense "Subtitute".
"Soy como quiero" y "Nunca cambiarás" son excepcionales canciones pop y con "So good to dance" aportan una ácida visión de un garaje blues al estilo Yardbirds.
Además de la exitosa "Pasaporte", no podemos olvidarnos de la magnífica y mítica "Nadie te quiere ya", auténtico mega-temazo de rotunda base guitarrera que nos retrotrae a los Kinks más aguerridos y con impagable aportación de vientos, grandiosa.



Me apetecía recordar a la banda de Fernando Arbex, un tipo, que si España fuese un país normal (no lo es), sería patrimonio cultural de la nación y su consideración como maestro sería cósmica (que aquí se le llama maestro a cada uno...), un genio cuyo legado va más allá de la música, pues su influencia como líder de una banda es incuestionable.
Uno de los grandes elepés de la historia de este país, porque aquí se hacía música antes de La Movida.

3 comentarios:

  1. Precisamente el otro día me estuve haciendo un recopilatorio para el coche con temas de Los Brincos, Lone Star y Los Salvajes. Tienes razón España en cuanto a la música (y otras cosas) no es un país normal. Lo que se hizo a finales de los '60 y principio de los '70 ha quedado en el olvido.
    Salud socio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente, fíjate, has recopilado temas de tres bandas que en UK serían tratadas como deidades, aquí ni un triste recuerdo, y como me apures incluso menospreciadas con respecto a otros grupos y artistas (los de siempre).
      Salud.

      Eliminar
  2. Gran clásico nacional, aunque me gusta más el anterior. Abrazos.

    ResponderEliminar