jueves, 9 de junio de 2016

Car Seat Headrest - "Teens of Denial" (2016)


La verdad es que no hace demasiado tiempo que supe de la existencia de este grupo liderado por el joven Will Toledo, un chico de poco más de 23 abriles con cara de ser el primero de la clase, de participar de todas las actividades extra-escolares que apuntan a un primor de yerno, y de concentrar sus sueños en la búsqueda esforzada de un futuro comandado por la seguridad y el bienestar familiar, bien compaginado éste con el éxito profesional.
No parece que los tiros vayan por estos derroteros, acetado en este caso el famoso refrán sobre las apariencias, pues lo cierto es que este chico se dedica al rock y no ha aspirar al burgo, de echo lleva grabados con ése reciente y magnífico: "Teens of Denial" la friolera de diez álbumes desde 2010, cierto que en formato más profesional por decirlo de alguna manera, es preciso apuntar los dos últimos: "Teens of Style" de 2015, y el ya referido de éste 2016, ambos bajo el sello: Matador.


Es ahora también cuando cuenta con una formación estable formada por Ethan Ives (bajo, guitarras), Andrew Katz (batería) y Seth Dalvi (bajo), con ellos de escuderos parece que ha llegado el momento de Will Toledo.
Y es que asomarse a este cancionero y quedar indiferente ante el torbellino de melodías enganchantes, de guitarras inflamables y radiantes, de la originalidad en el corte de las canciones, del poder de seducción del fraseo tanto sónico como canoro, de los mil trucos en cuanto a ritmos, de los detalles escondidos que hacen de muchos temas lúcidas muestras de talento rompedor de moldes, no rendirse ante todo esto decía, se me antoja imposible, yo al menos vivo entregado a este disco desde el primer pase que en casa operó al mismo y que me dejó entre sorprendido  y entusiasmado.

Este Virginiano ha reescrito el término rock alternativo, su sonido bebe de fuentes diversas y reconocibles, no es difícil encontrar hechuras propias de Television, clichés - revisitados por Toledo , eso si - de Nirvana o los primeros Foo Fighters, detalles de bandas como Pixies o incluso ciertos acentos psicodélicos.
Incluso nos encontramos en la magnífica: "Vincent" acompañando a una espiral sónica muy afín al grupo de Tom Verlaine, unos vientos que recuerdan a los Talking Heads más funky-souleros.
Vientos también, casi jazzisiticos en el sorprendente y extenso tema titulado: "Cosmic hero".
Guitarras que rallan las entrañas en "Fill the blank", más contundentes y de aspecto grunge en "Destroyed by hippie powers" y en "1937 State Park", atmósferas rememorando los ochenta en "Unforgiving girl (she is not an)", o tronando en destellos entre punk  y power poperos en "Connectthe dots (the saga of Frank Sinatra)".
Los sonidos de la escena neoyorquina más vanguardista en los añorados 70s se nos viene encima en la estupenda: "Just what I nedeed" y en la no menos impactante: "Drunk drivers/killer whales".
Como el disco no tiene ni un segundo de sobrantes, hay temas mas calmados como: "The ballad of the Costa Concordia" con aparición de teclas, o la acústica y breve: "Joe goes to school" que despide el Lp.



Dejo para el final: "Joe gets kicked out of school for using drugs with friends (but says this isn't a problem)", carnal texto y tema mayúsculo, con un espiral melódico que se enreda aún más en la bellamente enrevesada orquestación coronada por un crescendo final delirante, un tema a tener muy en cuenta hoy, y dentro de décadas también, (sospecho).
Uno de esos discos que te afianzan en la aventura iniciada en los tiempos de adolescencia de dedicar gran parte de la capacidad emotiva a degustar músicas y empeñar sueños en encontrar joyas, esas que cambian vidas y delinean ilusiones, y que a veces parecen ser pasto del pasado y fruto prohibido de la industria, Will Toledo y sus Car Seat Headrest demuestran que siempre hay esperanza.

4 comentarios:

  1. Muy buena introducción para un excelente tema, este "Vincent" (y el vídeo no tiene desperdicio). Ya es la segunda referencia (después de la de Johnny JJ) que tengo del chaval y la verdad es que tiene algo que atrapa, esas guitarras y el tono de la canción, humilde y demoledor al mismo tiempo. A seguir, sin duda.
    Saludos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El disco me ha pegado fuerte, de esas sensaciones que hoy en dia es deficil sentir con los trabajos de la gente nueva. No te lo pierdas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ya sabes mi opinión. Para mí es un discazo rompedor, de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo de rock alternativo. Estamos muy acostumbrados a cosas habituales, algunas con mucha calidad y muchas otras sobrevaloradas o mediocres. Esto es savia nueva y buena. Si no crece más es porque los aficionados musicales están muy encasillados, eso creo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hablaron de él artista (creo que en referencia al anterior disco) hace un tiempo y lo tenía en reserva, me animo tu opinión precisamente y desde luego que esto es rompedor, original y clásico, personal. En cuanto a que crezca estoy de acuerdo contigo, parece que un espectro amplio de aficionados quieren escuchal siempre lo mismo y a la gente que innova esto les viene fatal.
      Ya lo tengo pedido.
      Un abrazo.

      Eliminar