viernes, 2 de septiembre de 2016

Lanuca - "Gran Mandíbula" (2016)


En la primavera de 2015, mis amigos valencianos me hicieron saber de Lanuca, proyecto musical al que pone voz Ángela Bonet y en el que colaboran Dani Cardona a la percusión, Ana Santos en los sintetizadores y Manolo Bertrán a las guitarras, el boss de Dr. Divago que acompaña habitualmente a Ángela en los directos.

El motivo de que me llamaran la atención a propósito de este proyecto fue la publicación por aquellos entonces del segundo disco de estudio de la valenciana, un EP titulado "Gran Mandíbula" del que mi amigo Chals Roig hablaba maravillas en su reseña de "On The Route" (pinchen hombre), y tres cuartos de lo mismo hacía my friend Johnny JJ en el Espacio Woody/Jagger (pinchar).
No les voy a engañar, no fue hasta pasados varios meses que no me puse en serio con "Gran Mandíbula", y el primer impacto fue sorprendente y también confuso, es difícil que no sea así, y hoy por hoy creo que imprescindible que suceda de esta manera.
Ahora, cuando se anuncia un nuevo trabajo de Lanuca, que se titulará "Mirando al mar" y que cuenta con un tema de adelanto absolutamente maravilloso, es cuando he desempolvado el disco - es una forma de hablar - de la pasada añada y, ¡oh sorpresa!, me ha gustado de forma increíble, mucho más asimilado por mi cerebro durante esta temporada de silencio, recordando sus recodos sónicos de forma pasmantemente clara, disfrutando de cada estrofa como si las hubiese interiorizado después de miles de escuchas, cosa que no ocurrió, pues fue un trabajo que terminó embelesándome pero que se vió privado de más audiciones por la puta saturación en que muchas veces nos sumergimos en esta era - a veces un poco absurda y decadente - de la música por internet.


No es la primera vez que me ocurre que un disco recuperado tras una temporada no corta de silencio, se revela como un trabajo superior a lo recordado, como si hubiese estado macerando y cogiendo sustancia en mi cerebro, o en mi corazón no lo sé, y un tiempo después a la hora de degustarlo de nuevo va soltado toda la esencia que en un principio no fui capaz de reconocer, cada vez que esto ha ocurrido, el trabajo en cuestión ha pasado ipso facto a formar parte de mis discos especiales, ya saben a cuales me refiero.
Consecuencia...que llevo tres días (con parte de sus noches), a vueltas con "Gran Mandíbula", y ahora releyendo lo que mis amigos decían hace año y pico, lo comprendo claramente y me veo reflejado en su prosa, comprobando que sus palabras ponen sentido a lo que me pasa cuando escucho estos siete temas. (que pinchen leñe...)
No es fácil describir lo que hace Lanuca, no es ortodoxo, no es música pret a portet, es exclusivo y personal. Este disco lo estoy sintiendo, espero que se me permita la comparativa, como canciones naturales, cual plantas, músicas que nacen de algo orgánico y limpio, de la tierra, del terreno de cultivo que todos tenemos en el interior y que no siempre somos capaces de sembrar, cuidar y dar cariño para recoger fruto, aquí si que se ha sabido llevar a cabo el proceso y el fruto son seis canciones preciosas y una versión del tema de Marisol: "Corazón contento" sobre el cual no deseo hacer comentario alguno, la simple escucha de lo fabricado por Lanuca dará clara respuesta a cualquier pregunta que puedan hacerse.


Encontrarán emoción, teñida de luz y empapada del frescor sutil del rocío, como digo muy natural todo, sentimientos que se muestran diáfanos y prendidos de un misticismo rebosante de belleza y ternura, veo mucha ternura en el disco.
Abran los oídos y sientanse como entes silvestres, capaces de asimilar agua y sol...y crezcan, como plantas, sentirán el fruto y verán la maravilla de la recogida, del despertar y del sentir...y saben lo mejor, dentro de poco más.
Adjuntamos bandcamp de Lanuca para adquisición y escucha de su música pinchando aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada