viernes, 20 de abril de 2018

Fernando Rubio - "Cheap chinese guitar" (2018).


Hace un par de días comentaba en esta misma bitácora a propósito de la reseña sobre el nuevo trabajo de Nap Eyes, que el disco de los canadienses me había exigido un buen número de escuchas hasta que conseguí hacerme con él.
Esto no siempre es necesario, y ocurre también todo lo contrario, que desde un principio un disco es asimilado y disfrutado como si llevase semanas sonando, y en apenas media docena de pases la conjunción y armonización entre sonido y escuchante es absoluta y natural.
Esto ocurre, al menos en mi caso, con el nuevo disco del cartagenero Fernando Rubio que lleva por título "Cheap chinese guitar". Pero si no les importa vamos a remontarnos a cómo y cuándo tomé contacto por vez primera con Fernando Rubio. Era el año 2016 y me enfrentaba a mi primera actuación, obviamente como público, de una de mis bandas patrias predilectas, Bantastic Fand. Era en el mil veces mentado y muchas más añorado y recordado Último Vals de Frías. Allí me enteré que la banda comandada por Nacho Para estrenaba guitarrista, un tal Fernando Rubio y cartagenero como ellos; fue una de las sorpresas -por positiva- del concierto. Lo fue para tipos como yo, separados de Cartagena varios cientos de kilómetros, pues poco tardé en conocer la verdad con respecto a Fernando, y es que en su tierra y entorno se trata de una leyenda viva del rock patrio, del arte de las seis cuerdas y de la composición. Tras varios conciertos en los que he vuelto a asistir como público ante él, debo decir que el prestigio de Fernando es más que comprensible y merecido.

Ya quedaba claro en su anterior entrega discográfica, el estupendo "Tides" de 2009, que lo de Fernando Rubio es la música americana cocida a fuego lento y con múltiples aderezos estilísticos, finura en la interpretación y buen hacer en las melodías, el resto se redondea con oficio y amor por lo que se hace, talento e ilusión, con todo ello entenderán que el resultado es difícil que no sea la excelencia.
En esta nueva entrega, producida por el propio artista que además compone todos los temas del mismo, intervienen compañeros de Bantastic como Paco del Cerro (baterías), Paloma del Cerro y Nacho Para (coros), Carlos Campoy (hammond y piano), Chencho Vilar (bajo en "Winter sun"), Iván Estefanía (mandolina en "Winter sun"); en definitiva que Fernando se ha visto muy bien acompañado a la hora de facturar estas doce canciones en Pijama y en los estudios Mirage; no obviemos que el propio firmante del disco canta y además se encarga de guitarras, bajo, armónica y piano eléctrico.
El disco se desarrolla como el latido tenue y natural de la pradera: como el cuadro de un paisaje trazado con finas pinceladas, eligiendo la paleta de cada color con mimo y tendiendo a tonos relajantes, puros y sedantes; un paisaje donde la armonía y el equilibrio destacan por encima de acometidas reaccionarias o jactanciosas.
Desde el tema inicial que bautiza el disco, muy en la onda de Bantastic Fand, con la armónica y las acústicas dejando impronta de crepúsculo, el cancionero va dejando notas de delicias country-folk en exquisiteces como: "Meteor showers", "Thank you for being there", "Winter sun", "Sad sad day" o la preciosa tonada que cierra el disco "I don't want to take you home".



Un rock suave y campestre aderezado con teclas y cierto tono soul/funk como "Bloody black soul" también es un aspecto notable en el tracklist, este mantra sónico se repite aún más implícito en el funk en la bailable y pegadiza "Inner demons" y en la ácida "Love song".
El corte bluesero por excelencia lo encontramos en la magnífica "Carry on blues" y los momentos de más recogimiento melódico en la maravillosa "It ain't an easy thing". No nos olvidamos de la excelente pieza de envolvente rock&soul de piano y burbujas "Come into my dreams".
"Cheap chinese guitar" es un disco extraordinario, de esos que si los firma algún pezzonovante texano u oriundo de Tennessee seguramente despertarían oleadas de elogios, Fernando Rubio es de Cartagena (que no está nada mal) y su disco suena a America y a gloria, no se lo pierdan.
Bandcamp donde escuchar y adquirir este magnífico disco: "Cheap chinese guitar".

3 comentarios:

  1. Lo adoro desde que lo escuché, ya lo tengo en casa, siempre a mano porque este discos es de los que se te pega a la piel y ya no lo puedes dejar. ¡Viva Cartagena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad, a mi desde la primera toma de contacto me conquistó, es un disco excepcional de verdad, de los que merece la pena apoyar a tope.
      Salud y viva Cartagena, claro que si.

      Eliminar
  2. Un disco precioso, de principio a fin.

    Gracias.

    ResponderEliminar