viernes, 27 de abril de 2018

The Breeders - "All nerve" (2018)


Vuelve Kim Deal con su proyecto paralelo The Breeders. Cuando la bajista original de Pixies anunció en 2013 que abandonaba a la formación que le hizo famosa para dedicarse a otras facetas de su carrera, era de esperar que antes o después resucitara a sus The Breeders, y ha sido ahora, cinco años después de aquél episodio que marcó la definitiva ruptura con Black Francis, que aparece "All nerve", que llega justo una década después de "Mountain battles" (2008).
No quiero engañar a nadie, no me esperaba demasiadas bondades de este disco, no esperaba que superara su catálogo de 2008 (que tampoco es un disco que me enamorase), pero creo que lo hace, y con claridad, una agradable sorpresa.


El disco es dominado por los medios tiempos, suena maduro y se palpa en él una actitud de interiorizar el concepto musical en lugar de buscar el cañonazo de impacto inmediato.
No sorprende en cuanto a desinhibición sónica ni lo busca, pero gana en solidez y personalidad, y además está compuesto por buenos temas y la atmósfera propia de trabajos precedentes.
Sorprende la serenidad que emana y la aparente falta de vocación de destacar, ese mantra que en ocasiones maniata a muchos artistas que retornan con proyectos maduros semejantes, y que terminan facturando, por este motivo, trabajos mediocres, deshilachados y que no se los creen ni ellos mismos.
La producción de Steve Albini, quien ya acometió esta labor en el estupendo "Pod" (1990), provoca que este nuevo cancionero recuerde en muchos aspectos -atmósfera, suntuosidad- a aquél, lo que también es un punto a favor de "All nerve".
En cuanto al cancionero, como hemos dicho dominado por piezas de medio ritmo, es equilibrado y sin paja, con algunos momentos ciertamente destacados como el corte que abre el trabajo "Nervous Mary", excepcional tema que marca la disposición sónica y ambiental del resto del disco.



Pero este trabajo encierra en su interior más motivos de alegría: la vigorosa y encendida "Wait in the car",  el nervio (evidentemente) y el sosiego de "All nerve" una favorita personal, la etérea "Spacewoman", la extraordinaria y sensitiva "Walking with a killer", la trepidante "Archangel's thunderbird" o la gravitatoria sensación sónica y melódica de "Dawn: making an Effort" otra favorita.
Notable disco de Kim Deal, que viene acompañada en esta ocasión de Kelley Deal, el baterista Jim McPherson y la bajista Josephine Wiggs para ofrecer este "All nerve" bajo la nomenclatura de The Breeders, que ha resultado, al menos para un servidor, una agradable sorpresa que recomiendo sinceramente.

6 comentarios:

  1. Es po esa cantidad d tiempos medios lo q mas me hacautivado del disco dandole una sensacion de sr muy compacto y sin altibajos . un disco de notable muy alto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una sorpresa para mi, lo reconozco, no me esperaba un disco tan bueno, me alegro.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Favoritos de esta casa, The Breeders, además Kim Deal siempre me gustó más con este grupo que con Pixies, es más ella, alejada de la "tiranía" de Black Francis. Ya lo tengo pedido y seguro que disfrutaré como un enano.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi sus dos primeros discos me parecen buenísimos, pero el que editó hace una década me dejó frío, no esperaba un disco tan bueno, seguro que te va a gustar.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Es un discazo sin duda. Sobretodo si se compara en sustancia, y personalidad para sumar a su corta discografía, uno de los discos más destacables después de 10 años. Mucho mérito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra comprobar que el disco está gustando, apenas he leído nada sobre él y me extraña la verdad.
      Gracias por tu aportación.
      Saludos.

      Eliminar