viernes, 17 de febrero de 2017

Gurf Morlix - "The Soul & The Heal" (2017)


A veces tengo la sensación de vivir en un bucle sin fin. Discos y más discos se amontonan ante mi esperando ser escuchados como merecen. Siempre hay algo que propicia que el montón vaya en aumento y hace tiempo que soy consciente de que nunca va ha desaparecer este estado de cosas.
Últimamente la situación se está volviendo un tanto dramática, pues han sido publicados varios discos que tengo ganas de escuchar y ojalá degustar, y no encuentro un momento para ellos. ¿El culpable?, el último Lp de Gurf Morlix: "The Soul & The Heal".
Y no será porque este último catálogo del de Buffalo encierre nada especial, desde luego ya habíamos tenido estas mismas sensaciones en sus anteriores siete discos. Pero es que Morlix normalmente acierta en la diana, al menos en lo que a un servidor respecta, y en esta ocasión no iba a ser menos.
"The Soul & The Heal" ha sido lanzado por el propio sello del autor: Rootball Records, y grabado en su casa estudio, donde "él es el jefe, y lo hace todo, hasta barrer".
De hecho en las grabaciones, Morlix ha compuesto, cantado y tocado todos los instrumentos a excepción de las baterías que corren a cargo de Rick Richards y alguna armónica que aporta Ray Bonneville, como en el excepcional blues: "Bad things".



Pero lo que ha propiciado que lleve varios días atascado en este disco es el conjunto, las 10 coplas que jalonan el álbum. Melodías perfectas, interpretadas con el típico fraseo de Morlix y con con su voz seca y oscura. No falta la lírica arrastrada y pesarosa que caracteriza al artista. Sonidos que arrancan de sus raíces countries y que no dejan palo de la baraja estilística americana sin tocar, siempre sobrado de clase, intención y esencia.
Abre el tracklist un tema marca de la casa: "Deeper down", arenoso y compacto. A partir del segundo corte se empieza a abrir el abanico: "Love remains unbroken" es un precioso corte de romántica textura. En cambio "Cold here too" se muestra más pesarosa y melancólica. "Right now" es un extraño reggae de enraizada esencia, y "Move someone" una maravillosa balada crepuscular.


Arenosa y de impagable desarrollo vocal, entre lo fronterizo y lo poético se desarrolla: "I'm bruised, I'm bleeding".
Country-rock de motel de carretera: "Quicksilver kiss", y con mucha luz y linaje sónico: "My chainsaw".
Se cierra el disco con la balada acústica: "The best we can", enraizado corte de delicada atmósfera donde casi se siente el silencio triste de la pradera.
Otro precioso disco de Gurf Morlix, pasará como siempre bastante desapercibido, pero para los que fuimos aguijoneados por sus coplas y su lírica, un motivo de celebración y disfrute, y en ello estamos.

6 comentarios:

  1. Me ha encantado tb como te pasa no se x q bueno si tiene enormes canciones atemporales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro es un disco de grandes canciones, si luego te gusta el estilo de Morlix, se me antoja dificil que no guste. De todas formas soy fan desde antigüo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me está gustando mucho el álbum,también me va a hacer compañía una temporada y como todos los aficionados en la actualidad se van acumulando los discos pendientes, así que gracias por reseñar lo que más te gusta, un poco de filtro va bien (aún ando liado con el de Dr. Dog por ejemplo, que también he escuchado hoy..). Me está gustando musicalmente este 2017 ¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha empezado mal el año no, este es excelente, el de Dr. Dog no lo he escuchado, todo llegará y esta mañana estoy con Chuck Prophet que parece que poco a poco va tomando forma. Pinta bien.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Nada Addi, sigue liado como un buen estajanovista musical. Tus entradas sirven de aviso a los demás de las novedades publicadas, y también de filtro según te vayan más o menos convenciendo. No cese tu empeño, pues. Lo necesitamos.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como bien sabes tratamos de separar el grano de la paja y comentar lo que nos gusta más. Si se puede aportar algo al asunto del rockerio, pues feliz amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar