lunes, 9 de mayo de 2016

El aguijón del destino, Toño Martin y Pepe Risi nos dejaron un 9 de mayo como hoy.


La juventud y el amor por el rock and roll les unió siendo casi adolescentes, en La Elipa soñaron con vivir el rock and roll way of life de forma canalla y eternamente joven, y en cierto modo lo consiguieron. La marcha les volvió a unir poniendo misma fecha a su paso a la eternidad.
Los últimos setenta les vieron conquistar la cima, aunar el rock de Reed y los Stones con el glam de T-Rex o Slade, la actitud de barrio se fundía con el señorío propio de los príncipes de la ciudad, derrapando en las esquinas de los excesos cuando el neón alumbraba las arterias por las que habría de circular una juventud explosiva y despreocupada del mañana.
Pero como no podía ser de otra manera el stop en la bifurcación les hizo plegar velas, el amor puso a Toño entre la espada y la pared, apostó finalmente por traicionarse a si mismo y sucumbió al filo y el metal de la espada...
Antes dejó testamento de su desconcierto empapado de amor por sus princesas en "Atrapado en el amor"...desgraciadamente Toño, la voz más gloriosa, canalla, elegante, viciosa y aterciopelada de la historia del rock and roll patrio, estaba atrapado por varias cosas además del amor, pero la que le llevo a convertirse en inmortal tras atravesar el tormentoso y solitario desfiladero de la desaparición temprana y precipitada fue la cárcel de la que nunca consiguió huir, el mismo, el propio Toño. (9 de mayo de 1991).



Risi es el rock and roll, punto!, su figura escuálida, como un fantasma entre el humo de colores que se dibujaba sobre él en cada escenario, cada noche, con su negrita colgada entre su entrepierna y su corazón son más rock que muchas canciones que hablan vacíamente de él.
Cuando decidió, se decantó por Burning, porque él era Burning y Burning era (y es) el rock and roll...y ya hemos dicho que Pepe es el rock and roll, punto!
Imposible ejemplificar de modo más noble, entregado e indómito el rock de barrio, de gente que vive al límite, al límite de la sociedad, del vicio, de la noche, de la amargura, de si mismos.
Así vivió Risi, al límite de si mismo y todo lo que exhalaba era rock and roll, lo dibujaba en cada sonrisa bajo las gafas de sol, en cada frase escrita que aún huele a bourbon, a tequila, a ginebra seca, lo que dibujaba su silueta eterna en las retinas de los que amamos a Burnin y no nos cansamos de dar las gracias al mesías de La Elipa porque gracias a Pepe - "Ha muerto el silencio en las calles de Madrid", y de todo el país...se fue pero sigue aquí, es imposible no vislubrarle entre los neones en cada concierto de los Burning del heroico Johnny. (9 de mayo de 1997)

12 comentarios:

  1. He terminado hace un par de semanas el libro de Alfred Crespo sobre Burning y, además de ser muy entretenido, me ha puesto sobre el tapete la dura realidad a la que se tuvieron que enfrentar los de La Elipa durante gran parte de su carrera. Las drogas fueron una parte importante de esa dura realidad pero no la más importante, aunque al final se llevara por delante a los dos músicos homenajeados hoy.
    Muy merecida entrada para dos músicos irrepetibles y una banda que afortunadamente pervive en el gran Johnny.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo pendiente ese libro, y en un superfan de Burning como yo no es de recibo, solucionaré el desaguisado.
      Las luces y las sombras de rock and roll Javier, ya sabes.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  2. Me he puesto con esta banda...hace muy poco...y menuda sorpresa...esos 4 primeros discos me encantan.........Si,,la vida a veces es muy cojonera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi banda nacional, incobustibles y auténticos, recuerda que no hay quinto malo, y Noches de Rock and Roll desde luego no lo es.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Joer, qué texto más bueno, tío! A la altura de los homenajeados. Felicidades!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Evánder, pero con la inspiración de estas leyendas todo sale mejor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hermoso homenaje, Addison; suscribo tus palabras del todo. El libro del que habla Javier, por cierto, es una pasada, un gran trabajo de Alfred Crespo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como digo lo tengo pendiente y no puede ser, prometo solucionarlo.
      Gracias por tus palabras Gonzalo.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Solamente puedo decir dos cosas: Burning mola :)

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. Grandísimo homenaje. Esos 9 de mayos están marcados en la historia del rock. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos piezas insustiubles en el tablero del rock patrio, pero también presentes de forma perenne.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar