miércoles, 12 de abril de 2017

Los Radiadores - "Los perros ladraron" (2017)


Se empeñan algunos en sorprender al escuchante, acostumbrado a la repetición cíclica de códigos sónicos y textuales con la que muchas bandas dejan pasar años y discos sin diferenciarse demasiado entre si.
Decíamos hace unas semanas que Mad Robot se desenchufaba para mostrar su cara acústica, sorprendiendo con esta ocurrencia en su último artilugio: "Pig". También comentábamos la personal visión de un pop victoriano de evidente toque personal y nuevamente sorprendente que encontramos en "Amado líder", el último trabajo de Havoc.
Y como no hay dos sin tres, toca analizar ahora: "Los perros ladraron", tercer larga duración de los valencianos Los Radiadores. Y Seguimos sorprendiéndonos con la escucha de éste álbum.
Esperaba un buen disco de los chicos de Raúl Tamarit, eso sin duda. Pero "Los perros ladraron" es un disco magnífico. El salto es cualitativo en cuanto a la paleta estilística utilizada. Se da cabida a más esencias sónicas. Pierde rabia, pero gana en sutileza, matices, melodías e incluso textos.
Esto que comento no implica una deserción a nada, en los intestinos del disco se cuece el modus operandi habitual del grupo, osea que reconoces a los interfectos a pesar de presentarse más maduros, equilibrados y expandidos (abiertos). Simplemente son mejor banda.


Se graba el artilugio en El Sotano, con Dani Cardona a la producción y aportando percusión en "Buddy Holly"; todo resulta conocido hablando de músicos valencianos.
Nueve temas que empezamos a conocer hace varias semanas con el adelanto de "Buddy Holly", un rock castizo que invita al baile y a unas cañas para homenajear a Buddy, pegadiza y un auténtico pelotazo.
Se ve que coinciden los chicos con un servidor en la apocalíptica visión que tienen de la actual televisión, endemoniado elemento de codificación de voluntades. Un gran tema la combativa: "Estas de suerte".
Ritmos lentos, cierto tono lírico y una bonita melodía en "Más no te puedo dar". Choca la anterior con "Marte ya no nos quiere", tema de cierta esencia punk, que recuerda a los años de la movida y que cuenta con una hilarante letra.
Rugen guitarras en "Dando lecciones", uno de los temas que más recuerdan al precedente (y también excelente "Gasolina, santos y calaveras").
"Felicidad" es una bonita balada muy íntima, familiar y optimista, uno de los mejores momentos del lote. Aunque tal vez el mejor sea "La última función", un medio tiempo melancólico y de exquisita melodía sobre la última estación, cuenta con Manolo Bertrán (Doctor Divago) a las doce cuerdas y los coros. Un tema definitivo y que marca diferencias.



"Sin saber que hacer" es un viscoso tema siniestro post punk que galopa sobre el bajo de Sergio "perrin" y que dificilmente puede evitar las remembranzas a los míticos Parálisis Permanente, otro gran momento.
Y cierra el disco "Cuerdo de atar", otro tema que responde a la tradición sónica de Radiadores, donde funciona toda la banda de manera cohesionada, con las guitarras de José Nova "el joven" y la batería de Vicente Vila uniéndose (como en todo el tracklist) al bajo de Sergio y el parlamento de Raúl y creando un sólido tema de orgía sónica, como ocurriese en su anterior aventura donde cerraba el disco la enorme: "Círculos concéntricos".
Sorprenden para bien Los Radiadores, para muy bien. Es adictivo y resiste multitud de escuchas "Los perros ladraron", no se lo pierdan.
Merece la pena destacar las ilustraciones de portada y contraaportada a cargo de Balbina Benito, por originales y chulas.
Bonavena Música distribuye el disco que encontraréis en el bandcamp del grupo en este enlace.

4 comentarios:

  1. Muxhas ganas de catarlo, Addi. El tema de Buddy es fantástico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástico disco Gonzalo. Su mejor trabajo hasta la fecha.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me está gustando bastante. Lo clavas. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le estoy dando mucha caña a este disco. Abrazos.

      Eliminar