lunes, 1 de septiembre de 2014

La Docena de Doce de...Burning


El otro día en la entrada que me enfrentaba a la docena de doce de Radio Futura reconocía mis problemas para poder decir con palabras mis sentimientos hacia la obra de la banda de los Auserón y Quique Sierra. Hoy tengo un problema parecido con Burning pero por motivos diametrálmente opuestos, si en el caso de Radio Futura no encontraba palabras oportunas para expresar lo que deseaba, con Burning son tantas las palabras que se me vienen a la cabeza que no se por cual empezar y menos por cual seguir...
Así que solo se me ocurre improvisar lo que siento por Burning de forma atropellada e imagino que un tanto visceral, haber que pasa.
Burning significan para mi la esencia mas pura, dura y humana del rock and roll, un rock con sentido de grandeza que se niega a abandonar el asfalto reblandecido por el sol del barrio, que emerge de los testimonios de aquellos cuyos pies pisan acera y baldosa descolorida de tasca, de tasca clandestina de mentiras y negocios encorbatados, de tasca olor a calamares y camarero con delantal, el rock que mira a los ojos al amigo perdido en la polvareda del caos, que recuerda etílicamente a la chica perdida, el rock que hace de lo canalla romanticismo, de la dureza de los testarazos de la vida, belleza; de la ruina humana de una sociedad equivocada, causa de lucha; de la vida... de la vida común y proletaria ellos hacen rock and roll...rock and roll castizo y madrileño, pero que se abraza al rock de Reed o Stones con decisión y respeto, que se disfraza en los finales de los setenta a la estética de Bowie, Slade, Gary Glitter o T-Rex con gracejo barriobajero pero sin complejos...Burning es mi banda de rock and roll favorita de todas las que han pateado esta piel de toro.
Esta docena es tan improvisada como esta entrada, y es que con Burning...como me sobran las palabras, también me sobran las canciones favoritas:

1. "No Mires Atrás" - "No Mires Atrás" (1993):




2. "Una Noche sin ti" - "Noches de Rock'n Roll" (1985):




3. "Las Chicas del Drugstore" - "El Final de la Década" (1979):




4. "Hey Nena" - "Madrid"" (1978):




5. "Lo Que el Tiempo no Borró" - "El Final de la Década" (1979):




6. "Como un Huracán" - "Regalos Para Mamá" (1989):




7. "Demasiado Sucio" - "Pura Sangre" (2013):




8. "Ginebra Seca" - "Cuchillo" (1987)




9. "Jim Dinamita" - "Madrid" (1978):




10. "No Pares de Gritar" - "Hazme Gritar" (1985):




11. "Que Hace una Chica como tu en un Sitio como este" - "El Final de la Década" (1979):




12. "No es Extraño que tu estés Loca por Mi" - "Bulevar" (1980):



sábado, 30 de agosto de 2014

No Solo de Rock Vive el Hombre..."Ch'ella mi Creda" por Placido Domingo - "La Fanciula del West" de Giacomo Puccini


Muchas veces pienso el porque no ha aparecido por aquí una de las mayores, y digo sinceramente lo de mayores, pasiones de mi vida: La Ópera.
Concentrado en el rock, el soul, el blues, el country, el folk...bueno, siempre sumergido en esa marmita de adictivo elixir que es el rock y sus satélites, la ópera es un reducto que guardo para mi, en otro tiempo lo compartí o al menos lo intenté, pero terminé comprendiendo que era un terreno diferente, complicado de ararlo en compañía y que debía ser en soledad o con la compañía casi única de mi hermano que debía ser trabajado, los últimos dos lustros he seguido disfrutándolo con mas calma, desde el conocimiento que creo que tengo del mismo, conocimiento razonable y siempre con eternos margenes de aprendizaje, pero sin el ansia por aprender que me atenazó en los noventa, desde una posición mas observadora y degustadora.
Mas de sesenta operas completas forman mi discografía, mas de una docena de operas en audio e innumerables selecciones, discos de arias interpretados por uno u otro interprete y muchos recuerdos de los tiempos en los que de manera casi amateur dedique junto a mi hermano entre otros, no pocas horas a trabajar de figurante en la ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera), organización que me hizo pisar el escenario de forma cuasi profesional y compartir minutos en el con importantes figuras de la lírica, en aquel escenario del desaparecido teatro Coliseo Albia de Bilbao me enganche al genero lírico, absorto de emoción mientras las tablas temblaban debido al sonido que desde abajo insuflaba la orquesta y la gloria que brotaba de las gargantas de Roberto Scandiuzzi y Margareth Price entre otros, además de la masa coral entregándose a tope en un inolvidable Auto da Fe del "Don Carlo" Verdiano...en aquellos minutos mi alma fue seducida para siempre a la ópera, pocas veces he vivido y sentido la música de forma tan intensa y emocionada, casi sentía miedo de lo hermoso que me parecía lo que estaba escuchando...
Así que hoy me he decidido a colgar algo de ópera en Rock and More...y me ha parecido correcto hacer un guiño al country que como sabéis tanto me gusta, y para ello era de cajón hacerlo con la opera de Puccini: "La Fanciula del West" que se desarrolla en pleno salvaje oeste, es un western-ópera.
Y como esta obra tiene un aria famosa y hermosa, pues la ocasión la pintan calva, y como este país cuenta con uno de los tenores mas mastodónticos de los 50 últimos años, y de la historia también, como es don Plácido Domingo, que además domina el canto propio del especial verismo de don Giacomo Puccini, pues 1 + 1 = "Ch'ella mi Creda" de "La Fanciula del West" en la portentosa voz de Placido Domingo y compuesto por el infinito Giacomo Puccini.
Espero que os guste, pincharla, es una melodía realmente bella y Pacido hace un auténtico milagro sonoro con su voz.
Un poco de ópera de cara al fin de semana porque No Solo de Rock Vive el Hombre...



