viernes, 3 de agosto de 2018

Lori McKenna - "The Tree" (2018)


Hace unas semanas hablaba del último disco de Sarah Shook and The Disarmers, "Years", como mi artilugio country favorito de la presente añada hasta aquél momento. Que nadie piense que me desdigo, pero si tengo que reconocer que a la jovencita e intrépida Sarah le ha salido una feroz competencia, y se trata de otra dama, más concretamente de la cantante y compositora de Massachusetts Lori McKenna que con su onceavo trabajo, "The Tree", ha facturado un hermoso y sosegado disco de country-folk repleto de excelentes canciones.
La carrera de Lori se ha ido fraguando poco a poco, con los años, gracias a sucesivos trabajos que crecían artísticamente de manera escalonada y hacían que la legión de seguidores de la cantante fuese creciendo, así como su prestigio entre la prensa y público especializado.


Tras el exitoso "The bird and the rifle" de 2016, la expectación era mucha, y desde luego no ha decepcionado con este "The Tree".
Producido por Dave Cobb, que también toca guitarras, consta de once canciones discretas, sencillas en apariencia, y en las que nos habla de temas cercanos pero inefables, eternos: la familia, los problemas cotidianos, los sentimientos más humanos y comunes y por ello más complicados, el amor, la vida en definitiva.
Con base acústica, y entorno reflexivo, contemplativo y crepuscular, la voz de Lori McKenna suena como un aliento amigo, convirtiéndose en la interlocutora perfecta de lo que canta, de lo que cuenta.
Cada canción es un milagro melódico que hace de lo cotidiano una experiencia deliciosa y plena, basta escuchar cualquiera de estas once canciones para entender a la perfección lo que digo, como por ejemplo el que fue el primer single del disco titulado "People get old".



Pero las sensibilidades se extienden a lo largo y ancho del elepé, destacando en mi opinión coplas como: "A mother never rests", la melancólica "The fixer", la bucólica "The tree", la optimista "Happy people", la ponderada "The lot behind St. Mary's" o la luminosa "Young and angry again".



Country de sedosas melodías, maduro, austero y juicioso, -en otra onda al que nos ofrece Sarah Shook-, para escuchar en las horas de las brujas, los sueños y los besos más dulces, cuando la vida palpita a un ritmo más lento y las canciones se hacen sitio en la piel y el alma. No se lo pierdan.

2 comentarios:

  1. sin lugar a duda uno de los discos mas bonitos del año Para superior al de Srah . Infalible es esta autora pero aqui esta de musas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un disco precioso, en las antípodas de "Years" de la Shook. Se está creando una carrera notable Lori McKenna.
      Saludos.

      Eliminar