lunes, 29 de agosto de 2016

Pearl Jam - "Ten" (2016)


Nunca había hablado de Pearl Jam en el blog, y me he dado cuenta de ello precisamente debido al 25 aniversario de la publicación de "Ten" su ópera prima y en opinión de muchos su disco más destacado.
No voy a entrar en disquisiciones a este respecto, contemplo los primeros cuatro discos de los de Seattle como auténticas piezas de referencia y lo mismo me da colocarlos en un orden que en otro. Pero aprovechando el mencionado cumpleaños me voy a lanzar a dedicar unas letras al tremebundo debut que supuso "Ten". No oculto que de las cuatro formaciones míticas del grunge y de Seattle, Pearl Jam es la que más me gustó en su día y también mi preferida en la actualidad. Tal vez me resulta su sonido el más "artístico", menos metalero y con una connotación clásica superior a la de la competencia, su frontman Eddie Vedder es como todos sabemos un delirio de talento y personalidad, capaz de hacer que una canción sea suya y de su grupo utilizando la modulación de su voz y un fraseo único e inigualable. En las construcciones sónicas de "Ten" es fácil vislumbrar a Hendrix o a los Zeppelin, no esta tan clara la influencia de Young, esta llegaría después de forma contundente, pero aquí aún es una sombra, un rumor.



Siempre me ha parecido que en "Ten" hay una especie de rock independiente artesanal que supo conectar con el público más ávido de decibelios y con el más anclado en décadas precedentes, de ahí su grandeza y la total sensación de actualidad que presenta su escucha en este 2016. Mandan riffs contundentes, solos que parecen improvisados y cierto ambiente de estadio, todo para envolver unas melodías bien delineadas y unas letras que señalan aspectos sociales de la época, crítica y reflexión. El cancionero es demoledor, repetido mil veces a lo largo de estos 25 años, repleto de temas inapelables, virtuosismo y carácter, sin falta de algún himno ya establecido como tal en este negocio del rock and roll. Hablar de himnos es hablar de "Even Flow", poco comentario se me ocurre de un tema tan célebre. Interesante me parece destacar los temas que forman la trilogía o miniopera: "Momma-son", las tres canciones cuya letra escribió Eddie Vedder tras recibir las canciones del batería Jack Irons, dice la leyenda que se le ocurrió la truculenta historia una mañana tras hacer surf cuando aún era cantante de Bad Radio. Sólo dos de los cortes formaron parte del disco, "Once" y "Alive", quedando fuera "Footsteps", los dos temas incluidos son extraordinarios y rabiosos y cuentan parte de la historia del chico que descubre que su padre esta muerto y quien el pensaba que lo era en realidad es su padrastro, mientras su madre mantiene relaciones con el joven debido al parecido de éste con el que fue su marido.



Pero todo el vinilo esta jalonado de auténticas joyas: la lírica "Black" o la historia del estudiante que se suicida ante su clase, canción titulada como éste: "Jeremy", o la dramática historia de la chica encerrada en un psiquiatrico en contra de su voluntad que se relata en "Why go"...y así suma y sigue. Histórico álbum que ya forma parte del olimpo del rock y que estos días cumple un cuarto de siglo, aunque sigue sonando igual que el día que lo desprecinté, como suele ocurrir con los grandes discos.

2 comentarios:

  1. Excelente comentario de un álbum excelente. Me considero fan de Pearl Jam y este álbum está entre lo más adorado de mi discografía (no en vano, lo tengo en vinilo y en cedé). Gracias por traerlos al blog... al fin. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un disco mítico y con connotaciones personales muy intensas, sospecho que para muchos que tenemos una cierta edad, me falta en vinilo, lo tengo en CD y casette.
      Un abrazo.

      Eliminar