viernes, 14 de julio de 2017

The Parson Red Heads - "Blurred Harmony" (2017)


Conocía a The Parson Red Heads de manera superficial cuando hace un par de años nos visitaron en una gira junto al canadiense Doug Paisley.
Fue entonces cuando profundicé más en su producción, Doug es un favorito personal y la ocasión bien merecía ser completada con el siempre oportuno conocimiento previo de los participantes en el show, en este caso los pelirrojos oriundos de Oregon: The Parson Red Heads.
Me interesaron no pocas canciones de su colección, aunque debo admitir que fue en vivo donde me noquearon con un explosivo sonido sobre las tablas.
Tal vez hasta la fecha he echado de menos un disco que a mi entender resultase redondo, rotundo y sin altibajos. Pues bien, este disco ha llegado en el presente curso y lleva por título: "Blurred Harmony".
Con esa base argumental, situada en el pop de tintes lisérgicos que mira a Big Star o incluso a Buffalo Springfield, sin olvidar acentos más continentales como los heredados de formaciones como Teenage Fanclub; el quinteto navega sobre una nave de melodías perfectas, construcciones sónicas de nutritivo sabor en guitarras y bases rítmicas de total enjundia, y la consabida suntuosidad en voces: Un auténtico desparrame de sabores y esencias musicales que provocará deleite incontenible en los oídos más apetentes.
Las no pocas escuchas al presente cancionero, me han deparado suficientes alegrías como para pronunciarme al respecto de éste, como uno de los discos que marcarán el 2017. 
Esto es así gracias a gemas de exquisita sensibilidad como "Sunday song", que me retrotrae a Buffalo Springfield, e incluso a las primeras incursiones en solitario de Neil Young, un tema delicioso de verdad.


Pero la arquitectura pop se delimita en altura desde el primer momento con "Please come save me". 
Filigranas pop de cierto toque lisérgico como: "Coming down" o la extraordinaria "Time after time" de rotundo estribillo, ponen puntos sobre íes en cuanto a lo que muchos son capaces de dar de si aún en estos tiempos.
Dos baladas como la introvertida: "What have I become", y la sedante y maravillosa: "Terrible lie" enriquecen un tracklist ya de por si rico y variado en dinámicas.
Se complementan éstas con las guitarras y las voces que decoran el espíritu de la intensa: "Time is a wheel". Llegan acústicas y armonías con la orfebre: "Today is the day".


Endurecen el discurso las guitarras en "Waiting for the call", aunque la sangre no llega al río. La única pega que encuentro al enredado tapiz de guitarras y voces de "Out of range" es la escasa duración de la misma.
Y el final del paseo llega con la festiva copla, iluminada por la gran estrella, o los Fanclub más iridiscentes, titulada: "In a dream".
No hay escusa para encaramarse al estanque de sonidos, melodías y aromas que destila este disco y saciarse una vez tras otra. En tiempos oscuros, la luz la pueden poner canciones como las aquí contenidas. 
No lo olviden: The Parson Red Heads y su última  criatura: "Blurred Harmony".
Bandcamp donde escuchar y adquirir: "Blurred Harmony".

4 comentarios:

  1. Desconocidos. Suenan mucho a Pink Floyd en este "Sunday Song". Los tendré en cuenta.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Javier, pero te diré que no tanto en disco. En estudio me suenan más al Neil Young de EKTN. En cualquier forma un gran disco.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Recuerdo que fue uno de mis primeros conciertos contigo y ya me gustaron. Les compré un Cd, pero lo que he escuchado de este me gusta mas.
      Gracias por descubrirme tanto de música actual.
      Ahora trabajo en mis blogs y web escuchando tus 40 del trimestre, y eso que no conozco ninguno. Eres un maestro y muy variado en estilos.

      Eliminar
    3. Si lo recuerdo Iñaki. Fue un gran concierto, yo iba principalmente a ver a Doug Paisley que dió un bolo mágico, pero la sorpresa con estos tipos fue mayúscula.
      Gracias a ti, Iñaki, que recorramos muchos bolos más.
      Un abrazo.

      Eliminar