martes, 11 de octubre de 2016

Recordando algunos libros que me hicieron un poco como soy...creo.


Ayer finalmente compré la librería, lo cierto es que la situación era insostenible, los libros desperdigados por diferentes estancias de la casa, algunos diréctamente apilados en el suelo, incluso unos cuantos dentro de una cama plegable que ya no se usa, pero que tiene unas baldas muy oportunas...no había derecho a que un servidor mantuviese a sus queridos profesores de papel en ese estado.
Dediqué un rato por la mañana a montarla, tengo claro que mi cerebro no ha sido diseñado para montar muebles de Ikea, el primer paso ya lo hice mal y no fue el único momento del montaje que un error me obligó a desmontar y volver a realizar el trabajo, en fin...
La tarde fue dedicada, hasta las diez de la noche, a recopilar los libros diseminados y ordenarlos en la librería por orden alfabético (como mandan los cánones), la tarea no fue baladí, eran unos cuantos, de hecho no han cabido todos ni de coña, y me tocó acarrearlos de un cuarto a otro, en fin, una paliza que me tiene la espalda doblada, bonita tarea para el primer día de vacaciones.
Pero la verdad es que lo pasé en grande, con el último de Drive By Truckers sonando en el equipo fui colocando libros en la estantería y parando ante muchos de ellos, recordando cuando los leí por primera vez, lo que sentí, lo que me marcaron, lo que en algunos casos modificaron mi modo de actuar para siempre...
He decidido recordar cinco, que pudieran ser más, muchos más, que recuerdo con especial cariño y que no me cabe duda de que fueron, y son, importantes en el paso de éste sujeto por la tierra.


1. "Holocausto" - Gerald Green.

Siempre he pensado que leí esta novela histórica y verídica demasiado joven, apenas con 13 años, fue el primer contacto real con ese suceso y allí adquirí la consciencia de que el ser humano es capaz de ciertas cosas dificilmente explicables, desgraciadamente sólo fue el comienzo, hoy ya estoy saturado de miseria humana

2. "Los Tres Mosqueteros" - Alejandro Dumas.

Lo he ido releyendo a lo largo de mi vida y cada vez que lo he hecho he descubierto nuevos matices en este folletín, desde el excitante libro de espadachines con gotas de romance y humor de la primera vez, a la honda descripción que encierra de diferentes perfiles humanos (en especial masculinos) y de situaciones humanas de codicia, valor, miedo o ambición, una debilidad.

3. "El Amante" - Margeritte Duras.

Otra novela que leí muy joven, adolescente de 15 o 16 años que descubre rincones que desconocía con relación al deseo, también al erotismo o incluso al sexo, pero sobre todo al deseo y a su poder sobre mente y cuerpo, sigue pareciéndome una novela a partes iguales excitante y hermosa.

4. "El guardián entre el centeno" - J.D. Salinger.

La primera vez que lo leí me descojoné de risa, flipé con el tipo ese, mosqueado con el mundo y poniendo a parir a todo quisqui, me pareció hilarante, años después comprendí ciertas cosas que se me pasaron, o que quizás no estaba vivido lo suficiente para ver, es un libro excelente que habla de aspectos humanos que desgraciadamente suelen acompañarnos en momentos de nuestra vida, y con los que hay que bregar.

5. "El Señor de los anillos" - J.R.R. Tolkien.

Cuando tenía 14 años, un amigo mío fue operado de la espalda, fue una operación importante y grave, hoy sigue teniendo secuelas 30 años después, el caso es que se tuvo que pasar muchos meses en casa sin poder salir, con un aparato que le mantenía la espalda recta e inmóvil, en verano bajaba a su casa todos los días, escuchábamos discos de Mike Oldfield, hacíamos barcos con el Tente y repasábamos el último capítulo de "Galáctica" (bajaba cuando acababa la serie). También halábamos de libros, leímos al tiempo cada uno en su casa, la serie del heróico indio Winnetou de Karl May y también "El Señor de los Anillos"...pasamos horas hablando de elfos, gnomos y hobbits...entonces no era un libro tan popular, creo que un poco he crecido con éste libro.


