sábado, 29 de diciembre de 2018

Los Flechazos - "Alta fidelidad" (1995). Mis discos de los noventa.


Terminaba para Los Flechazos la etapa DRO y comenzaba el periplo por Elefant Records, y tal vez esta circunstancia sea la que hace que "Alta fidelidad" no parezca el final, ni siquiera el principio del fin, a pesar de ser el último larga duración de los leoneses.
Digo ésto porque en "Alta fidelidad", ignoro si por influencia del nuevo sello, se produce un cambio de coordenadas sónicas que si bien no es radical ni traumático si es perceptible, y que años después se evidencio que continuó, con la carrera de Alejandro Diez, líder mítico de la banda, ya rebautizado como Cooper.
La semilla del sonido Cooper empieza a dar sus primeros brotes en "Alta fidelidad", también los textos y una cierta atmósfera, que aunque convive con las ensoñaciones juveniles sixties y mod de Los Flechazos, tiñe su corpórea tesitura con otros colores. Es por eso que "Alta fidelidad" se balancea entre los conceptos final y principio.
Es incuestionable pues, que el último elepé del grupo es un trabajo distinto, sin contener argumentos radicales pero con las suficientes pistas que lo hacen tener otro tono, otra espiral, otra etapa en definitiva.

El disco está producido por la propia banda y Eugenio Muñoz, y a Alex y Elena se le suman Francisco Villa (bajo) y Miguel Manero (batería) para esta nueva singladura.
Me da la sensación de que el disco mantiene una cierta controversia entre algunos fans de la banda: para algunos (entre los que me incluyo) se trata del disco más redondo y maduro del grupo, el más cohesionado y precursor de la carrera de Cooper, en cambio otros lo ven como un disco que se aleja de ciertos postulados sónicos y emotivos de los primeros Flechazos, lo que en parte le otorga una pátina de melancolía ante el irreductible final del sueño que se intuía.
En cualquier caso se trata de otro excepcional disco de Los Flechazos, con innumerables virtudes y canciones que revolotean en ensoñaciones sixties, puro y duro brit-pop; mezcolanzas entre el amor juvenil y la melancolía, y esas imágenes urbanas tan poéticas que suelen acompañar a la literatura de Alex.
De estas imágenes está creada la tristeza ante la amistad rota de la maravillosa "En tu calle" que cierra el disco, y para mi (esto es un sentimiento personal) cierra también la trayectoria del grupo, creo que la he escuchado más de un millón de veces.



Como es habitual incluyen alguna versión en el tracklist, certeramente traducida al castellano "Dices que lo sientes" del original "You can be my baby" de The Red Squares y cantada por Francisco Villa; y se atreven incluso con The Who y su "So sad about us" que lo convierten en la estupenda y chispeante "Pasará".
Estribillos pegadizos e inconfundibles y efervescencias en "No hay solución". "Me he subido a un árbol" (con cierto acento soul), "Nunca más" o la sofisticada "Alerta".
Temas más oscuros, con el hammond soplando y un ritmo más ronco en "Miedo a volar" y la incisiva rítmicamente "Si tú te vas". Además del bailable y frenético instrumental "Pussycat".
Dejamos para el final otras dos joyas de gran enjundia: "El faro" es tal vez una de las más grandes composiciones del grupo en toda su trayectoria, guitarrera, melancólica, grandiosa. Y terminamos con la hermosa "Queda mucho por andar", un canto a la soledad y el destino, inspirada en la figura de un personaje sin techo que durante años paseaba por la zona de la plaza de Santo Domingo de León y que era parte del paisaje, un tema excepcional.



Los noventa de mis recuerdos tienen tantos y tantos episodios en León, con Los Flechazos insuflando colores, sentimientos y vitalidad a mi juventud, amor fugaz disfrazado de eternidad a mis veranos, eco a los recuerdos que me acompañaran por siempre y motivos de charla y remembranzas con los viejos amigos cada vez que vuelvo a mi la que es mi segunda casa. Sin duda, "Alta fidelidad" es otro de mis discos de los noventa.

2 comentarios:

  1. ¡Cómo molan Los Flechazos! Y eso que los que yo recuerdo son los de finales de los '80s en el Húmedo de León.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es el último elepé y en mi opinión el mejor. Te lo mando junto a "En el club" de 1989, para mi sus dos mejores discos.
      Abrazos.

      Eliminar