sábado, 20 de agosto de 2016

Dinosaur Jr, - "Give a glimpse of what yer not" (2016)

Partamos de la premisa de que uno no es un veterano en lo que a seguir la estela de J. Mascis y sus dinosaurios júnior se refiere, no obstante debo decir que la banda de Massachussetts nunca me fue odiosa, es más, no faltaron en mi juventud temas de los mentados que me gustaban y que acostumbraba a enchufar con gusto y convencimiento junto con otros tipos 'calcina guitarras' que entonces me eran más afines.


Dicho esto, es también pertinente puntualizar que fue en el año 2007, con la vuelta de Dinosaur Jr. y la falta de motivaciones musicales que durante algunos años experimenté, que puse la lupa sobre el grupo tras la publicación de "Beyond", sin prisa pero sin pausa fui desandando la senda para recoger los discos de los Dinosaur que se me habían quedado por el camino y me los llevé a mi guarida, una vez a refugio de compañeros susceptibles de repetirme el odioso - Ya te lo dije -fueron pasando por mis oídos, llegaron más discos en este nuevo siglo: "Farm" (2009) y "I Bet on Sky" (2012) que me consolidaron como seguidor de la banda. Finalmente servidor había pasado por el aro que ante sus narices pusiese un entrañable amigo, cuyo paradero a día de hoy desconozco, años...bueno décadas atrás...tenías razón Javi tío.
Simultáneamente a ésto el celebérrimo líder de la formación J. Mascis empieza a grabar discos solo, con un concepto que no tiene nada que ver con el de los dinosaurios, y que me gustan tanto que por un tiempo hacen que me olvide de su grupo titular, es tal vez por eso que la publicación hace poco de "Give a glimpse of what yer not" no había despertado la atención en este pobre pecador ingrato, que tal vez esperaba otra golosina acústica del melenudo y gafotas de J. Mascis.


Menos mal que los que tenemos el talento de rodearnos de buenas piezas en lo de la sabiduría rockera y humana, siempre podemos contar con que los susodichos te abran los ojos y te pongan en la pista de las delicatessen del momento, así lo hicieron Guzz y Johnny en sus respectivas reseñas, que podéis y debéis leer pinchando sobre los nombres de los interfectos.
Y después de esta perorata sobre mi experiencia vital con Dinosaur Jr. que la verdad no se muy bien a que viene, pasemos a relatar mis pareceres con respecto al último y excelente disco de estos señores.
Si bien la carga de distorsión y decibelios del grupo no es la de sus años mozos, la intencionalidad rockera sigue estando ahí, y las referencias sónicas también, con el Neil Young que mereció el padrinazgo del grunge en el horizonte, nos tropezamos conforme avanza la audición con esencias garaje, powerpop e incluso noise pop, todo comprendido en un entormo sonoro de incuestionable base rockera y con prominentes guitarrras.
Si alguien comienza la escucha en modo relajado, se desperezará rápido tras la inyección de electricidad del riff que abre "Goin down".



Una vez en situación, el disco va dejando caer coplas: "Tiny" nos sigue haciendo presas de la corriente eléctrica en un plano más powerpopero, y "Be a part" es un megatemazo de medio ritmo que lleva el buen grunge adherido a la fibra de cada pellizco que recibe la guitarra de Mascis.
Permitanme que varios de los temas de este Lp me recuerden al Neil de "Mirror Ball", lo que lejos de ser una crítica es un alago y desde luego una bendición, así me ocurre con "I told everyone".
Dos cortes firma el bajista Lou Barlow, el primero: "Love is...", precioso tema de esencia más apacible y popera pero intenso y con notas ácidas.
Tras la tempestad viene la calma, vuelven los frenesís de guitarras y los ecos de "Mirror Ball" en la irrefrenable "Good to Know" que continúa con los riffs oscuros y heavilongos de "I walk for miles" una de mis favoritas por su espiral distorsionada y ochentera.



Otra vez la bendita cara y cruz, de la oscuridad volvemos a la luz y las guitarras amables con "Lost all day" para perdernos en la psicodélica: "Knocked around" cantada en falsete y que hace despertar a la bestia hacia el final con trotar de guitarras y ritmo furibundo.
Se acerca el final, pero antes de llegar la segunda aportación de Barloy con "Left/Right" de esencia folk lisérgica gracias a melodía y un envolvente teclado, antes de éste final decía, nos encontramos con la excelente "Mirror" de denso paso y actitud blues.
Dinosaur Jr. nos ofrecen un disco que sin duda ascenderá a las cúpulas de muchas listas, en el que las verdades del rock de las últimas tres décadas reposa como reposan los guerreros que ya no entran en batalla, sin nada que demostrar y dejando que la sabiduría de años salga a pasear, disfrutando y haciendo disfrutar de las contiendas apacibles.

4 comentarios:

  1. Magnífica, tremenda reseña, Addison ! Agradezco la mención y tú texto además me parece, en verdad y como el de Johnny, mucho -muchísimo- más necesario y recomendable que el propio (completamente cegado por la visión del fan incondicional, al ser mi banda predilecta y tal). Tras ni sé cuántas escuchas me rindo ya del todo con "Be a part", "Lost all day", "I told everyone", "Knocked around" y el cojonudo cierre por parte de Barlow, pero (no creo quepa duda) la calidad media es muy -MUY- elevada y, en cualquier caso, me quedo a fuego con tú último párrafo que, para mi, sintetiza y resume a la perfección lo que supone éste pedazo de Disco de ésta pedazo de Banda (con las mayúsculas aposta).
    Abrazo Mr. De Witt !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un disco excelente de verdad, y descubro mucho del rock de las últimas décadas en él, dosificando recursos sónicos pero si mimetizarse en nada concreto. Pero lo mejor es que hay muy buenas canciones, creo que hoy - mañana igual cambio - me quedo con I Told everyone y Good to Know.
      Abrazos camarada.

      Eliminar
  2. Soy de los que tienen a Dinosaur jr. pegado a la piel, forma parte de mi ADN musical, ya desde los lejanos tiempos en los que comencé a fijarme en ellos, a gustarme su propuesta, novedosa un tanto entonces, hablo de su "Bug" del 89, un cañonazo de disco a finales de una década dispersa. Dinosaur jr. nunca nunca me han decepcionado, podrán repetirse, ¿quien no?, podrán alcanzar en sus obras más altas cotas de perfección, a la postre no importa. Su aldabonazo fue tan fuerte que su huella permanece incólume año tras año, disco a disco. Es como la mujer para toda la vida.
    Ya tengo el disco pedido al dealer, y seguró que sentiré ese temblor de placer cuando la aguja caiga por primera vez en sus surcos.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El disco esta genial, no te decepcionará seguro, yo entré en este grupo de forma tardía y progresiva, pero hoy lo tengo como referencia.
      Abrazos.

      Eliminar