lunes, 26 de enero de 2015

Doctor Divago - "Un Minuto Antes de la Realidad" (2003).


Es posible que "El Cuarto Trasero" (2000) fuese el disco definitivo de aquellos Doctor Divago del cambio de siglo, el que les hacía entrar en él clavando sus botas en el asfalto con firmeza y dejando huellas flameantes tras de si, era por ello fácil, tras un descanso de giras y el recopilatorio de versiones e inéditos por todos conocido, aquel "Version 5.0" (2001), era fácil apuntaba, hacer un ejercicio de continuismo, de autoplagiarse y no salirse del camino marcado, ese que asegura el plácido paseo pero que exime al caminante de nuevas sensaciones y solo promete paisajes desde los bordes del sendero ya vistos antes, seguro pero quizás aburrido, sin riesgos pero redundante.
Tras "Un Minuto antes de la Realidad" esto queda claro que no va con los valencianos, pues los de Manolo Bertrán se decantan por un disco que recoje las piedras de otro camino, del tomado en una   bifurcación cuyo destino era desconocido pero las sombras que se vislumbraban en lontananza resultaron sugerentes a los chicos.


Y de entre los claroscuros del camino va tomando forma este trabajo, rockero, asfáltico, urbano y oscuro, con letras directas y un tanto metafísicas en ocasiones y rudeza en el sonido, lleno de buenas construcciones y con la juguetona voz de Manolo en los medios tiempos, brillantes e infantiles como "Pondre los Ojos en Blanco", una especie de nana que da brillante y circense punto final al disco.
Pero claro, este es el final, amable y suave, pero el comienzo es muy diferente, baterías metálicas, la armónica inconfundible de Chumi y guitarras correosas, la voz de Manolo aquí no es tan juguetona, es mas contundente dentro de su elegante fraseo de siempre, un rock de directo mensaje llamado "Tirando a Dar".



Otro trallazo de guitarras atronadoras y vocalidad robusta y convencida es la formidable "En Otra Vida" de mis favoritas del disco. No pierden poderío pero desde un prisma mas luminoso de guitarras abiertas en la power-popera "Tu Otra Mitad", tema enérgico y rítmico, estupenda la armónica, rock germinal.
También la hiperactiva: "Me Desmaye" pone pies y corazones en acción, adrenalíticas guitarras.
Alucinante temazo con rotundo estribillo relleno de distorsiones elegantes y letra afilada para la extraordinaria: "La Esquina del Ring", de nuevo la armónica enciende mechas de emoción.
"Taxista de Memoria Fotográfica" es un tema rockero a lo Rebeldes, estupendo, con la voz de Manolo agresiva y audaz.



Y los medios tiempos, dotados de letras como siempre en la banda, alejadas de convencionalismos, temas que dominan en cuanto a tempo y estilo de forma admirable, es por ello que nos regalan pasadas de canciones como: "Un Minuto Antes de la Realidad", la ecléctica y terapéutica "Dos Hermosos Cuerpos Celestes" casi filosófica pero de bonita narrar melódico.
Nuevamente nos encontramos con esa voz meliflua de Bertrán que endulza la perfecta melodía de la estupenda: "Que Ha Sido de Mi".
Además de una versión alternativa con diferente orquestación de: "Me Desmaye" es tal vez "Tan Enfermo" el tema que menos interesante me parece, no siendo en absoluto una mala canción, destaca mas por el texto que por la linea melódica.





Otro estupendo disco de los valencianos que representa una lección de valentía por el giro que supone a una trayectoria que lo tenía fácil con una senda marcada por el beneplácito de los paseantes que en el cambio de milenio optaron por acompañar en la aventura a Doctor Divago, vista la realidad del grupo en la actualidad, es claro que pocos desertaron del camino escogido en aquel 2003 en que fue gestado este excelente: "Un Minuto Antes de la Realidad".


sábado, 24 de enero de 2015

Doctor Divago- "Imperio" (2013).