jueves, 28 de agosto de 2014

Malcolm Holcombe - "Pitiful Blues" (2014).


Confieso que me ha sorprendido la publicación de este nuevo disco de Malcolm Holcombe, este tipo tan poco acostumbrado a ver su nombre impreso en papel o emitiendo luz en pantallas de ordenador, no pone fácil la tarea de seguirle la pista, claro que es mas que probable que no sea culpa suya.
El caso es que mientras aún de forma bastante habitual sigo pinchando su anterior artefacto, aquel "Down the River" (2012) que hizo de él uno de mis favoritos de entre los cantores que expulsan silabas de su vientre como si fueran escupitajos de veneno de serpiente extraído de una herida hedionda, de los que en la garganta dejan vivir y oxidarse los desamores hasta que su hiel forma parte de su aliento y de los que se quedan escuchando como el dolor transporta su cuchillo por las arterias hasta que termina clavándose en su nuca, me sorprende la publicación de este nuevo trabajo de este juglar de la desolación.
Uno de los que, enamorados de un perpetuo silencio, parecen vagar por las praderas, guitarra y zurrón en ristre esperando el siguiente garito que acoja durante un par de horas sus suspiros ácidos de pasados amargos y futuros inciertos, sus melodías nacidas de desamores polvorientos, perdiéndose su recuerdo entre la polvareda levantada por la tormenta nocturna de su memoria...uno de esos que hacen de la música su forma de seguir adelante, a golpe de folk, de country y de la poesía bella y sincera de los perdedores.
Y cuando lo tuve ante mi sentí miedo, este año mas de un artista de los que más me han hecho sentir durante el último lustro me han decepcionado con sus últimos discos, y me daba miedo que me volviese a ocurrir con Malcolm y este "Pitiful Blues".


Nada mas abrir el disco se descubre que al menos estilísticamente no va a ofrecernos este trabajo sorpresas raras ni sobresaltos, suena como acostumbra el tipo, a música de vagabundo, cansado y castigado pero insuflado de una extraña fuerza que emana del duende adquirido tras años rodando por los caminos mas sinuosos de la vida, adivinamos en sus arrugados pentágramas cansancio pero no derrota, desencanto pero no desesperanza y todo el veneno que puede salir de una rasposa laringe y de unos dedos callosos de pellizcar cuerdas y pisar trastes.
Sonido básico y pantanoso, vocalidad que nos recuerda al Dylan de los últimos trallazos, al John Lee Hooker mas desquiciciado y como siempre, (al menos a mi) recordando la elegancia y aristocracia en el fraseo de John Hiatt.
Folk empapado de la humedad fangosa del delta y herido por los dardos envenenados del blues mas oscuro y sombrío que oyó el Mississippi allá en su desembocadura, clavándose estos en la textura de este sonido seco y silvestre, Robert Johnson en la retaguardia estilística de las canciones de este tipo de Ashville (Carolina del Norte), aunque el folk es quien domina en la expresión de Malcolm Holcombe por encima de otros palos.
Y canciones, diez, arenosas, de las que reptan por tus intestinos buscando tu alma para alimentarse de ella, melodías carentes de luz, apartadas de optimismo y aparentemente decididas a quemar las naves, sinuosas y febriles que embaucan neuronas y adormecen sentidos, que te llevan al lado oscuro del hombre, que lloran sin lágrimas.
Desesperado canto acústico y abrupto el primer tema "Pitiful Blues" trae enganchado a su chepa un sucio y roñoso blues escondido tras una steel guitar.
Dylaniana expresión en el country polvoriento de la excelente "Roots", y mas folk con aires vaqueros en uno de los cortes mas luminosos y frescos "Sing for a Sally" que es casi un canto de alegría.
Pantanosa aparición de una fantasmagórica voz pertrechada tras una espesura sonora a base de arpegios, extraño y negro tema: "Savannah Blues" que da lugar a otro corte de soleado recitar y cálidas acústicas que se enredan con steels, dando forma a un animado estribillo, hablamos de la estupenda "Another Dispair".




Vaquera y crepuscular "By the Boots" es uno de los temas mas destacados del disco, country sincero y profundo. Mas tópica se nos antoja en cambio el folk manchado de sonoridades texanas de la no obstante bonita "Words Not Spoken" que prepara el camino para la enraizada "Words of December" country-folk de altura, o mejor dicho...folk-country de altura.
Ligera y bienintencionada, suena realmente agradable este genuino airecito titulado "The Music Plays On".
Fin de fiesta con la elegante y hermanada con cualquiera de los temas que merodean por los surcos del ultimo LP de Hiatt, (al que le veo ciertas similitudes con este que nos ocupa), hablamos de la guinda del pastel, o mejor dicho, del hielo en la penúltima copa, del colofón "For the Love of a Child" que no desmerece a ningún otro corte, aunque transmite mas humanidad y amabilidad que otros momentos mucho mas escurridizos.



No me ha decepcionado Malcolm Holcombe, nos ha vuelto ofrecer, como recientemente ha hecho también su compadre John Hiatt, un excelente disco cuya escucha recomiendo a todos aquellos que gusten de los pantanosos sonidos del sur y de los pesarosos discursos vocales de los perdedores que cantan, como es el caso de Malcolm Holcombe, con las cicatrices del alma sangrando.

Este post ha sido escrito para su publicación en ZRS el pasado 27 de agosto de 2014, para acceder desde allí al post pinchar aqui.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Los discos de los 80 de Iron Maiden reeditados en vinilo.



Así lo ha anunciado Parlophone Records, los míticos discos que los británicos Iron Maiden grabasen en la década de los ochenta volverán a las tiendas a partir del próximo 13 de octubre en vinilo con la publicación de los tres primeros Lps de la doncella de hierro y sus singles:

Álbumes:
Iron Maiden
Killers
The Number Of The Beast


Singles:
Running Free b/w Burning Ambition
Sanctuary b/w Drifter (live) and I’ve Got The Fire (live)
Women In Uniform b/w Invasion
Twilight Zone/Wrathchild
Purgatory b/w Genghis Khan
Run To The Hills b/w Total Eclipse
The Number Of The Beast b/w Remember Tomorrow


Los tres siguientes discos con sus correspondientes singles verán la luz el próximo 27 de octubre:

Álbumes:
Piece Of Mind

Powerslave
Live After Death


Singles:
Flight Of Icarus b/w I’ve Got The Fire
The Trooper b/w Cross-Eyed Mary
2 Minutes To Midnight b/w King Of Twilight
Aces High b/w King Of Twilight
Running Free (live) b/w Sanctuary (live)
Run To The Hills (live) b/w Phantom Of The Opera (live)


Y finalmente se completará la reedición en su totalidad con los dos últimos trayazos que nos regalaron los de Bruce Dickinson el ocaso de la década. Asi el 27 de noviembre verán la luz:

Álbumes:
Somewhere In Time
Seventh Son Of A Seventh Son


Singles:
Wasted Years b/w Reach Out
Stranger In A Strange Land b/w That Girl
Can I Play With Madness b/w Black Bart Blues
The Evil That Men Do b/w Prowler ’88
The Clairvoyant b/w The Prisoner (live)
Infinite Dreams b/w Killers (live)



Si hay algo mas famoso y mítico aún que la música que contienen estos discos, la edad de oro de la banda si ninguna duda, es el cartón que los recubre, la figura terrorífica que protagoniza los trallazos visuales que cada disco supone, el zombie Eddie y las imágenes extremas a las que este ser es llevado. Gran alegría para muchos y no tengo duda de que si bien no toda la colección si que caerá mas de uno de estos artilugios artístico musicales que son ya piezas míticas del rock, del heavy-rock.

domingo, 24 de agosto de 2014

La Docena de Doce de...Radio Futura.


Otros de mis intocables son estos madrileños, Radio Futura, los respeto mas de lo que se explicar, hay tanto en los noventa que no hubiese existido sin ellos, desde el boom del rock latino iniciado por ellos a principios de los ochenta con trallazos como "Semilla Negra" o "El Tonto Simón" o el giro canalla-castizo-jamaicano que le dan a títulos como "El Canto del Gallo" o "La Negra Flor"...De hecho diría que "La Canción de Juan Perro" hoy mas que un disco es una Denominación de Origen...en resumen, un grupo bárbaro, mucho mas que pop o rock, mucho mas que movida, un estilo, una banda que como siempre en este país no esta valorado como se debería, es posíblemente la formación desaparecida que mas echo de menos, y sin duda la selección que mas me ha costado hacer.
Aquí están La Docena de Doce de Radio Futura:

1. "La Estatua del Jardín Botánico" - "La Estatua del Jardín Botánico/Rompeolas" (Single), (1982):




2. "No Tocarte" - "De un País en Llamas" (1985):




3. "Annabel Lee" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




4. "Escuela de Calor" - "La Ley del Desierto/La Ley del Mar" (1984):




5. "El Canto del Gallo" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




6. "Han Caído los Dos" - "De un País en Llamas" (1985):




7. "Divina - Los Bailes de Marte" - "Música Moderna" (1980):




8. "Paseo con La Negra Flor" - "El Directo de Radio Futura" (1989):




9. "Veneno en la Piel" - "Veneno en la Piel" (1990):




10. "Semilla Negra" - "La Ley del Desierto/La Ley del Mar" (1984):




11. "A Cara o Cruz" - "La Canción de Juan Perro" (1987):




12. "El Tonto Simon" - "De un País en Llamas" (1985):



sábado, 23 de agosto de 2014

Andrew Bird - " Things Are Really Great Here, Sort Of… (Handsome Family Covers)" (2014)

A veces hace falta tan poco para disfrutar de lo lindo de la música...si bien es cierto que muchas veces parece que nuestras exigencias son desorbitadas, otras da la sensación de que todo es mucho mas sencillo, y que vasta unas notas bien combinadas y ordenadas sobre un pentagrama, una acústica convenientemente afinada, un ritmo básico de bajo, sencillo y tópico y una batería funcionando con la suavidad pajosa de las escobillas, todo ello para acompañar a una voz de bello timbre mas preocupada en mimar una melodía trabajada con vocación de artesano que de obrar milagros laríngeos, para que con un par de añadidos dando dulzor y sensibilidad al conjunto, las canciones pasen por nuestros oídos y por nuestros poros para, con la suavidad de una madre con su lactante, encajonar suavemente en nuestro corazón.



Mas o menos estas características son las que definen a Andrew Bird, un violinista que comenzó su carrera a mitad de los noventa haciendo sonar este instrumento en la banda de jazz Squirrel Nut Zippers, quienes estaban especializados en reinterpretar canciones tradicionales americanas de esencia swing y procedencia años treinta. 
Da comienzo su carrera como solista en 1996 con la publicación del álbum "Music of Hair" y poco a poco su música empieza a perder en experimentación y se asienta mas en un estilo indie rock de suaves sonoridades y acercamientos paulatinos a un folk de bello trazo melódico, esto se ve plasmado a partir de 2003 y un estupendo disco que significa el punto de inflexión: "Weather Systems".
Aprende a tocar la guitarra y se destaca como experto silbador, siendo realmente conocido por su destreza con los silbidos.

The Handsome Family es una banda formada por el matrimonio Brett y Rennie Sparks y que llevan recorriendo América y Europa desde 1993 ofreciendo su country alternativo, de sugerente linea clásica convenientemente actualizado y pasado por el tamiz de una fina y respetuosa modernidad, la arquitectura fina y bella de sus composiciones es una de las características mas destacadas de este fantástico grupo.
Andrew Bird, reconocido fan de los Sparks, con quienes a girado en alguna ocasión, ha decidido dedicar su ultimo trabajo, este "Things Are Really Great Here, Sort Of… (Handsome Family Covers)" a versionar un grupo de canciones del matrimonio.
Y lo ha hecho bien, la verdad, haciendo suyos los temas, cantándolos con mimo y estrujando con su voz todo el jugo melódico de los mismos en un delicioso trabajo vocal.
Folk de calidad y finura sónica, producción que no busca tres pies al gato y deleite interpretativo, belleza musical con los mínimos argumentos instrumentales, acústicas, algún evocador coro femenino dulcificando estribillos, un poco de viento nuevaorleanesco, algunos violines marca de la casa y efectismo rítmico básico y elemental.
¡Y  a disfrutar de diez preciosos temas!



Recorrido que da comienzo con la preciosa "Cathedrals" proviniente del disco de 1998 "Through the Trees" del dúo de Illinois y rebautizada pro Bird como "Cathedral in the Dell".
No menos hermosa y con el violín arpegiando como si de un banjo se tratase deleita por belleza "Tin Foiled", hermoso folk incluido en el fantástico disco de 1996 "Milk and Scissors".
Melodía que se desparrama dulce y melosa "Giants of Illinois", con una steel gloriosa y un estribillo de esencia country que emana paz, un tema bellísimo de veras que podemos encontrar en el magnífico "Through the Trees".




"So Much Wine, Merry Chrismas", textura country cantada con elasticidad y delicadeza, extraída de "In The Air" (2000).
Vuelven los violines para dar consistencia a la acústica que acompaña a la voz de Andrew mientras esta se solaza con la bucólica hermosura de "My Sister's Tiny Hands" nuevamente rescatada del enorme "Through the Trees".
Mas folk de libro en las bonitas "The Sad Milkman" perteneciente a "In The Air" y la bohemia fineza de "Don't Be Scared", fabuloso tema perteneciente al mismo LP.
Folk de tendencias mas brit que se detecta desde los primeros ataques de violín que preceden a la preciosa melodía de "Frogs Singing" con pizzicatto incluido y violín reemplazando la guitarra eléctrica del original incluido en el último disco The Handsome Family "Wilderness" de 2013.
l




La relajada y poética "Drunk by Noon" del lejano "Milk and Scissors" que da paso al cierre de este hermoso recorrido folk con la mas extensa y elaborada sonicamente, a base de pellizcar las cuerdas del violín y combinar contrabajos, la bonita "Far From Any Road (Be My Hand)", tema que podemos encontrar originalmente en "Singing Bones" otro excelente trabajo de The Handsome Family publicado en 2003.
Dificil que no se disfrute de la escucha de este disco, que no pretende nada que no sea lo que se oye al primer golpe, y que no es otra cosa que gozar y hacer gozar de la hermosa calidez de diez destacados temas de los fabulosos The Handsome Family, esto puede suponer además una extraordinaria ocasión para conocer la obra de este excelente dúo americano que practica un country y un folk de muchos quilates.

viernes, 22 de agosto de 2014

Diez canciones que me ponen tontorrón...


Me quiero imaginar que no solo me pasa a mi...me refiero a que la escucha de determinadas canciones me retrotraiga a un pasado que la memoria, mentirosa y sádica donde las haya, siempre indica que fue genial y de imborrable recuerdo, si te  paras a pensarlo, en muchas ocasiones no ha sido para tanto...aunque en otras si.
Estas canciones muchas veces dejan de tener un sentido musical para quedarse en un ejercicio de remembranza, ocasionálmente para sufrir la quemazón que la sal que en el corazón vierten ciertos recuerdos dolorosos nos haga temblar párpados y labios de emoción caliente pero viscosa.
En otras, las mejores, para resucitar días y momentos de gloria, noches de pasión o tardes de sol, horas de música pegado a la espalda húmeda y perfumada de una inolvidable chica que dejo tu corazón tocado con una susurrante caricia cuyo placer nunca termina...fue tan breve, tan fugaz...viajes en coche con el sol en el horizonte y la juventud desafiando al verano, con la vista alternando asfalto y retrovisor mientras en el casette suena aquel tema...que recuerdos...que viaje...
Hoy aprovechando que el verano sigue entre nosotros y que son fiestas en Bilbao, nuestra Aste Nagusia que tantos recuerdos me trae, de los segundos casi todos, y tantas canciones asociados a los mismos, y que además sigo en plan holgazán, se me ha ocurrido otra lista de estas que reparten sus encantos entre amantes y enemigos pero que a mi me entretienen y creo que son inofensivas...
Allá va pues, diez canciones que me ponen tontorrón, aviso, hay de ambos modelos, amables y traidoras:
¡Que siga el verano!!!


1. "No More Lonely Nights" - Paul McCartney:



2. "Mediterraneo" - Los Rebeldes:


3. "(Just Like) Starting Over" - John Lennon:


4. "Ojos de Perdida" - Secretos:


5. "Jealous Guy" - Bryan Ferry:


6. "La Cita" - Ramoncin:


7. "To France" - Mike Oldfield:


8. "Cannabis" - Ska-P:


9. "No Estas Sola" - Miguel Ríos:


10. "I Guess That Why They Call It The Blues" - Elton John: