jueves, 15 de febrero de 2018

Guttercats - "Follow your instinct" (2018).


Aunque por lo que he leído por ahí, hoy, 15 de febrero, es el día que se pone en circulación el nuevo disco de Guttercats (cuarto larga duración de la formación liderada por Guts Guttercat), gracias a la generosidad de los parisinos, hace varias semanas que este "Follow your instinct" está sonando -a todo trapo- en casa.
La formación gala consigue con esta entrega su obra más redonda, más cohesionada y equilibrada. Con una mayor carga eléctrica y unas melodías perfectamente perfiladas no pierden personalidad y ganan en suntuosidad. Siguen la premisa sónica que les lleva a practicar un rock and roll de actitud, con claros referentes y cierta esencia glam, así como algunas resonancias nuevaoleras.
Una producción incisiva que amplifica los efectos melódicos y sónicos con la incursión de diversos instrumentos: órgano, piano, armónica, saxo, alto (violín de la época renacentista, para música de cámara).
La variedad es también un activo en este catálogo, apuntando alto en cualquier extremo tocado.
Desde temas estimulantes y de ferviente estribillo como "A trip down memory lane" o la más lóbrega "(Beyong the limits) before I die"; pasando por momentos dominados por acústicas y eléctricas mucho más amables y luminosas, como en la excelente: "I wonder". 
Pero destacan, en opinión de este escriba, algunos puntos francamente álgidos, con solemne construcción sónica: "Follow your instinct", la opulenta: "No remorse, no regrets", un suculento manjar glam de violines y saxos; y especialmente la extraordinaria: "Don't cry on my sholdier", nostálgica balada de emotividad creciente y victoriana con egregios coros y los habituales sonidos (en este álbum) de cuerdas renacentistas.



Completan un tracklist sin fisuras, la atmosférica, de aires new-wave "Down in the hole"; la diáfana pieza: "Sweet little sister" de esencia ochentera y saxo encendido, como una especie de soul-blanco.
La rugiente guitarra glam de "I promise you"; y el atípico toque que una armónica le da a un tema de intrépida melodía titulado "On the road" y que cierra el recorrido por este álbum.
Queda, eso si, un cover del tema que bautiza el disco, una visión sombría y acústica de gótica atmósfera, cantada con cavernosa voz, y de forma excelente (como en todo el elepé) por parte de Guts.
Guttercats completa un disco definitivo, su mejor obra en mi opinión, con una apuesta un tanto más gótica y glamourosa, sin perder atributos y pariendo unas canciones que se dejan querer primero, y desear después. Un disco excelente que pronto podremos disfrutar en vivo en España, como ya adelantamos aquí.
Este disco se puede adquirir y escuchar en el siguiente enlace de bandcamp: Guttercats.

2 comentarios:

  1. Un discazo amigo, bien lo sabemos. Deberíamos verlos juntos en directo cuando vengan, ya sería total. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diré que me estoy pensando hacer doblete. El sábado tocan en Santander junto a Los Tupper, que me consta que son amigos y los cántabros han facturado un discazo hace unos meses y el domingo en Bilbao, en un lugar que les viene genial, en La Nube, un café teatro muy apropiado.
      Podría ser una buena liada jeje...
      El disco es muy bueno, de lo que más está sonando este 2018.
      Abrazos.

      Eliminar