Comentaba el otro día en esta misma bitácora que "Imperio" fue el primer disco de Doctor Divago que vi nacer como parte del grupo de seguidores de la banda, conocía otros trabajos aunque no de forma profunda, pues lo que mi cabeza albergaba entonces era una especie de popurrí de canciones sueltas que tenía escuchadas de diferentes discos, aún no había tenido mi cerebro tiempo de archivar temas y relacionarlos con sus correspondientes Lps o  épocas creativas de la formación.
En resumen que todavía era un neófito de los que al Doctor se refería, la llegada de este álbum resultó pues providencial para edificar el archivo necesario para entender la obra de cualquier artista como Dios manda.
Primer trabajo que escucho entero en su momento histórico y primera enganchada con un trabajo completo de los valencianos. Explicaba también el otro día que estos atenuantes hacen de "Imperio" mi disco de Doctor Divago.


Por ello en este caso se da mejor que en ningún otro aquello de Los últimos serán los primeros.
Lo primero que sorprende del disco son los textos, originales, diferentes y personales, bohemios y románticos, pero no de la forma habitual, nada de rutina plañidera alrededor de destrozados corazones sufrientes ni noches sin dormir implorando perdón al mas allá...no, esto es otra cosa.
Y se puede ver claramente en "Ni una Pizca de tu Amor", donde Manolo canta entre enojado y socarrón el engaño sufrido ante una niña bonita y rota de memoria cuarteada y risa floja, pero lejos de llorar nos canta un rock al mas puro estilo 091 preguntándose cuasi sorprendido: ¿para que necesitaría ni una pizca del amor de tamaña niñata?.
Historias con alusiones a personajes reales como el cantante Julio Galcerá cuya voz hizo de BSO de cierto viaje oscuro y un tanto truculento en la acojonante: "Sonaba Julio Galcerá", de bello estribillo.



También nos sugieren que apostemos por: "Barney Ross", campeón de boxeo en los años 30 que tras su retirada se alista en los marines, participa en la II Guerra mundial donde tras caer herido en Guadalcanal se engancha a la morfina en el hospital, droga que le era administrada para soportar el dolor, la historia es contada en un cinematográfico corte, de fluida melodía que da por finalizado el disco.
Otra historia real es la de la vedette del Apolo y el Ruzafa, aquella que embelesaba a nuestros padres y que junto a su ex-novio apareció muerta en extrañas circunstancias, hablamos de "Gracia Imperio", historia que nos es contada con vocabulario de escalera y descansillo en penumbra, en un evidente escenario de tenue oscurantismo de otros tiempos, coros y guitarras articulan una melodía coronada por un pegadizo estribillo.



Pero todo había empezado antes, con la estupenda: "Solo la Mitad de la Mitad de Mi", temazo de ronca actividad sónica y estribillo impactante decorado con una letra reflexiva, imposible empezar mejor.
"Devilidad" es un tema que me suena como un coctel de los Gabinete mas tabernarios con los Burning oscuros de los primeros discos, antes de amanecer la década de los ochenta, interesante y sugerente, armónicas incluidas.
Realmente excelente "La Deriva Continental", expresiva la voz, dolientes las guitarras que se visten de luz en el tremendo estribillo, rock de muchos quilates.
Las armónicas aullan y las guitarras ruñen cual blues rudo de suburbio de Chicago para: "92 Horas", hiperactiva y sucia, fantástica.





Completan el tracklist, que no rellenan dos temas de un pop alegre y desenfadado de toque psicodélico en la encantadora: "Una Vida Plena" por un lado, y la de esencia mas hispana sesentera, y no menos catalíptica y adorable: "Un Argumento tan Malo".
Disco iniciático para el que suscribe, de esos que siempre tienen un lugar de honor en el corazón por perpetuar una historia musical de las que dejaron cicatriz en dicho órgano, disco de los que enseñan, deleitan y ponen puntos sobre íes en musiqueros despistados como un servidor.
Prueba reciente de la grandeza de un grupo que ya, con 25 años pateando tablas, son historia viva del rock en España.

viernes, 23 de enero de 2015

Doctor Divago - Arrepentimiento y justicia.


