sábado, 23 de mayo de 2015

10+1 Canciiones de Doctor Divago (Iniciando la marcha atrás)...


Dentro de una semana el Doctor Divago paseara sus palmitos y sus canciones por Euskadi, años hacía que no sonaban sus temas en directo por estos lares, el viernes 29 será en Donosti en la sala Dabadabada y el domingo en Bilbo en Satelite T.
Tengo unas ganas locas de plantarme ante el escenario y disfrutar de su directo. Este año ha sido el de la eclosión definitiva de la banda valenciana en mi vida, conocidos y apreciados en los últimos años, el interés por sus discos ha ido creciendo y en este año 2015, año en el que como todos sabéis celebran los 25 años sobre las tablas con gira, disco recopilatorio: "Especial de La Casa", documental: "Los Tontos Buenos Tiempos" y libro (mas que recomendable): "En Tierra de Nadie" escrito por Mariano Lopez Torregrosa, era el momento indicado por el destino para hacer realidad el primer bolo bilbaíno de la formación.
La mejor manera de hacer mas llevadera la espera se me ocurre que es con música, con canciones, las de Doctor Divago, claro.
Se me han ocurrido 10+1, que no diré que las mejores, pero si las que mas me tocan, lista confeccionada sin pensarlo demasiado ni estrujarme la cabeza, que sino no es divertido, en fin, haber que os parece, es una escusa como otra cualquiera para pinchar unos temas de Doctor Divago, lo mismo el 31 escuchamos alguno de estos.
Contando los minutos...

1. El Vagabundo de las Azoteas (Revuelta Elemental):




2. Srta. Alfa (El Cuarto Trastero):




3. Los Tontos Buenos Tiempos (Revuelta Elemental):




4. Las Mentiras del Tiempo (La Belleza Muda de los Secretos del Mar):




5. La Habitación de Charo (Las Canciones del Año que Viene):




6. Gracia Imperio (Imperio):




7. Cuando Perdimos el Rumbo (Las Canciones del Año que Viene):




8. No Necesito Mas Reproches (Versión 5.0):




9. El Paraíso (A Dos Metros de Mi):




10. La Deriva Continental (Imperio):



10+1. Un Minuto Antes de la Realidad (Un Minuto Antes de la Realidad):



Dejamos alguno enlaces para todo aquel que este interesado en grupo, discografía y gira, que mejor que la página web de la banda:

viernes, 22 de mayo de 2015

Bob Dylan - "Blood on The Tracks" (1975).

Poco me he prodigado en escrutar la obra del gran Bob Dylan desde que decidí abrir este espacio. Desde luego no es porque no me guste el genial trovador de la gélida Minnessotta, todo lo contrario, el señor Zimmerman es uno de los artistas, (en toda la amplitud del término) que mas admiro y respeto.
Y posiblemente este respeto sea el que haya retraído a mis dedos para que recorriesen con mayor frecuencia el teclado, desglosando lo que la  música del genial Bob hace sentir y creer a un servidor, que es mucho, pueden creerme.
También, porque negarlo, el complejo ha acobardado en no pocas ocasiones a esas falanges miedosas y amedrentadas, complejo ante la magnificencia de los análisis que a la inconmensurable figura de Dylan dedican algunos amigos de los que además de admiración saliente, he practicado magisterio entrante, y a cuya comparación poco o nada puede aportar un humilde servidor, (léase cualquier reseña que con respecto a Bob Dylan haya escrito mi amigo Joserra en su impecable Land, para entender mi reticencia).
En cualquier caso hoy me ha dado por pinchar por enésima vez este disco, el sobrecogedor: "Blood on the Tracks" para poner un contrapunto sutil e infalible a mis últimas escuchas, escoradas hacia otros universos sonoros, y me he visto sorprendido una vez mas por la magia y el cortante soplo de realidad, de drama expresado a flor de piel, por el glosario de literatura febril y desbocada de esta obra maestra de la música, de la poesía e incluso del teatro.
Este disco es como la recreación de un capitulo de: la vida real enfrentada a un hombre, atacándole y venciéndole pero no consiguiendo hacerle hincar la rodilla, esta obra, logra que el artista se reponga y consiga permanecer en pie al gong del último asalto, presto para acometer cual ecce homo los nuevos avatares de esa vida que se retira victoriosa pero con una lección de hombría aprendida.
Las canciones son un retrato de esa lucha vital de que hablaba, en la que son protagonistas las armas utilizadas por el destino vital contra Bob: la soledad, la ira, el desamor o la angustia son pintadas con pulso de maestro pictórico gracias a la tensión que la inevitable separación de su esposa Sara Lownds impregnaba a sus pinceles,repletos de ahogo y (claro) sangre.
Se dice que Mike Bloomfield se negó a grabar ese conjunto de canciones por diversas razones, (siempre me han parecido bastante inexplicables las argumentaciones del genial guitarrista de Chicago), que tras mostrarle su trabajo a Young, Crosby, Nash, Ttim Drummond o Stephen Stills tampoco acabó convencido con sus opiniones, y finalmente decidió olvidarse del disco eléctrico que tenía en la cabeza y grabarlo con Phil Ramone como ingeniero de sonido y algunos músicos que fue cambiando de un día para otro, quedandose únicamente con el bajista Tony Brown y el teclista Paul Griffin como unicos miembros fijos en la banda.
Tampoco las sesiones de grabación en los estudios A&R en New York fueron fáciles, según parece la actitud anárquica y cambiante de Bob con respecto a la forma de grabar los temas, e incluso a la configuración musical de los mismos convirtió el trabajo en un vía crucis, martirio que termino a finales de 1974, no sin antes regrabar algunos momentos del álbum en los estudios Sound 80 de  Minneapolis con músicos locales contratados para la ocasión.
El resultado fue lo que se ve y oye, una catedral sónica, un deleite melódico, un portento interpretativo de inigualable fraseo, de intencionalidad dramática sin parangón que hace de este uno de los discos mejor cantados de la historia.
Del tracklist poco se puede decir, no es que no haya tema de relleno, es que no hay segundo que sucumba a la tensión inabordable alcanzada desde los instantes iniciales de "Tangled Up in Blue", momento cubista inigualable de la historia del rock. Además "Simple Twist of Fate" o como explicar la perdida de lo amado, "You're a Big Girl Now" es un tema que casi duele, es tan íntimo que da pudor escuchar a Dylan cantar como un titán, un titán angustiado pero un titán...





Uno de los temas regrabados en Minnesota fue este sublime "Idiot Wind" que nos retrotrae a los años felices del ecuador de los sesenta, cuando el amor no viajaba a lomos de un amor idiota, el impagable órgano de este corte lo hace inabarcable para los sentidos. Se llega al descanso con el folk breve y evocador: "You're Gonna Make me Lonesome When You Go".


Se abre la cara B con el blues denso y de sugerentes guitarras en orgiástica prestación de: "Meet Me in The Morning", que la sigue la extensa y discutida: "Lily, RoseMary and The Jack of Hearts", historia con diversos personajes cuyo auténtico origen y propósito no ha sido aclarado por el autor, y sobre el que se barajan varias teorías no ratificadas, se han iniciado dos guiones cinematográficos basados en la historia que cuenta el corte, aunque no han fructificado en películas.
Un tema precioso sobre el amor perdido, sobre el perdón, o mejor dicho el no perdón, bella, cantada de forma apasionada y de sutil entrega casi salvaje, enorme tema: "If You See Her, Say Hello".
La enorme "Shelter From Storm" nos lleva al discurso eterno, siempre he pensado que Bob habla diréctamente a todo aquél que quiera escucharle, un ejercicio de magia musical en clave de desahogo emocional o filosófico.




Y cierra esta obra magna el blues: "Buckets of Rain", tema con acústicas claras y bajo parlanchín, directa y orfebre en construcción e intensa en drama, como todo el trabajo.
Disco de esos, de esos...escucharlo es redescubrirlo, independientemente de las veces que hayas sometido su piel a la violenta mancillación de la aguja sobre la misma...imposible escucharlo una sola vez, imposible no estremecerse cuando adviertes que el mundo ha parado y solo queda activo Bob y su lucha contra la vida. Obra Maestra.

jueves, 21 de mayo de 2015

¿Otro actor de reparto para el ARF?, The Dubrovniks - "Medicine Wheel" (1994).


