lunes, 30 de enero de 2017

Los lunes... escenas de cine - "Rashomon"


El otro día, platicando de la cosa ésta de las películas con mi compadre Don Guzz en un hilo del caralibro, se me ocurrió la película que decoraría el blog esta semana: "Rashomon".
Esa poesía visual tan tremebunda y miserablemente bella que Akira Kurosawa dejó para disfrute y vergüenza del género humano en 1950.
Siempre me ha parecido que la lluvia es un personaje más en esta obra maestra, de hecho creo que nunca ha llovido de forma tan furibunda en toda la historia del cine. De ella se refugian tres personajes para narrar unos hechos deleznables, propios del hombre cuando éste se convierte en bestia, acontecimiento demasiado habitual.
La técnica e inteligencia narrativa del genio nipón se pone de manifiesto mediante una dramatización a base de flashbacks que se complementan y al tiempo contradicen. No es agradable el resultado dramático que de la condición humana se desprende de esas imágenes, todo lo contrario.
Película que debería ser de obligado visionado, sublime magisterio sobre cine y también sobre antropología.
Siempre hablamos de música chicle, en la época del cine chicle, bueno es recordar que se hicieron en otros tiempos films que iban más allá de la peli con palomitas y risitas actual, obras maestras que forman parte del legado cultural del planeta.
Cambiamos de enero a febrero bajo la lluvia de "Rashomon".

4 comentarios:

  1. Una de las mayores obras de arte que para mi ha dado "el mundillo del cine" y sin duda. Está claro que el plasmar en pantalla las bajezas y miserias humanas siempre fue uno de los fuertes del Maestro, si, pero nunca tan focalizado y destilado ello como en "Rashomon", donde la épica acostumbrada desaparece para centrarse, en exclusiva pareciera, en ello. Para rebozarse en dichas "bajezas" me parece también muy recomendable su film "El infierno del odio" (fuera ya del todo de las "verbenas samurais", y sin llegar a ser el ícono a todos los niveles de "Rashomon" -que visualmente sigue siendo un cañón alcanzable por prácticamente nadie un millón de años después-), donde se plantea un dilema altamente hijoputesco y del caerse... Bravo, Addison, en cualquier caso por traernos este Rembrandt hoy. Al menos en términos "cineros" no se podría empezar mejor la semana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en la grandeza de "El infierno del odio", también como no con lo anteriormente expuesto, obra maestra de contundencia visual, narrrativa y en cuanto a mensaje.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Como dice Guzz, Addi, "Rashomon" es una obra maestra absoluta, con una puesta en escena deslumbrante que lleva la historia narrada a la máxima de las ambigüedades y complejidades imaginables. Aprovecho para, siguiendo de nuevo a Guzz, recomendar igualmente "El infierno del odio" y compararla con "Rescate", especie de remake de Ron Howard protagonizado por Mel Gibson que da mucha vergüenza si se ve después del film de Kurosawa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en "El infierno del odio", felizmente no conozco la de Ron Howard.
      Un abrazo.

      Eliminar