Fue en 2012 cuando se produjo el encuentro definitivo entre un servidor y la música de Doctor Divago, y lo cierto es que es extraño que tardase tanto en producirse este cruce de destinos, pues aquí el menda siempre ha presumido y presume aún con todo, de haber sido defensor a ultranza de bandas y solistas patrios de todo tipo y condición, sea cual sea la década en la que se hubiese elaborado la música del conjunto (así lo dicen nuestros mayores) en cuestión.
Pero si me permitís, me resulta visto hoy, mas raro aún que este, y precisamente este grupo no hubiese entrado mucho antes a saco en mi vida dadas las innumerables coordenadas coincidentes entre lo que ellos hacen y lo que a mi me gusta, pero lo cierto es que fue hace menos de tres años cuando empezaron a obligarme a comerme la cabeza en busca de sus trabajos.
Hombre, lo cierto es que me sonaban, había leído (siempre bien) cosas de ellos, e incluso conocía algún tema de principios del presente siglo, pero no había llegado el mortal flechazo que si se dio tras la escucha de "Srta. Alfa", fue como por casualidad, de madrugada, llegó sin avisar y me pilló cuando la llegada del sueño provoca esa mágica desconexión del mundo y sus contaminaciones, dejándonos desnudos ante la sensibilidad.
Empleé algunos meses en recopilar material, un tanto deslavazado, por medios virtuales, Spotifys y otros inventos modernos...cuando de repente aparece un nuevo disco: "imperio", inmediatamente me enchufo a lo que del mismo se comenta, Johnny lo ensalza como después pude comprobar que merecía, y se puede decir que es mi primer disco de los valencianos de forma directa, viéndolo nacer ya como fan del grupo.
Hoy son varios los discos que conozco y poseo de la banda, pero este hecho que he narrado hace de "Imperio" un disco diferente a los demás, no digo mejor,desde luego que tampoco peor, se trata de un disco especial, mi favorito por motivos sentimentales (y es que uno es muy de sentimientos).
En este 2015 la formación celebra sus 25 años en el mundillo, no todos pueden contar tantos cursos y mantener una linea de calidad tan sobresaliente como los chicos de Manolo Bertrán, en Valencia su parroquia lo ha vivido de forma intensa, me consta, desde el imprescindible Espacio WoodyJaggeriano nos han tenido al corriente de todas las novedades en torno a la efemérides, del histórico concierto celebración del pasado día 17, y de todo lo que nos ofrece la banda a modo de auto-homenaje, es decir, el disco recopilatorio: "Especial de la Casa", el libro (no veo el momento de rastrillarlo con los ojos): "En Tierra de Nadie" y el documental (lo mismo digo): "Los Tontos Buenos Tiempos", un pack, que no le quepa duda a nadie, que supone un documento imprescindible para cualquier amante del rock, y que con el tiempo será considerado gloria del genero en esta piel de toro.
Este disco ("Imperio"), estuvo a punto de ser comentado en estas páginas durante los meses del 2013, pero por una o por otra siempre se quedaba en la antesala de mi teclado, hoy, tras unos últimos acontecimientos con respecto al grupo que me han hecho francamente feliz y que han coincidido con la adquisición de uno de los pocos discos que me faltaban de la formación: "Revuelta Elemental", que ya esta en casa, y cuyo alborozo se ha juntado con los sones de fastos que llegan desde la capital del Turia han provocado en mi una sensación de arrepentimiento por dejar sin reseña un disco que fue de mis favoritos aquel año (véase lista de los mejores del 2013).
Pero es que teniendo en cuenta este cumpleaños del Doctor Divago, además de arrepentimiento me asalta también la sed de justicia de dedicar a los chicos una serie de reseñas comentando alguno de sus discos mas destacados, o por lo menos de los que  a mi mas me gustan.
Así que con vuestro permiso empezamos con el último, que siempre se dice que será el primero: "Imperio"...pero eso será otro día, por hoy creo que ya es suficiente chapa.
Nos vemos en la calle Tres Forques nº 1, muy pronto.