Ya que hemos empezado con el repaso de los nombres menos glamourosos del cartel que ofrece este año el festival rockanrollero por excelencia del estado, vamos a dar hoy cancha a una de las bandas que menos comentarios me da la sensación de que ha despertado, tal vez el haber sido uno de los primeros grupos en ser anunciados ha hecho que poco a poco estos The Dubrovniks hayan ido cayendo en la oscuridad que la alargada sombra de otros nombres mucho mas impactantes han proyectado sobre muchos de los participantes del evento.
Pero yo me veo en la obligación de señalar este concierto como uno de los, cuando menos mas ilusionante a priori, de los que se celebrarán el próximo mes de junio en Gasteiz.
Esta banda australiana que vio la luz comerciálmente hablando, en el impás que separó las décadas de los 80s y los 90s, tubo la desgracia de acometer un estilo que nadaba algo alejado de las aguas que arrastraban los corales mas lúcidos de aquellos primeros noventa, las del grunge. Esto hizo que los chicos de Baker , Sujdovic y Radalj nunca consiguieran alcanzar las cotas de popularidad y reconocimiento que su música merecía, tras cuatro discos excelentes deciden abandonar la aventura en  1995, tirando cada uno por un lado tras el disco que hoy comentamos aquí, este: "Medicine Wheel" que dio carpetazo a la actividad discográfica de la formación.


Si bien queda claro que el sonido de The Dubrovniks no era grunge, ¿qué era para no cuajar del todo en aquellos rebeldes y distorsionados principios de década noventera?...Pues el grupo se servía de las sonoridades de algunos paisanos oceánicos como: Kim Salmon, quien lideraría a los estupendos Beasts of Boubon o The Sciencists, de  los intrépidos Hoodoo Goorus, y los ochenteros The Church.
Su oferta era un rock de fuerte impacto sónico, melodías directas e incisivas y ritmos de vigor extremo, histrionismo instrumental, sensaciones power-poperas y energía de esas que nacen de las tripas y se propagan como bacterias, rasgando el aire según avanzan las canciones como si de puñales se tratasen.
He elegido su última entrega, no por ser la mejor, no creo que como colección de composiciones supere los dos primeros trabajos del grupo, pero si por la cohesión que alcanza aquí el sonido, la ecléctica oferta instrumental se llena en este Lp de detalles, y la madurez hace gloriosa aparición sin derrocar por ello a la frescura del paquete, cosa que tan a menudo ocurre, echando a perder no pocos discos.
En Mendizabala estará la formación original al completo y sería mi deseo que en el setlist aparezca alguna canción de este excelente disco, sin demasiadas preferencias y para no ser pesado, creo que podría firmar por alguna, no muchas pues como en anteriores ocasiones debemos aceptar que la duración también aquí será limitada. Pero se me ocurren entre otras: la serpenteante, pero de luminoso estribillo: "Pass On By", la gótica y sugerente: "Holly Town", el susurrante y embaucador pop: "Hold On To Your Dreams", la carraspeante toxicidad de: "Out of Bed" o la intrincada delicadeza orquestal de filigranas y voluptuosidades de: "Never Get That Far".






Excelente grupo que su incursión en el plantel de este ARF ha tenido un doble efecto positivo, recuperar sus discos, un tanto olvidados, y tener la oportunidad de degustar sus canciones en vivo, aunque no sea todo el rato que yo hubiese querido, ¿otro actor de reparto decisivo???.

miércoles, 20 de mayo de 2015

20 de mayo de 2015, Un Día sin Música, Por un IVA justo para la música y la cultura en general.


