jueves, 24 de agosto de 2017

The Lunar Laugh - "Mama's boy" (2017)


Nos paramos en otro de los (pocos) discos que me han atrapado este verano: "Mama's boy", segunda intentona de la banda de Oklahoma: The Lunar Laugh, tras su excelente debut de 2015: "Apollo".
Nuevamente son los sonidos livianos, de tierna estructura sónica, los que consiguen alcanzar la cima de la calidad, entre algún que otro fiasco de trabajos de artillería pesada que se quedaron en promesas únicamente (al menos para mi).
La combinación de pop sixtie con un leve regusto lisérgico, powerpop años setenta y cierto acento folk, funciona a la perfección. Añaden al coctel salpicaduras varias en forma de vientos o violonchelos, coros perfectos y omnipresentes, y un cuidado en las melodías más que destacable.
La producción, sin ser excesiva si echa a perder cierta frescura que se apreciaba en su debut, pero la evolución en el conjunto hace que el resultado merezca la pena. Gran trabajo registrado por avispado sello español: You are the cosmos records.
Se aprecian diversas influencias, como Simon & Garfunkel, muy apreciable en la estupenda y optimista: "She get's stoned".

Pero también The Byrds, The Beatles, The Beach Boys... escúchense temas como: "Sticks and stones", la maravillosa y Byrdiana: "Work in progress", la delicia de impagables coros y vientos que rememora tonadas sixties de los chicos de la playa: "A better fool"; la esencia más folk y campestre se reivindica en "Doin' alright", las esencias americanas de la costa oeste vuelven con "Living a lie".
El rompedor tema, de título homónimo con que da comienzo el catálogo, donde se perciben ecos psicodélicos es otro momento destacado. También sonidos más de interior y pradera, con trabajo de violines: "Take a little time"; coros y falsetes sobre el rasgado de la acústica en la breve "Lullaby moon", para terminar el tracklist con la preciosa tonada country-folk: "Nighthawks and Mona lisa".
Y dejamos para el final la preciosa balada, favorita personal, que cuenta con la adición del cobrizo sonido de un cello titulada: "The bedroom door".



Precioso disco, que pasará a buen seguro desapercibido, pero que reune suculentos sabores de los sesenta y toques de los setenta, en una combinación de haceres y sentires deliciosa, y que rubrica uno de los discos más bonitos y de calidad del curso. Recomendable.

6 comentarios:

  1. a mi tb me ha parecido un gran lp . reljado pero con esos aromas sixties q destacas y que le dan un toque retro magnifico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó el primero, pero este me parece aún más conseguido. ciertamente delicioso.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Agradecido, como diría Rosendo, por recomendar discos como este. Es una maravilla, sin duda de lo que más me ha gustado de este año

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, por la visita. Desde luego es un disco magnífico, coincido que de lo mejor del año.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Sí, a mí también me gustó. Desde que escribí una reseña sobre él lo dejé de lado pero ahora al leerte voy a retomarlo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho este disco, y según lo voy escuchando me gusta más, recuerdo leer tu reseña.
      Abrazos.

      Eliminar