martes, 4 de julio de 2017

Doug Tuttle - "Peace potato" (2017)


Once de las quince canciones que ornamentan el nuevo disco de Doug Tuttle: "Peace potato", no alcanzan los tres minutos de duración; conclusión: 'el más exquisito perfume se encierra en tarro pequeño'.
Y pocas veces viene tan a cuento la frase popular como en el presente caso. Si bien he de reconocer que el anterior trabajo de Tuttle: "It calls on me", no terminó de recibir el mimo que a tenor de lo escuchado en éste, seguramente merecía, "Peace potato" me obliga por fuerza a recuperarlo, convencido, ahora si, del error cometido por un servidor durante el 2016.
Canciones pop, con ínfulas folk, espíritu sixty, de cuando The Byrds y The Beatles jugueteaban con la psicodelia melódica, y unas composiciones sencillas pero de natural belleza, son las notas que hacen de este álbum un delicioso trabajo que se escucha con agrado al principio, para ir creciendo en peso específico según avanzan las escuchas.
Si quiero empezar en cambio con la única nota negativa del catálogo, el instrumental 'marinero' y de ambiente 'escocés': "Life boat", al que sinceramente no encuentro la gracia.


Pero hasta aquí llegan los peros, el resto son pros. Pues tras este extraño instrumental, viene la delicada melodía de apenas treinta segundos: "But not of you", y seguidamente la maravillosa: "A message from your heart", preciosa canción en la onda del místico pero inigualable George Harrison que tan ninguneado se vio por sus compañeros de banda.
Continua e iguala en belleza una preciosa copla acústica cantada en límpido falsete y con teclas casi espirituales: "In your light". Cierra esta especie de trilogía improvisada e incrustada en medio del tracklist: "It's alright with me, ma", hermosísimo tema que bordea contornos Byrds o incluso acaricia a los primeros CSN.
El corte que da título al álbum es otro instrumental, de cierto deje continental, más logrado que el anteriormente comentado, y que da paso a unas teclas que abren la lisérgica y barroca: "YCNTIOYO", la breve psicodelia un tanto naif de "Not enough", y la copla final: "You have begun", donde la psicodelia se mezcla con un cierto aire caribeño.
Pero como hemos empezado de la mitad hasta el final, haremos ahora recuento a la primera mitad, que se abre con la beatlemana: "Bait the sun".



En estos tonos comentados se desarrollan los dos siguientes cortes, bonitas melodías que se ven finiquitadas en seco, en sendos sorprendentes y tajantes finales: "Can it be" y "Don't worry".
Vuelta al espíritu beat filosófico en "Home again" y unas acústicas dan un toque folk a la preciosa: "Only in a dream", un servidor hubiera deseado que durase un rato más.
Terminamos este recorrido con la también excelsa melodía de "All you see".
Me alegro de haber dado una oportunidad a Doug Tuttle, no lo tenía muy claro. Menos mal que uno se deja asesorar por los que saben.
Disco bonito del año (uno de ellos), y un favorito del curso para el que suscribe. Necesitamos melodías que nos transporten a espacios lejanos y sedantes, este trabajo lo consigue, y si no, fíjense en la portada.

4 comentarios:

  1. A mi también me ha gustado bastantye este disco la verdad Muy logrado en todas sus lineas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además para mi ha sido una sorpresa, pues el anterior no lo temriné de quemar. Precioso disco si.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me temo que con este Doug Tuttle me pase lo mismo que con los Sadies, dejarles pasar de lado, más por pereza (y hartazgo, también he de reconocerlo) ante tantísima oferta musical, inabarcable. Puestos a elegir entre las novedades de esta primera mitad del año, esta obra de Tuttle parece destacar. Lo tendré en cuenta.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos discos son destacables. Es mucha la oferta y a veces cunde el desánimo, motivado por la saturación, por eso es importante separar, pero no siempre se acierta-
      Te recomiendo que te despereces y les des cancha a estos dos discos.
      Un abrazo.

      Eliminar