Hoy día 20 de mayo de 2015 os invito a pensar un momento en un mundo sin música, sin arte, sin poesía y sin todo lo que esto acarrea.
La cultura nos hace libres, nos educa en la actitud de la creatividad sin vergüenzas ni tapujos, en el respeto a las sensibilidades ajenas, individuales y colectivas, y ayuda a educarnos y a educar a nuestros niños en la creencia de unos valores justos que miran a la educación, a la belleza y a la libertad.
El actual gobierno ha castigado esa libertad mimetizando sus auténticas intenciones en la crisis, aplicando a la cultura unos recortes que solo pretendían alejar al pueblo de las posibilidades enormes que la cultura en cualquiera de sus disciplinas pone a disposición de todos, intentando alejar a nuestros hijos de que gracias al arte, y a las enseñanzas que trae adheridas, así como al entrenamiento para el cerebro y la autoinvestigación, tengan la posibilidad de convertirse en afiliados a la estirpe que ellos mas temen, la de librepensadores.
La música evidentemente no ha sido una excepción, por su difusión, esta es un vehículo impagable de pensamiento, además de emociones, alejarla de los jóvenes, a los que esta casta ve como futuros esclavos ideológicos al albur de politicastros mediocres y comunicadores vendidos y fariseos que solo intenten, consiguiendo al carecer estos de formación cultural y de carácter, dirigir sus pensamientos, actos, opiniones, reacciones y votos en la dirección que desde que el mundo es mundo ha interesado a los de siempre, este es el principal de los motivos de ponerla fuera del alcance económico de la mayoría, es decir a aquellos que por causas obvias no están, gracias a los priviliegios de su cartera, bienavenidos con castas políticas y económicas.
El día de hoy es para la reflexión y la acción, siempre pacífica y democrática, tenemos la oportunidad de que se oiga el silencio de unos medios sin música, y de que el sonido de ésta se vea, por un día sustituido por el del trajín que las protestas ocasionen en las blandas mentes de los mezquinos.
Os dejo el manifiesto de este 20 de mayo - Un Día sin Música, y a web donde podéis firmar la petición y difundirla si aún no lo habéis hecho.
Yo no me puedo imaginar un mundo sin música y me niego a aceptar que el disfrute de la misma (como de cualquier otra expresión artística) se vea circunscrita al poder económico de unos pocos.
Un abrazo a todos.

Web de la propuesta 20 de Mayo 2015 - Un Día sin Música.: http://undiasinmusica.org/

MANIFIESTO

“Sin música la vida sería un error”
Friedrich Niestzsche (1844 – 1900) Filósofo alemán.
Tras más de dos años sufriendo un abuso fiscal injustificado, en forma de un IVA del 21%, y el abandono histórico que las administraciones públicas han mantenido sobre la música en directo – el subsector cultural menos subvencionado en nuestro país – es el momento de reafirmar lo que valoramos y por lo que trabajamos:
  • Valoramos el carácter universal de la música como una de las formas de expresión y comprensión más antiguas- posiblemente la más antigua- de la humanidad, capaz de unir y emocionar a las personas, más allá de su origen, condición cultural y/o social.
  • Valoramos que la música, y particularmente la música popular en directo, es Patrimonio Cultural de todos los ciudadanos.
  • Valoramos la capacidad de nuestro país para producir nuevos contenidos musicales convertibles en riqueza y empleos sostenibles.
  • Valoramos la aportación social y cultural de todos los conciertos en directo y la importancia de tener un mercado competitivo para los más grandes con el fin de conseguir traer a nuestro país el mayor número posible de ellos.
  • Valoramos a los empresarios establecidos y a los emprendedores en sectores determinantes para la creación de imaginarios culturales propios, como es el mundo la música.
  • Valoramos las salas y locales donde se apuesta por programar música en directo y la importancia de que puedan ofrecer precios accesibles a todos los estratos sociales.
El deterioro de estos valores es vertiginoso y la música en vivo corre el peligro de desaparecer de nuestro país.
A la vista de la situación, exigimos al Gobierno una inmediata y significativa reducción en el tipo impositivo que actualmente grava el consumo final de música en vivo en nuestro país, y que nos coloca en una posición de extrema debilidad frente al resto de los principales países de la Zona Euro, que aplican a la música un impuesto del valor añadido reducido, para favorecer el consumo y la reinversión en talento.
Es por ello que los que suscriben este Manifiesto, se adhieren a la jornada de protesta convocada, por nuestras asociaciones, el próximo miércoles 20 de Mayo, día en que la música en vivo –y esperamos que también la que no es en vivo- callará totalmente, dejando salas y locales de conciertos en silencio, como muestra del vacío hacia donde nos lleva ser el país con el IVA sobre la música más alto de toda la Unión Europea.
Pedimos la adhesión a este Manifiesto al conjunto de todos los ciudadanos que consideran la música como algo fundamental en sus vidas y que, sin saberlo, están pagando y sufriendo las consecuencias de tan disparatada medida gubernamental.
En definitiva, seas quien seas y estés donde estés:
el 20 de Mayo apaga la música, para que en el futuro pueda sonar





