sábado, 25 de mayo de 2019

John Lennon 1970-1980 - Revisitación de una obra (Parte 2).


En 1973 John Lennon se había alejado de sus posiciones de activismo sociopolítico. Ello no impidió que el Gobierno USA abriese contra él un expediente de deportación, ni que se viese perseguido y vigilado por el FBI. Su condena en UK sobre tenencia de cannabis tampoco ayudaba a mejorar su situación.
Este estado de cosas provocó en John un estado de estrés emocional, también afectó de una manera determinante a su relación con Yoko.
Aunque acumulaba más de un año sin componer canciones, solo necesitó una semana para escribir los temas que finalmente serían grabados en los estudios Record Plant de New York y agrupados bajo el título de "Mind games".
Durante la grabación del disco la situación de distanciamiento entre el matrimonio se intensificó, dando lugar a una separación indefinida bautizada por el propio John como 'The lost weekend'.
"Mind games" lo produce John en solitario, sin la colaboración de Phil Spector y con la intención de hacer olvidar "Sometimes in New York city", con una banda totalmente renovada: The Plastic U.F. Ono Band.


El disco se vende mejor que "Sometimes in New York City", pero la crítica no le da el aprobado, y nuevamente las reseñas son negativas. Pero si este particular fue comprensible en el precedente trabajo, no lo era en absoluto en el caso de "Mind games", el tiempo ha demostrado que se trata de un estupendo disco, sin alcanzar las cotas de grandeza de los dos primeros catálogos, pero con grandiosas canciones como la homónima o el rock and roll "Tight A$", esas preciosidades dónde duda sobre la separación de Yoko tituladas "One day (at a time)" y "Aisumasen (I'm sorry)" o la volátil "Intuition".
En pleno Fin de semana perdido, viviendo con su 'novia' May Pang, y rodeado de amistades poco recomendables: Keith Moon, Elton John, Harry Nilsson... John decide, en medio de un total caos personal, facturar un disco acústico, sin la colaboración de Yoko.
Durante esos meses colabora en discos de David Bowie o Ringo Starr; pero es Elton John el que le convence de que meta más instrumentos en el disco y se olvide del proyecto acústico inicial, así nace "Walls and bridges", que fue publicado en octubre de 1974.


Aunque el disco alcanzó el nº 1 en USA y la respuesta de la crítica fue satisfactoria, el álbum no consigue el estratosférico nivel de "Plastic Ono Band" e "Imagine".
Destacan, entre otras, la soberbia "#9 dream" y especialmente "Whatever gets you thru the night", primer nº 1 en las listas que conseguía John en años. Ambas son ejemplos de dos excelentes temas dentro de un excelente disco que se ve ensombrecido por dos obras maestras como son los dos primeros trabajos en solitario del Ex Beatle.
Valga como anécdota el hecho de que vuelva John a tocar en directo en noviembre de 1974 en el Madison con motivo de un concierto de Elton John. John pierde una apuesta cruzada con Elton, quien estaba seguro de que "Whatever gets you thru the night" alcanzaría el primer puesto de las listas de éxitos, de ser así, John se subiría al escenario para interpretar éste tema junto a Elton John (que también toco el piano en la grabación) y así fue.


El último disco dentro del periodo del 'Lost weekend" fue "Rock'n Roll" (1975). Más parecido a una pesadilla que a otra cosa, fue una obligación derivada de un proceso judicial con Morris Levy. La cosa se complicó durante las sesiones de grabación, antes de la publicación de "Walls and Bridges", con la extraña y peligrosa actuación de Phil Spector, que según parece llegó a disparar su arma dentro del estudio; y que terminó dando la espantada y llevando consigo las cintas. El caso es que finalmente nació "Rock'n Roll", un disco de versiones de clásicos de la época de los pioneros, que no obtuvo buenas críticas, aunque sí un buen resultado comercial, en parte debido al éxito de "Stand by me", cover del famoso tema de Ben E. King.
Finaliza el Lost weekend con este más que correcto disco de versiones. Seguiremos en la siguiente entrega con la vuelta al mundillo de John, su muerte y su resurrección discográfica.


4 comentarios:

  1. Me quedo con walls de esta epoca ya con lennon bajando el liston. En todo caso todavia hay cosas muy notables

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discos sin duda irregulares, pero con unas cuantas píldoras de valor incalculable en cada catálogo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. hola witt... durante muchos años me tragué el cuento de john lennon y la aureola que envolvía so contradictoria personalidad, pero con el tiempo descubrí que era un tipo bastante egoísta y rencoroso que lo único que quería era destruir aquello que no se hacía como a él se le antojaba... pero aparte, era un tipo de doble moral que dependiendo sus caprichos era como se comportaba... ve su "actitud militante", que hasta la fecha sigue siendo reivindicada por muchos cuando se trata de poner a los ricos y famosos a lado de los pobres, cuando en realidad lo que hizo lennon fue tratar de crearse una imagen de luchador por los derechos civiles cuando en realidad buscaba construirse una imagen para evitar su deportación y obtener la ciudadanía yanki, que la consiguió y fue la que finalmente le llevo a la muerte en nueva york... musicalmente lennon se pelea el premio de la mediocridad con ringo star de los beatles como solistas, así que creo que de toda su discografía un "best of" no pasaría de 10 canciones y descartaría "imagine" hasta que no le den el crédito a nicky hopkins como autor de la música... saludos...

    ResponderEliminar