jueves, 22 de enero de 2015

The Gaslight Anthem - "Get Hurt" (2014).


Durante un año son muchos los discos que abre un tipo como yo, seguramente demasiados, y eso a pesar de la drástica reducción de los últimos dos años, esto lleva consigo que un disco que no entra de forma plena en las primeras escuchas, puede verse relegado al olvido, en especial si algún otro álbum viene achuchando con una propuesta mas resultona cuando menos.
Como soy consciente de que esto ocurre, tengo la costumbre de pasado un tiempo repasar los discos que se han visto en tales circunstancias meses atrás y recuperarlos, no han sido una ni dos las ocasiones en las que me he dado cuenta de la injusticia cometida en el pasado, y no me han dolido prendas nunca en reconocer el error y rectificar, que dicen que es de sabios o no se qué...
Y como este olvido ha sido hogar del último trabajo de una de las bandas que mas me han interesado en los últimos años: The Gaslight Anthem, pues me ha parecido justo que sea uno de los primeros a rescatar de tan ingrato domicilio.
Lo primero que entiendo justo significar es que este disco, titulado por cierto: "Get Hurt", me esta pareciendo hoy mejor de lo que me pareció en las primeras escuchas allá por el mes de septiembre aproximadamente.
Una vez dicho esto, no entiendo menos honesto certificar que no termina de engancharme del todo, cierto que precede a títulos realmente poderosos como: "The '59 Sound", "American Slang" o el formidable "Handwritten" y la cota de exigencia la habían situado a una altura considerable, pero no obstante esperaba algo mas de Brian Fallon y sus chicos.
También se ha hablado mucho de las novedades sónicas del trabajo, tampoco me parecen demasiado significativas, algunas guitarras mas robustas y ciertos matices que tampoco entiendo que resulten tan novedosos o que se diferencien excesivamente de lo que nos venían entregando, tampoco lo exigía este humilde escriba, todo estaba bien.
Si es posible que se detecte un cierto aire de tristeza en algunos momentos (en textos), como consecuencia del cacareado divorcio de Fallon, mas que tristeza tal vez habría que hablar de amargura.


Sigo encontrando en los pliegues de sus canciones el espíritu de Bruce Springsteen, no lo esconden, nunca lo han hecho y yo nunca se lo he criticado, tampoco lo haré ahora, de hecho entiendo que algunos de los mejores momentos de Lp vienen bajo el influjo del Boss.
¿Que falla entonces?...en mi opinión las canciones, simplemente que no son tan buenas como en otros trabajos,cierto que hay temas de valía, "Stay Vicius" es un enérgico tema, con guitarras que raspan y actitud de asfalto, un muy buen comienzo y "10.000 Years" se trata de un adrenalítico estribillo acodado a una taquicárdica guitarra que toma la velocidad como forma de expresarse.



Poderosa y arrasadora comienza la estupenda "Helter Skeleton", comiéndose el mundo con sobrecogedora prestación vocal por parte de Fallon, y de este impactante inicio ya no se apea el tema.
También destaca el rock de riffs carraspeantes y ritmos vigorosos de la ruda y espectacular "Rollin' & Tumblin'"; y ese influjo del mejor Springsteen que se hace evidente en otro de los aciertos del disco, la asfáltica "Red Violins".
"Selected Poems" es muy gráfica en lo que al momento emocional de Fallon respecta, es quizás el tema que mas me gusta, transmite rabia, desahogo y lo hace sonando de miedo, rock y pop encerrados en riffs rabiosos y un ritmo de locura.





Bonita balada: "Break Your Heart", acústicas y mirando al interior del alma castigada.
Estos siete cortes son, en mi humilde parecer lo mejor del disco. Buenos cortes con un tanto de artificialidad en la producción, pero dignos de mención me parecen:"Get Hurt" y "Ain't That a Shame".
Cierra "Dark Places", un tema donde el influjo Springsteeniano se convierte en algo mas, haciéndolo poco interesante.
Y esto es en resumen lo que este disco me inspira, menos que anteriores artefactos salidos de la factoría de los de New Jersey, pero insisto, teniendo hacia él una mayor consideración que la pobre que me dio a la fecha de su publicación, creo no obstante que en directo puede dar buenos momentos este, espero, disco de transición de The Gaslight Anthem.

Entrada publicada el 21/01/2015 en el blog ZRS, retocada levemente y repuesta en Rock and More...pinchando el enlace se podrá visitar la entrada en ZRS.
http://www.zeppelinrockon.com/2015/01/nueva-critica-del-disco-get-hurt-2014.html


miércoles, 21 de enero de 2015

Donovan Lee - "Taylor's Bayou" (2014).


Seguro que en alguna ocasión os ha tocado encajar una película de esas tan malas que fabrican en Holllywood en torno al sueño americano y al chico que se recicla en sus momentos mas dramáticos haciendo bueno aquello de la tierra de las oportunidades, que resulta que también lo es de las segundas oportunidades.
Pues la vida de este Donovan Lee es algo así, marine haciendo servicio en Irak, y allí precisamente es donde renace su olvidado amor adolescente por la música, compró una guitarra acústica en Ar Ramadi y se puso a tocar en la base, creándose un creciente grupo de seguidores.
Tras una lesión en una mano que acaba con operación, baja y reserva durante una temporada y finalmente licenciatura con honores. el amigo Donovan decide dedicarse a la música en cuerpo y alma, empieza a componer y a tocar por cualquier sitio que le dejen y en 2012 da comienzo la grabación de su primer disco, este "Taylor's Bayou" que terminó  viendo la luz en el pasado 2014.
Con colaboraciones de alguno de los músicos con los que ha tocado en sus incontables bolos y la producción de Andy Bradley (Willie Nelson), el señor Lee nos ofrece una colección de tópicos cortes de esencia americana, muy texanos en su genética y con incursiones en el rock pionero, como ocurre con la que titula el disco: "Taylor's Bayou", tema rockero que te lleva al mismo lugar que has visitado mil veces pero en buena compañía, pues hay de todo, ritmo diabólico, guitarras parlanchinas que ligan una nota con otras bordando la linea vocal a golpe de pellizcos al nylon y buena actitud canora, un buen tema de rock, del de toda la vida.
El perfil del tipo no es mi favorito, pero el disco esta entretenido, y yo si creo en las segundas oportunidades, así que sigo escuchando y descubro dos versiones de sendos clásicos: "Dixie Chicken", el clásico tema texano de Feat Little, country sureño y arenoso de brioso tempo, al que hace justicia  y otro clásico mayor si cabe, el inmortal: "Folson Prison Blues"de Cash, que lo llena de sonidos guitarreros, perdiendo parte de su identidad pero que suena bien, con momentos muy blues y un buen solo de guitarra.



Por lo demás pocas novedades o ninguna, country-rocks de camino polvoriento y voz engolada y segura de si misma en su envaramiento que mantienen el tipo como: "Walking Papers", "Nevere Wanted to Say Good-Bye", mas enraizada y bohemia, o el country de soleado y de pegadizo estribillo que ofrece la evidente pero notable: "Marriage", nuevamente con un buen solo guitarrero.
"Pass The Bottle" es un tema de frenética actividad rockera, con aire road movie y guitarras incendiarias, de esos rocks que vuelan arrastrados por la brisa del desierto y la convierten en huracán, mi favorito.




