viernes, 13 de abril de 2018

The Miracle Workers - "Inside out" (1985)


A veces el ritmo de publicación de las novedades discográficas es insoportable. Algunos días te detienes a repasar los discos que se cruzan en tu camino y no te queda más remedio que rendirte a la evidencia de que si tu deseo es escuchar cada referencia como es debido, el tiempo no dá.
Si encima te gusta, como es mi caso, pinchar discos 'de los de toda la vida', el problema se convierte en un homérico propósito o directamente en una utopía en toda regla.
Así que de vez en cuando me gusta desconectar del hoy y sumergirme en el ayer, o mejor dicho, en el siempre.
El paso por Bilbao de The Smoggers la pasada semana santa me ha llevado a la senda, obvia por otra parte, del recuerdo de los sonidos de garaje-rock clásicos e inmortales, la remembranza a los efluvios herméticos del garaje revival ochentero que tuvo su casa y factoría en el mítico sello Voxx Records.
Aquellas respuestas suburbiales y gariteras, de sonidos LO-FI y atmósfera de local de ensayo que desde la más irrebatible actitud metropolitana luchaba contra las embestidas a base de rock artificial y sintetizado, música chicle y cantantes de plástico, hombreras y pelos cardados, con que la industria y la MTV bombardeaban a los más estoicos paladines de los sonidos puros y contestatarios.
Así que me he acercado a la estantería y extraído una vieja referencia de 1985, nada más y nada menos que el debut en larga duración de la banda de Portlan (Oregon) The Miracle Workers, que llevó y lleva por título "Inside out".


La exultante actitud del disco se recoge en trece cortes, doce más un bombazo cargado de verismo sónico y urbano, conseguido en base a guitarras corrosivas, fuzzs y ritmos descarados, teclas difusas y una forma de hacer entre el nihilismo y la antipatía creativa, el conjunto rezuma libertad y audacia.
Grabado en dos días y con la impagable aportación del ingeniero Gary Bomb, que sugirió mezclas que aumentaron la agresividad que ya de por si tenían los temas desde la primera grabación en estudio, en riguroso directo y sin apenas repetir tomas.
Las canciones son de composición propia, con la excepción de la impresionante "Hey little girl", espasmódica versión de un tema de The Barbarians, que en opinión de este escriba mejoran con un infectado sonido de fuzz y órgano.
Pero desde el primer instante The Miracle Workers dejan claras sus lascivas intenciones con la hierática actitud de su mítico cantante Gerry Mohr, quien abandera el espíritu que dominará sobre el estilo del grupo desde "Go now" que abre con irresistible fiereza el elepé.
Se incorporan teclas y espirales genuinamente garajeras y sixties en "That ain't me", "Love has no time", "I'll walk away""One step closer to you", todas ellas excitantes y soberbias.
Rugientes secuencias de guitarras, fuzzs, percusión y bajos que rebotan sobre si mismos en "5:35", "Tears" o la salvaje y sublime "Mystery girl".



Otros temas presumen de un sonido más 'cuidado' o perfilado en esencias del rock sesentero e incluso mod urbanita y amotinado, pero sin perder ni autenticidad ni la sombra de grasa exigible: "Inside out" con cierto deje soulero; la extraordinaria y pegadiza "You'll know why", "Another guy" de esencia mod y la explosiva "Already gone".
Referencia clara e ineludible del estilo garaje-rock-revival propio de Voxx Records y de aquellos mediados ochenta. Un disco paradigmático que lejos de perder con los años, mantiene su fuerza y esencia de justa insolencia, ganando en atributos musicales, refrescando meninges y engrasando músculos atrofiados.
Volverán los viejos rockeros sus himnos a atronar.

6 comentarios:

  1. grandes recuerdos de et disco y aquella de mis epocas garageras . q tardes con este disco con lyres, comlos KIng. Cynics y cia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un discazo en toda regla, suena como un cañonazo, igual que hace treinta años.
      Saludos.

      Eliminar
  2. pues no se quien son, pero me han entrado mas ganas de escuchar esto que muchas de esas novedades que mencionas ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una banda de garaje rock de los ochenta, referencia del sello Voxx records. Sus primeros discos son auténticas referencias del género, te los recomiendo sin ningún tipo de duda.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Cuánto tiempo sin escucharlos. Muchos recuerdos. Bravo, mysuperfriend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguen sonando como un tiro estas canciones. Muchos recuerdos si.
      Abrazos.

      Eliminar