viernes, 9 de septiembre de 2016

Luis Auseron - "Lejos" (2012)


Hay personas que parecen estar destinadas a oficiar de hermanos de, hijos de, sobrinos de... Realmente no es culpa de los afectados, pero lo que en ocasiones puede ser beneficioso, habitualmente de forma fugaz, en otras en cambio es un injusto e inmerecido lastre, creo que en el caso de Luis Auserón la realidad está más cerca de la segunda opción comentada.
Y esto lo digo plenamente consciente y convencido además de que Santiago Auserón, hermano de nuestro protagonista de hoy, es un incontestable referente cultural, musical e intelectual en este país.
Parece que Luis será por siempre para el gran colectivo el bajista de los gloriosos Radio Futura, y no voy a negar que eso ha sido para mi también durante años, el bajista de Radio Futura, una de las bandas más grandes que vió el planeta durante la década de los ochenta, pero no es así, Luis Auserón es mucho más, y lo vamos a demostrar.
El primer vistazo que eché a la carrera de Luis fue en 2005 con la publicación junto a Santiago de "Las Malas Lenguas", disco formado por excelentes versiones de clásicos que gozó de merecido reconocimiento y que les vi presentar en vivo un par de días antes del bolo de Iggy Pop en la Aste Nagusia de aquel año.


Después silencio, hasta hace unos años, entonces se deslizó en una conversación tabernario-musical el nombre del menor de los Auserón, me referían la existencia de un disco de éste grabado hacía entoncés un año, en 2012, y que respondía al título de "Lejos".
Se hizo incapie en la charla sobre la enorme calidad del trabajo, de la sinceridad y el impacto dramático de las canciones que lo formaban, de la acertada producción y de lo osado del proyecto, valentía como siempre por estos lares premiada con indiferencia y silencio mediático.
No tardé en agenciarme el artilugio y desde la primera toma debo decir que me dejo clavado al reproductor. Efectivamente los textos son como puñaladas atestadas sin piedad, ataques en colectivo y también con lo intrínseco como empeño, confesiones crudas, descarnadas y que mostraban la situación vital de un hombre de forma arcillosa pero no inválida de ironía, esto es algo que creo captar entre lineas aunque no es una opinión que haya encontrado muchos seguidores, aún así entiendo que hay momentos de ironía amarga, pero ironía, y en este caldo se cuecen soledades, decepciones o desamores.
Produce Fernando Macaya, guitarrista de DelTonos y Chicktones, y colabora en la composición junto al maño, además intervienen músicos de la talla de Cesar Pop o Quique Gonzalez en las sesiones de grabación.
El resultado es una decena de temas sin sombra de relleno, desde la inicial y lijosa: "Loco lunático" un country que recuerda a aquel Johnny Cash de "Hurt" que mordía la alborada de su arte.
"La puerta de cristal" fue el single del Lp, un tema de steels y hammonds y una preciosa melodía que nos habla de la soledad y decepción, pesimismo e ironía.



Desamor y corazones rotos y tal vez arrepentidos en la preciosa "Tus palabras", un tremendo texto, como también lo es esa hermosa apología de la tristeza, incomprendida hermana de... la alegría titulada: "La razón de la tristeza".
Observador y reflexivo se muestra el autor en "Es necesaria una navaja", y siguen las reflexiones en esa especie de vals que es "Uno como yo".
El country se hace más camionero y fronterizo a golpe de electricidad en la excelente: "Educado" donde vuelve el ataque de la diosa ironía, ésta no abandona las frases de "Selecta selección" con sonidos del bandoneón de Gorka Hermosa que aporta una cualidad porteña al sonido.



Parece que el humor ácido ataca las estrofas de "La hora de la verdad", y poco humor se vislumbra en la sobrecogedora vuelta al pasado de la maravillosa poesía country y polvorienta: "Niños".
"Lejos" es uno de los más valientes, sinceros, desnudos, sensibles e inteligentes álbunes de lo que llevamos de siglo en la lengua de Cervantes, tenía ganas de reivindicarlo como tal, porque es una pena que se queden obras en el olvido que merecerían ser tenidas como lo que son, trabajos de referencia artística que es justo, para artista y aficionado, que sean conocidos y célebres. Desde aquí animo a todo aquél que se pase por esta su casa a que no se pierda este magnífico Lp de Luis Auserón.

6 comentarios:

  1. Pues a mí se me había pasado, y me voy a hacer con él sin duda. Muy buen texto y muy merecida reivindicación de Luis Auserón.

    Gracias, Addi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un discazo Gonzalo, estate atento al correo.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. desapercibido para mi, lo estoy escuchando....buenos textos y muy buen sonido. Muy buen disco. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que pasó desapercibido Sebas, también para mi, me enteré meses después, pero es un disco excelente, me alegro de que te este gustando.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Un discazo que tuve muy presente en su momento, por desgracia, casi muy pocos se enteraron de ello. Después de leerte lo voy a recuperar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me hice con él un año depués y me encantó, me alegro de haberlo reivindicado.
      Abrazo.

      Eliminar