miércoles, 7 de marzo de 2018

And libros by Addison de Witt... "Camino Soria" - Edi Clavo.


Recuerdo perfectamente el día que adquirí el disco "Camino Soria" de Gabinete Caligari. Fue en una tienda de discos que evidentemente ya no existe, y eso que llegó a contar con al menos media docena de sucursales en el territorio vizcaino, yo lo adquirí en el establecimiento de la calle Autonomía de Bilbao, me refiero a las tiendas Long Play (ya no queda ninguna). Lo que me cuesta más trabajo es asumir que han transcurrido más de treinta años desde entonces. A mi, como a casi todo el mundo, el disco me subyugó, sonó en casa durante meses sin parar y era prácticamente imposible que en TV o en radio no escuchases alguno de los temas que lo alimentaban a poco tiempo que estuvieses a la escucha o con los ojos pegados al televisor.
Aprovechando esta efeméride, Edi Clavo, baterista de Gabinete durante todos los años de existencia del grupo, se ha marcado un documento en el que recuerda los entresijos que rodearon a la gestación, grabación, promoción y presentación en vivo de "Camino Soria".
Con una prosa ágil y encendida, de cierto tono castizo pero atenta a todos los detalles, incluso a los más ínfimos, Edi nos atrapa en una espiral de explicaciones, impresiones personales y relatos de hechos reales vistos sin afectación y con la nostalgia justa.


No se adscribe a la búsqueda del impacto sensacionalista o amarillo, -los que busquen carnaza deben gastarse la pasta en otros productos-, y pone en negro sobre blanco los detalles referentes a los días de autos, en los años 87 y 88, con una lucidez y técnica narrativa que parece haberle traído a la pluma la madurez adquirida y la perspectiva serena e inteligente de lo ocurrido, disfrutado y sufrido durante la época referida.
Desde la evidencia de que La Movida era ya historia, y que el pop había cambiado, el autor nos pone en antecedentes, es decir en el cómo se llega a "Camino Soria". Estos antecedentes interesan tanto a la historia del grupo, como al entorno que se vivió en Madrid y en España desde los últimos años de los setenta hasta el final de La Movida, ubicado por muchos en Vigo (una de las historias más histriónicas de los ochenta, aquel viaje en tren).
Refiere Edi la fuerte presencia que el pop y el rock tuvo en los medios, repasando los programas de radio y televisión, que hicieron historia en la promoción y expansión de la música española, tampoco falta el recuerdo a los muchos profesionales del periodismo musical que en aquellos años apoyaron y distribuyeron canciones desde sus micros y fanzines, creando el caldo de cultivo que hizo posible la edad de oro del rock y el pop patrio.
Nos narra Clavo la decadencia de estos programas, en especial los catódicos, según avanzaba la década de los ochenta, en lo que parecía un reflejo de lo que en las calles y espíritus ocurría también. La música que sonaba en las ondas de FM de entonces, los vídeo clips que desde la MTV distribuían por el planeta y la perdida de coordenadas de muchos de los rockeros que en las anteriores décadas hicieron historia, y que les mantenían en aquellos días de tendencias y sintetizadores, etiquetas y pelos cardados, más perdidos que un mono en un garaje.
No es diplomático con aquellos grupos nuevaoleros de postal, nueva románticos y tecno pops, no se esconde detrás de frases hechas y resulta especialmente interesante y muy entretenido el capítulo tres sobre el Hit parade del 87.
Con Edi conocemos el mundo de los locales de ensayo en la época, las promociones peregrinando de medio en medio, la televisión en play-back, -especial de noche vieja incluido-, la manufactura física y estética del álbum blanco del rock hispano, las fotos del maestro Alberto García Alix, los ensayos, los que se quedaron en el camino, el fichaje por la multinacional EMI, la grabación, las giras, el éxito...
Magnífico libro, sobre un magnífico disco y sobre una época muy especial (y esencial). Soberbiamente escrito y adictivo. No falta el antes de los Gabinete antes de "Camino Soria". Hoy, seguimos refiriéndonos a él como un elepé legendario, de los que nunca mueren, y es una estupenda oportunidad para volver a pincharlo mientras nos ocupamos de atender a las narraciones de Edi Clavo, cuestionando algunos porqués y concediendo algunas remembranzas hasta ahora ocultas al respetable. Con este libro he recuperado, y vuelto a amar, si cabe aún más "Camino Soria".

2 comentarios:

  1. aunq camino soria llegue a odiarlo de tanto q sono lo he revisado tras años de scucha y mantiene el tipo no como otras cosas de esos años es m´ñas inlcuso es un adelantado a su tiempo. El libro he de comprarlo pues la pinta es exccelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El disco en su día sonó tanto que es normal que llegase a saturar, yo hacía años que no lo escuchaba. Pero como los grandes discos si se recupera hoy, vuelve a funcionar de maravilla, y con el impulso del libro, más.
      Saludos.

      Eliminar