No he querido meterme en terrenos más densos, pero señalaré que el escritor que más me ha marcado y al que le debo la faena que me ha hecho de ser como soy es Oscar Wilde, también los escritores románticos ingleses del XIX han sido claves, en especial Dickens, los chicos de La Generación Perdida encabezados por Hemingway, la narrativa hispano americana que en el siglo pasado nos ha dado tantos genios...y Orwell, Eco, Kafka, Auster, Golding, Kundera...siempre los escritores patrios, adoro a Vicent, Mendoza, Marías, Vila-Matas, Moix (otro que me ha hecho flaco favor), Montalván...y por supuesto los genios de la Generación del 98, con especial cariño por Galdós, los del 27...que les voy a contar...
Poetas de toda condición, especialmente Neruda, Cortazar, Aleixandre, Jimenz, Byron, Lorca, Machado, Benedetti, Paz, Whitman, Hernandez...clásicos, adoro a Shakespeare, Hugo y Schiller entre muchos.
Y las chicas: Bronte, Austen (si, me gusta), Du Maurier, Shelley, Woolf, Allende, Almudena, Rosa Montero, Laforet...mi querida Ana María Matute...Agatha Christie y Enid Blyton claro...bueno, seguimos leyendo.


10 comentarios:

  1. Adoro estas entradas tuyas, Addi. Los muebles del Ikea, ja ja ja ja, una puta locura. "Holocausto" y "El amante" no las he leído (lo haré sin duda), pero "Los tres mosqueteros" y "El guardián entre el centeno" son novelas realmente espléndidas. También leí de chico el de Tolkien, que ahora no sé si me gustaría pero que entonces me encantó.

    Bueno, abrazos y gracias por tu blog (no me cansaré de repetírtelo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gonzalo, es que como eres mi amigo pues juego con ventaja jaja...ayer por la tarde colgué alguna foto en el Face (ya se que no es lo tuyo y haces bien), y por allí apareció alguno tuyo jeje.
      Dos novelas excelentes Gonzalo, como digo Holocaust la leí muy joven y me impactó muchísimo, la volví a leer ya con treinta y me volvió a gustar, "El Amante" me sorprende que no la hayas leído, es un clásico, absolutamente magnífica, no te la pierdas.
      Yo he leido tress veces el anillo y la última hace unos diez años, siempre me ha encantado, y eso que lo fantástico no es lo mio.
      Gracias a ti por estar siempre por aquí, por cierto el último finde de octubre voy a Madrid, espero que nos veamos, me pongo en contacto contigo antes.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Si ya has llenado la estantería, deberás ir pensando en hacerte con otra.
    La canción es espléndida.

    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me ha llegado, así que he metido vinilos también, el problema es que no tengo espacio para otra de estas dimensiones.
      Recomendable el último de los Truckers.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Por suerte ahora está de moda tenerlos sobre las mesas, sofás, camas, etc (los libros ¡claro!) hay gente que los pone ahí aunque no los haya leído. Encontrar por aquí a Karl May (Winnetou, Old Shatterhand y Old Firehand) me ha llenado de regocijo. No tenía ni diez años cuando leí el primero de ellos regalado por mis padres a ese hijo "raro" que prefería leer a jugar al fútbol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He ido comprobando con los años que los que somos de una edad parecida nos hemos criado con Karl May, me alegra, eran novelas fantásticas para la edad juvenil y adolescente.
      Yo también le daba al futbol y sobre todo al basket jaja
      Saludos.

      Eliminar
  4. "Profesores de papel", bonita metáfora.
    Habrá que agradecerles a Mr Wilde y compañía que hayan "modelado" un tipo tan fantástico como tú. Gracias a todos ellos/as.

    Entrañable post, como de costumbre.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja gracias Paco, la verdad es que no se si agradecerle demasiado a Wilde, creo que he salido así de raro por su culpa.
      Gracias y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. No te quejes de la espalda joder, no hay cansancio más feliz que el ordenar o colocar los libros en una librería nueva, tenerlos de nuevo en las manos y recordar sus lecturas, el tiempo pasado y su influencia, y más si la actividad está acompañada de buena música, como veo que fue el caso. En mi última mudanza gocé como un enano haciéndolo.
    Coincido básicamente en tus gustos, desde Karl May hasta Galdós, por supuesto.
    Nos vemos el último fin de semana de este mes y hablamos de música, de literatura y de la vida.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad es que lo pasé bien ordenando los libros, eso esta hecho, hablamos de lo divino y lo humano en Madrid.
      Un abrazo.

      Eliminar