sábado, 3 de diciembre de 2016

La Polla Records - "Salve" (1984)


En 1984 se publica el primer larga duración de la banda gasteiztarra La Polla Records, su título "Salve" y se puede decir sin temor a caer en embustes, que es un auténtico reducto de himnos que describen una actitud, una anarquía y un reflejo inequívoco de una época, una situación o cúmulo de situaciones, y unos sentimientos que definen aquellos ochenta convulsos que navegaban entre mil y una esperanzas de libertad y progreso y los obstáculos cada vez menos molestos de los reductos del franquismo, que se empeñaba en recordar su nefasta gloria con zancadillas a las nuevas ideas y libertades y golpes de estado fracasados y folclóricos.

El nuevo gobierno de la rosa socialista empezaba a sembrar sus primeras infamias con la incursión en la OTAN, la mal llamada reconversión industrial (no hubo tal reconversión, sólo se trató de desmantelamiento industrial sin recambio) y la escalada del paro y el fracaso escolar, las calles estaban atestadas de desocupados que no sabían muy bien a que carta quedarse, en especial la juventud que encima veía aparecer ante si un polvo blanco que prometía rincones de paz y goce llamado heroína (como la canción de la Velvet, diría alguno).
Y en este estado de cosas nacen formaciones que vienen rodando del punk que explotó unos años antes, y toman posesión firme en Euskadi, espoleados por una diferenciación en los sentimientos nacionales de muchos, que ven en esta música un espacio de expresión y reivindicación que puede llegar a masas y hacerse oír, un entorno musical ecléctico que se denominó -no se si de manera correcta rock radikal vasco- y en el que al menos en los inicios despuntaba La Polla Records.
Tras dos lanzamientos en formato maqueta y EP en 1984 llega "Salve", Un trabajo explosivo que pone de manifiesto el nihilismo anárquico propio del grupo, donde con rabia y desesperación se carga contra todo, de forma directa y sin contemplaciones, combinando la violencia verbal con sacudidas rockeras y punks pletóricas de energía caracterizadas por una base musical rudimentaria pero desbordante de originalidad, sátira, ironía, osadía y mucha, muchísima mala hostia.
Las reclamas de resistencia y la verbalidad que escupe ácido y verdad de Evaristo muerden cerebros y almas desde el primer segundo, y la garra impetuosa de Txarly y Sume a las guitarras más la anfetamínica base rítmica de Fernandito y Maleguin crean un entorno de barranco sónico y testamental que caló y sigue calando.


Cargan contra todo y contra todos, lo triste y desolador es comprobar como hoy, en este agonizante 2016, todas y cada una de las palabras ladradas por Evaristo, con sus adjetivos (desproporcionados o no, pero ciertos y atinados casi siempre) y sus sensaciones de frustración y desesperación, sus gritos de ayuda y llamamientos a la movilización siguen igual de vigentes, como si no hubiese cambiado nada, bueno si, hay cosas que han cambiado A PEOR, para empezar pongo muy en duda que en esta moderna e internetada sociedad de 2016 un disco como aquellos que rugieron La Polla durante dos décadas fuesen publicados, la verdad es que lo pongo muy en duda.
Haremos un breve resumen, pues hablamos de 19 cortes en 35 minutos, lo que da una idea de la urgencia del mensaje musical y textual, incisivo, al grano y con el frenesí propio de los que no tienen nada que perder y pocas esperanzas, de los 19 cortes solo 6 superan los dos minutos de duración, veremos así, como desgraciadamente el mundo es más moderno pero está igual de podrido.

En "Salve" se ataca a la tradición religiosa llena de mentiras interesadas, milagros posibles sólo con propina y satirizando la célebre Salve donostiarra se hace incapié a la (todavía hoy) inamovible postura de la iglesia en aspectos como la educación o el sexo.



En "Los siete enanitos" se habla de la lucha obrera como un ejercicio de rebeldía ante explotadores, y esto antes de las sucesivas reformas laborales de estos 33 años transcurridos...casi ná



En "Nuestra alegre juventud" se narra a una generación de jóvenes que veían irse la vida en el paro y la falta de espectativas, sin esperanza ni oportunidades...¿les suena???



"Delincuencia" es la palabra que según La Polla utilizan los poderes políticos, periodísticos, empresariales y religiosos para describir a los que luchan contra sus injusticias, cambien delincuencia por "populismo", "radical"...



También hay leña para las estrellas mediáticas del rock, aquellas que tienen locutores que son de casa, críticos comprados, y suenan bajo pago en los cuarenta principales, nada nuevo bajo el sol con respecto a lo que decían en "Estrella de rock"



A Neil Young le hubiese gustado "Come mierda", una especie de crítica seminal a los alimentos transgénicos y a Monsanto.



Pero hay críticas hieráticas a la sociedad de la época, a las revistas del corazón (qué pensará Evaristo del actual circo amarillo), al racismo incipiente en la época (entonces sin refugiados en los telediarios), un grito de aceptación a la industria del porno (no todo iban a ser críticas), a los gurús de los mercados, momentos antinucleares y antipoliciales, y por supuesto el disco termina con el himno fiestero tabernario un millón de veces entonado en otras tantas farras "Txus"...En su tumba hay, latas de cerveza, Txus no bebas tanto, no pierdas la cabeza...



Imprescindible disco para comprender mucho de lo que reptaba por las calles escondidas de los telediarios de la década de los ochenta, ejemplo de una actitud que hoy no existe y que debería hacer que pensar en que igual hoy vivimos sin nadie que ponga el altavoz a los problemas sociales.
Y una muestra del rock y el punk germinal y visceral que creó escuela y que no se detuvo aquí, siguió en otros y no menores trabajos de la banda de Salvatierra que engancharon a una generación y que es conveniente no olvidar.
Lo peor que nada ha cambiado desde la gestación de "Salve" de La Polla Records"

6 comentarios:

  1. Gran disco y muy actual,por desgracia. Recuerdo cuando salio que fue un mazazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es la actualidad que posee el disco aún, porque algo se podía haber cambiado, pero no.
      Aquellos años fueron de lucha y reivindicaciones y desde luego La Polla estaban allí mas que nadie.
      Salud.

      Eliminar
  2. que tiempos admas habia mucho en esta linea ahora nada o casi nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora poco bernardo, mucha corrección política y poca reivindicación y prestancia ideológica en el arte.
      Saludos

      Eliminar
  3. Qué recuerdos, los Enanitos, Chus,..., aquellos vinilos que escuchaba con mi primo. Pues eso, los tiempos no solamente no han cambiado sino que vamos a peor, más recortes de derechos y libertades, hacia atrás como los cangrejos y con otra diferencia, ahora no salen grupos así, todo parece sometido a las envolventes camufladas que realicen los de arriba. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como digo en el post, yo dudo mucho que se consienta que un disco como éste, u otros que se grabaron en aquella época de fuerte contenido reivindicativo o simplemente informativo, La Trapera, Eskorbuto..., dudo que hoy puedan salir a la luz.
      Estamos en un país que hoy por hoy tiene demasiados conceptos democráticos cojidos con alfileres, vemos a grupos que se les prohibe actuar por mediación de ayuntamientos o gobiernos municipales...en fin.
      El disco histórico, Chus es uno de los temas jueguistas de Euskadi desde siempre, no puede haber fiesta importante sin cantar a coro Txus
      Un abrazo.

      Eliminar