Muy southern se muestra la áspera pero de bonita linea melódica que recuerda a aquellos DBT de la primera década del actual siglo, me refiero a la bonita: "Missing You".
Y para terminar el aterciopelado country de emocional partitura y romántico poso sonoro, buen tema aunque un tanto redundante: "Hope You Pass This On".



Uno de esos discos que puedes escuchar en una reunión de amigos, en un bar o una fiesta y que te va a gustar, entretenido, correcto y con la actitud de los nobles y humildes, sin destacar en nada pero sin calar tampoco, no  le sobra genialidad  pero tampoco le falta encanto, y es que no solo de POM vive el hombre.

lunes, 19 de enero de 2015

2x1 - "The Gost in You" - Psychedelic Furs/Robyn Hichcock.


Todo el mundo sabe que me encanta esta sección, además de que me resulta cómoda, rápida y perfecta para engrasar mecanismos tras un fin de semana intenso como el recién terminado, además nos da buen rollo y energía para encarar la semana, que me mola esto del 2x1 leñe...
Pero si además traigo un tema de esos que cuando suenan vuelven tiempos de mucho vivir y poco preocuparse, de cigarros a escondidas en el instituto y adolescencia plena de testosterona, de noches chapando historia y deserciones a la clase de ciencias todos los viernes para ir al parque de Doña Casilda con aquella chica...¿que habrá sido de ella???
Hablo de "The Gost in You", el tema de Psychedelic Furs, banda denostada por el tiempo de forma injusta aunque con una vitola de leyenda y grupo de culto para muchos entre los que me incluyo, me gustaban entonces y me gustan hoy, y este tema sonó tantas veces en aquel viejo radio casette Sanyo...el año pasado el fantástico Robyn Hichcock nos sorprendió con una cover de este tema, el disco del señor Hichcock esta pasando ahora por el equipo de sonido de casa, no le he sacado un rato en todo el 2014 y ahora esta demostrando que es otra equivocación del que suscribe, pero no ha habido tiempo, eso si, la primera canción, esta versión de "The Gost in You" por parte de Robyn Hichcock si que ha sonado de seguido, en varias ocasiones junto a la de los Furs...es una versión genial, como era de esperar claro.


Hoy os propongo recuperar el corte original de los Furs y recrearnos con la emocional versión de Hichcock, y a lo mejor a alguno hasta recuerda los tiempos del instituto, de los cigarros a escondidas y las escapadas con aquella chica que nunca olvidaras...
De todas formas os deseo una feliz semana.





domingo, 18 de enero de 2015

Howlin Rain - "The Russian Wilds" (2012).


La inminente irrupción del nuevo disco de los Californianos Howlin Rain: "Mansion Songs" me ha animado a escribir una reseña que hace tiempo que tengo ganas de escribir, y que cuando no es por una cosa es por otra, voy demorando.
Así que aprovechando el feliz acontecimiento, me siento y hago real aquello de: -de hoy no pasa-; así que heme aquí, escribiendo esta crónica de el anterior disco de estudio: "The Russian Wild" (2012) de los de San Francisco, una de las bandas en mi modesto entender, mas destacables del momento y auténticos moradores de la cima de la montaña del blues y bues-rock de la actualidad.
Herederos de la tradición rockera del otrora epicentro del verano del amor, la ciudad de San Francisco, estos hijos del asfalto de la urbe californiana impregnan sus trabajos de rock con las convenientes y calculadas dosis de blues y soul que en cada ocasión se hace necesario, sin volver la espalda a las influencias psicodélicas propias del sonido mítico de su ciudad.
Esta formación, nacida tras la huida de su líder Ethan Miller de su anterior grupo, los ácidos y huracanados Comets on Fire, en busca de un sonido que atendiese a las reclamas psicodélicas de forma mas contenida decibélicamente y sutil en lo musical y melódico, graba desde su debut en 2006 con "Howlin Rain" un total de tres discos que si bien no la petan comercialmente, si les van haciendo un hueco entre las bandas de la costa oeste a tener en cuenta.
Pero no es hasta la publicación de este "The Russian Wilds" cuando consiguen que todas las miradas se posen en ellos y todos los oídos se rindan a los sonidos contenidos en los once pelotazos que alimentan este trabajo.


Que el álbum cuente en la producción con Rick Rubin ya es un toque de atención de que algo de enjundia se encierra en la piel de vinilo del disco. Lo que hace Rubin es aplicar al sonido propio de la banda, principios estilísticos propios de un añejo southern rock a lo Allman Brothers Band, sin separar a éste de sus influencias germinales de otros californianos como Gratful Dead o Creedence Clearwater Revival, el productor, en resumen, pretende que sin perder sus orígenes sónicos, los chicos miren a un southern elegante y dando además un aire de modernidad al conjunto. Podemos decir que lo consigue.
El listado de temas muestra un híbrido de sonoridades sureñas empapadas del jugo lisérgico al que la banda, como hemos comentado, no renuncia.
El sonido afilado y acelerado en base rítmica del primer tema, el excelente: "Self Made Man" sirve de inmejorable botón de muestra sobre las pretensiones del trabajo, estribillos coreados, acentos sureños, baterías vigorosas y guitarras ácidas que se encabritan en indómitos punteos, ocho minutos de souther rock californiano de primera calidad.
No menos excelente es el segundo corte: "Phanton in The Valley", y no mucho mas corto, pues supera los siete minutos de adrenalina sónica, con la incorporación de un hammond de genuina sonido y una histriónica trompeta que le da un toque funk a la parte final del tema.
En "Can't Satisfy me Now" Miller canta sin dejar vianda que poner en el asador, con entrega y pasión un blues de sórdido sonido hardrockero.
Cuerdas chillando a la luz de la luna, letanías de la pradera y nuevamente un cantante lidiando con la pasional construcción melódica para el racial: "Cherokee Werewolf", coreando de maravilla junto a Ethan sus tres compañeros.



Casi nueve minutos para la acústica y bucólica: "Strange Thunder".
Tras la innecesaria: "PlexRecepcion" de apenas cuarenta segundos, se nos echa encima la machacona y guitarrera: "Dark Side", inmejorable prestación vocal y batería que hace de las suyas, (excelente Brian "Nucci" Cantrell) como en todo el trabajo.
Nos relajamos un poco con el bonito y sureño  medio tiempo: "Beneath Wild Wings" de interesante sección en las teclas y con la de un influjo tonal y acústico  digno de los CSN mas inspirados llamada: "Collage".



En un fogoso caldo sonico de psicodélico sentir se sumergen efectos sónicos blues para crear la oscura: "Walking Through Stone", setentera y excesiva, fantástico tema.
Y finaliza este largo (casi una hora) viaje con: "...Still Walking, Still Stone", una pieza instrumental en la que conviven cual Torre de Babel animales estilísticos de toda ralea, desde pianos jazzisticos y cabareteros a ritmos de tintura refrectante o guitarras de feroz actividad a lo Hendrix, una despedida muy a tono con lo escuchado
Estupendo disco que contó con la mano sabia de Rubin y que se coció en los ya míticos American Recordings Studios y que no obstante compagino estupendas críticas con comentarios acusadores de falta de originalidad y exceso de metraje,  pero que al que  suscribe gusta y mucho por todo lo de psicodélico, rockero, bluesero y southern que tiene, que es mucho y bueno, ¡ah! y encima bañado todo  ello con el sol de California...¿Para qué más?.
Esperamos con expectación el inminente: "Mansion Songs".