martes, 9 de agosto de 2016

Dropkick - "Balance the light" (2016)


La mayor parte de las no demasiadas alegrías que este año me están dando las publicaciones discográficas están teniendo como nexo común el contenido sónico de casi todas ellas, un powerpop melódico, un jangle pop, o un pop a secas de letanías sixties.
La última satisfacción, y me atrevo a decir que de las mayores hasta la fecha, es el último disco de los escoceses Dropkick, de título: "Balance the light", que lleva unos meses en circulación y hace el número catorce del quinteto liderado por Andrew Taylor.
Nuevamente son los sonidos serenos de guitarras cristalinas, las limpias armonías vocales, el sedante paso rítmico, las golosinas melódicas y las voces acariciadoras elevadas a límpidos y ocasionales falsetes las que crean un conjunto sonoro que embelesa, creando evidentes simetrías con algunos de los grandes de estas esencias como: Jayhawks, Teenage Fanclub, Big Star, Elliot Smith o Hurry por citar algunos nombres importantes.


Se aderezan las pautas comentadas con ligeras salpicaduras de una fina psicodelia que sienta muy bien a temas como la inicial: "Save myself" o la maravillosa y favorita; "Wake me in the morning" de sutil canto en falsete.
Se elevan con ligereza las guitarras más roncas de "I'm over it" en una demostración única de lirismo eléctrico, y las más primaverales de "Slow down".
En cambio los hammond aullan en las delicias melódicas: "I wish I knew" un milagro del fraseo por parte de Taylor, y "Think for yourself".
Las acústicas apoyan el canto sereno de Andrew, y pronto se une el piano para redondear la bonita "Where do you think I went wrong" que además hace soplar el órgano para filtrarse entre las voces, también la calma y la paz comandan: "A long way to go" de melancólica traza.
Optimista y fresca como una mañana de primavera en la que todo es armonía, así suena "Homeward" y "Out of love again" es un compendio de guitarras que ríen y susurros al oído que se pierden en un estribillo de ensueño.



Disco que se siente, se experimenta y se deja querer desde la primera escucha, que crece con cada pase y lejos de perder intensidad la gana con cada descubrimiento de alguno de los secretos que esconden los entramados sónicos, aparentemente sencillos pero ricos en matices, un disco a tener en cuenta que no creo que muchos superen en la presente añada.

Se adjunta enlace con el bandcamp del grupo donde escuchar y adquirir o descargar este estupendo disco: bandcamp Dropkick.

8 comentarios:

  1. disco cuasi perfecto sin lugar a dudas de lo mejor que he escuchado este año sin duda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo, un disco que se escucha de corrido y deja un sabor de boca estupendo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me sumo, de los mas disfutables del año. A ver si puedo verlos en el Loco Club- Valencia.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gira me pilla de vacaciones, no se si estaré ne Bilao el día 14, en principio marcho el 17, si estoy iré seguro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Me parecen un poco sosotes, aunque reconozco que solo he visto y escuchado el vídeo que incorporas a la entrada un par de veces. Tendré que dedicarles más atención y tiempo.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un grupo de pop y powerpop de armonias, no tiene demasiada mordiente, pero las melodías son muy buenas.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Efectivamente, un discazo. Los veré si no pasa nada en Valencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vienen a Bilbao pero me pillan de vacaciones y aunque ese día aún no he salido no se si estaré, si estoy iré fijo.
      Abrazos.

      Eliminar