martes, 19 de mayo de 2015

The White Buffalo - Mas actores de reparto para el ARF/2015 - "Once Upon a Time in the West" (2012).


Los mas cinéfilos coincidirán conmigo en la importancia de los actores de reparto en el cine, todos aquellos roles que apenas contaban con la bendición de un primer plano convenientemente aderezado de luz, maquillaje, peluquería e impacto musical para proyectar sobre lienzos y cerebros el heroísmo de un momento, la lírica de una situación romántica, el dramatismo de un latido compulsivo bajo el !Bomb! de un fogonazo sonoro orquestal...aquellos personajes siempre escuchantes de las peroratas sensacionalistas de galanes, héroes, mujeres de belleza imposible, antihéroes convenientemente ataviados de simpatía facilona y cercana, mujeres fatales de lánguida mirada...siempre observando las poses bajo los focos de los protagonistas...siempre en su lugar, siempre actores de reparto, secundarios.
Pero la importancia a la que me refiero la da el recuerdo de aquel film, los momentos estelares que se disuelven con otros similares de otras películas, con los mismos actores principales bajo otras pieles, en otros trajes y bajo diferentes parámetros, ese recuerdo que hace de aquella película inolvidable lo marcan los actores de reparto, aquellos que deciden suertes de deslumbrantes estrellas de ojos vacíos, que con un gesto cambian trayectorias argumentales, que dejan heridos corazones con decisiones pequeñas que vistas en la perspectiva de los años son las auténticas señas del héroe, del de verdad, aquellos roles que deciden filmes, marcan masterpieces, dejan hendiduras en memorias y corazones...
En los festivales no es demasiado extraño que ocurra algo parecido, que tras los fastos multitudinarios de las grandes bandas, alejados de los primeros planos, de la franja horaria estelar, de las letras grandes en los carteles decidan, y dejen marca en corazones y memorias, todos esos actores de reparto, todos aquellos que en los escenarios mas pequeños, a primera o última hora, cuando el respetable aún esta desperezándose de la siesta, o con el combustible vital del día en la reserva, ponen toda la carne en el asador y terminan decidiendo el festival, el fin de semana, terminan siendo el recuerdo bonito de tal o cual edición, el momento que te hace decir que mereció la pena el festival...los grandes actores de reparto.
Recuerdo con ilusión alguno como Mike Farris, JJ Grey & Moffo, The Sheepdogs, Walking Papers, Dirty York, M. Ward, Pontus Snibb 3, Israel Nash Gripka, The Union, Rival Sons...
El otro día, y con respecto a la edición de este año comentábamos el presumible paso fugaz y sin focos sobre él de John Paul Keith, paso que algunos no nos perderemos y que seguro que queda marcado en mas de uno como momento clave de la edición. Otro paso fugaz y sin demasiada trascendencia en cuanto a público y prensa será el de The White Buffalo, cantante y compositor que bajo este apelativo esconde su verdadera identidad: Jake Smith, y que practica el género americana puro y duro, asentada su actividad sobre típicas pero bien construidas melodías, con deleite de acústicas, aullidos esporádicos de steels, ritmos vaqueros y voces quebradizas que nos llevan a paisajes bucólicos y fronterizos, que nos cuentan historias de chicos y chicas, de recuerdos dolorosos y vidas paisanas y sencillas repletas de las intrépidas aventuras de la cotidianeidad, un muy buen cantante que como John Paul Keith tendrá un paso por las campas de Mendizabala alejado de fastos, en horario extremo y seguramente de escasa duración...pero que puede suponer un momento de encanto, bajo el sol, cuando los corazones van poniendo biorritmos a tono para eventos venideros de mayor enjundia sentimental, llegando a convertirse en recuerdo perdurable de un rato de buenas canciones, de carenciosos movimientos de caderas, y de lástimas por haber terminado tan pronto el bolo.


