miércoles, 11 de abril de 2018

Hurry - "Every little thought" (2018)


Vuelve el trío de Filadelfia Hurry tras el estupendo "Guided meditation" de 2016. Las buenas críticas y la excelente acogida que obtuvo el disco por parte del público ha mantenido a la banda ocupada en una fatigosa actividad, presentándolo en directo. No obstante, Matt Scottoline ha sacado tiempo para perfilar un ramillete de canciones nuevas a las que, junto a los hermanos DeCarolis, han dado forma en el estudio para publicar el pasado mes de febrero "Every little thought", su nuevo elepé.
Sin salirse demasiado de las características propias de aquél, su nuevo trabajo presenta un sonido más pop, tal vez estos temas tienen una tendencia más dulce en su silueta melódica y han sido terminados de manera más delicada.
Pero siguen practicando un power-pop y un pop de luminosos contornos, en la onda de Teenage Fanclub, Guided by Voices, The Posies o Pavement, por citar algún referente claro y reconocible.
Guitarras diáfanas y cristalinas, armonías vocales perfectas y sedosas, melodías con gancho y suculentos estribillos vuelven a ser las credenciales de Hurry.
Con un tracklist de diez temas y una duración que no alcanza los cuarenta minutos, el disco se recorre con gusto y deleite, y lo cierto es que pasa como un suspiro.
Los textos se centran en la incertidumbre del día a día y se muestran reflexivos y plenos de sensatez.
El equilibrio es un punto a favor de este cancionero, que se inicia con "Every little thought", un bonito tema pop con precioso estribillo y requiebros de guitarras.
Es la línea que seguirá el trabajo, y así queda constatado en "Waiting for you" que ha sido la elegida como primer single del álbum.



A partir de aquí, nos encontramos temas más intrépidos y noventeros como la incisiva "Read between the lines", la estupenda "Heatwave", la también de esencia años noventa "Jemie" o la más oscura "The one I want" que cierra el disco.
La reflexión y la exaltación melódica se destaca en los temas más calmos como: "Hanging on", la exquisita "Time and time again" o la sencilla y encantadora "Separation".
Dejo para el final el trepidante pop de radiante actividad titulado "On the streets", como momento favorito personal.
Hurry ofrece un disco que continua la buena senda iniciada hace unos años y que alcanzó plenitud hace dos cursos, no se trata de establecer comparaciones que a ningún sitio llevarán, al menos en el presente caso, ya que "Every little thought" es, nuevamente un disfrutable trabajo que entiendo que gustará (bastante) a los afines a estos sonidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario