miércoles, 11 de julio de 2018

Parquet Courts - "Wide awake!" (2018)


Admito que no me gustó enterarme de que el productor del nuevo disco de Parquet Courts sería Danger Mouse. Sus 'rupturistas' producciones no siempre han terminado en trabajos que me hayan encandilado precisamente.
No obstante no dudé a la hora de acometer la escucha de "Wide awake!", que es como se titula el último disco de la banda neoyorquina, esperando un sonido que alejara a Andrew Savage y compañía de eso que ahora se llama su zona de confort.
Pero lo cierto es que con ciertas novedades sónicas que comentaremos a continuación, tampoco es un cambio dramático, y se hacen perfectamente identificables como Parquet Courts.
En primer lugar es necesario dejar claro que continúan con sus textos de siempre: inteligentes, cultos, atinados y muy valientes, poniendo a la vista de todos los trapos sucios de su país.
En cuanto a la vestimenta de estas letras se aprecia un apaciguamiento (que no deserción) de su típico sonido rock-punk-garage, para cubrir sus soflamas con prendas más sintéticas, acentos funk y psico-soul sorpresivamente.
No diré yo que le siente mal al grupo estos sonidos ácidos e incluso raperos que le acercan a formaciones como Beasty Boys, ya que no se desprenden de sus guitarras y sonoridades Lo-Fi que les siguen caracterizando.
Abren con un tema que es una gamberrada en toda regla, bajos y riffs extraídos en la linea temporal de los mediados años setenta y un estribillo contundente y descarado: "Total football".
En la estupenda "Violence" llega el primer latigazo funk, con asociaciones al hip-hop, no obstante el tema funciona como un tiro. Cuando menos, sorprende el corte "Before the water gets too high", sujeto por un sintetizador y un bajo.



"Mardi Gras beads" tiene un toque noventero (¿Pavement?) y se escucha con gusto, aunque un servidor prefiere el torrencial guitarrero de la transgresora "Almost had to start a fight/in and out of patience". Vuelta a momento más calmos con "Freebird II" para volver a la desatada acción punkrockera de "Normalization" en lo que parece una montaña rusa musical.
En esta onda de rugidos se cuentan algunas piezas más en el elepé: la fugaz "NYC Observation" o la de frenético pulso "Extinction", ambas vuelan en menos de dos minutos.
No me conquista del todo el funk setentero y catadrióptico "Wide awake". Un pop acariciador y atmosférico como "Back to earth" me descoloca un poco, aunque termina ganandome el oído. "Death will bring change" es un tema de textura casi brit-pop con coros infantiles hablando de los cambios de la muerte, un tema que se ha ido convirtiendo en un favorito, igual que el que cierra este catálogo: "Tenderness", más cálido y que me suena como una especie de funk underground y que también ha ido ganando enteros con sucesivas escuchas.
Me costó un poco al principio, pues estaba un tanto sorprendido por algún tema de este "Wide awake!", pero lo cierto es que poco a poco este disco de Parquet Courts termina convenciendo. Aunque me quedo como momentos preferidos aquellos que recuerdan a los Parquet Courts previos a Danger Mouse, este último disco del cuarteto bien merece un notable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario