domingo, 3 de diciembre de 2017

Los lunes... escenas de cine - "La torre de los siete jorobados"



Edgar Neville fue uno de esos talentos que España deja que se precipiten en el agujero negro de la indiferencia primero, y en el no menos tétrico del olvido después.
Pintor, autor teatral, escritor y director de cine; en todas estas disciplinas el madrileño hizo sus pinitos y dejó constancia de una osadía infrecuente en la época (años cuarenta), acometiendo empresas artísticas que se deslizaban del tópico imperante en la España de entonces.
En 1944, y basada en la obra teatral de los años veinte, y de mismo título, de Emilio Carrere (otro olvidado), rodó "La torre de los siete jorobados".
Una película imposible para la época, donde con enorme talento se mezcla el género del terror, con toques policíacos y dentro de una ambientación castiza madrileña que se combina con una decoración barroca de los interiores; como disolver el aceite de los buñuelos en cloroformo mientras suena un chotis entre una fantasmagórica niebla de influencia expresionista.
Excelentes el jugador Antonio Casal, el fantasma Félix de Pomés, la joven Isabel de Pomés (hija del anterior) y el jorobado Guillermo Marín (un olvidado más).
Un film que no puede dejar indiferente a nadie y que merece mucho más respeto y consideración, por osado, palpitante de misteriosa emoción y en cierto modo bello, con unos extraordinaios efectos especiales y una densa, al tiempo de luminosa, fotografía.
¡Feliz semana!

2 comentarios:

  1. pues esta no la recuerdo tendre q revisar este filme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece estupenda, creo que la tengo por ahí, estate atento al E-mail.
      Saludos.

      Eliminar