Yo, como afín que soy al género, The White buffalo me gusta, creo que tiene una serie de discos mas que agradables, de bonitas canciones, poéticas letras de lo de siempre, crepusculares letanías sentimentales y líricas semblanzas en clave de nostálgica canción de hamaca y botella de whisky, esperando que el sueño llegue evitando el dolor de otro amanecer en soledad...bonitas canciones de americana, folk y country.
Así lo demuestra en su tercer disco de estudio y penúltimo hasta la fecha: "Once Upon a Time in the West" que grabase en 2012 y que supuso la prueba definitiva de su estabilidad artística, cosa que se ha visto certificada con el cuarto disco de 2013: "Shadows, Greys and Evil Ways" y las canciones compuestas para series como: Sons of Anarchy o Californication.


Para aquellos que no conozcan al interfecto y deseen acercarse a su obra, o símplemente tengan curiosidad me permito recomendar como escucha este "Once Upon a Time in the West", fabuloso disco de tono melódico y fronterizo con preciosos cortes como: "Ballad of a Dead Man", "One Lone Night", "I Wish It Was True" o "I Am the Light"; bailables countrys taberneros como: "How The West Was Won", "BB Guns & Dirt Bikes" o "The Witch"; sin faltar countrys de aullantes steels como: "The Pilot" o la extraordinaria: "The Bowery".
Recomendable disco y discografía para los amantes del country, del folk y del americana en general que seguro que en su paso por el ARF deja impronta de su buen hacer con un bucólico concierto típico de actor de reparto.






lunes, 18 de mayo de 2015

"Something More Than Free", lo nuevo de Jason Isbell a la venta el próximo 17 de julio


La carrera de Jason Isbell es hasta la fecha intachable, ya su aportación a Drive By Truckers resultó decisiva para la consolidación de la banda de Athens a mediados de la primera década del pasado decenio, cosa que quedó patente tras la marcha de éste en busca de un periplo en solitario que se vio definitivamente consolidado tras el anterior y excepcional: "Southestern" publicado en 2013.
Disco aclamado por crítica y que encandiló a casi todos, era preceptivo repetir fórmula, y así en este "Something More Than Free" que verá la luz el próximo 17 de julio, el de Green Hell (Alabama) vuelve a poner al mando de los controles a  Dave Cobb con la esperanza de repetir los extraordinarios resultados de hace dos años.
Muchas esperanzas tengo depositadas en este trabajo, espero que repita las prestaciones de álbumes pretéritos y que no decepcione, para quien pueda interesar adjunto enlace a la web del artista donde se puede reservar el disco y conocer mas a propósito del mismo.
http://www.jasonisbell.com
Queda también esta versión del adelanto: "24 Farmes" en una toma en vivo de hace unas semanas.


domingo, 17 de mayo de 2015

Los domingos photosong - Los Elegantes, "Guitarras Son Cuchillas"


Siempre que me asomo a un concierto de rock and roll percibo la sensación que este tema de los madrileños Elegantes trata de transmitir, la fiereza de la garganta de las guitarras, el desgarrado sonido de su discurso, la adictiva sensación de cortarse con esas cuchillas, el satisfactorio efecto de cortar y rasgar al ritmo de sus aullidos, lo imortantes que son para el rock and roll, lo básicas que son para nosostros, resumiendo coño, que me encanta este tema de rock y de guitarras.
Que me encantan Los Elegantes.
¡Feliz domingo!!!