sábado, 14 de mayo de 2016

Concierto: Quique Gonzalez - Bilbao, Kafe Antzoki 13/05/2016


Abarrotado, demasiado para mi gusto, el Kafe Antzoki para asistir en sesión doble de jueves y viernes a la presentación del último disco del madrileño Quique González, el estupendo: "Me Mata si me Necesitas".
Sigo a Quique desde hace muchos, muchos, muchos años y le he visto en directo muchas, muchas, muchas veces...lo que quiero decir es que conozco al Quique González de antes y al de ahora...intentaré explicarme.
Anoche salí del concierto de Quique bastante descolocado, no me gustó lo que vi ni lo que oí. Quique González no ha sido la alegría de la huerta nunca, más bien tímido e incluso soso, parecía que le costaba plantarse ante el respetable y eso le daba a sus conciertos un aire de autenticidad, de coherencia con lo que se cantaba y tocaba, era lo idóneo aunque parezca extraño.
Los discos de Quique entonces pasaban desapercibidos, a pesar de ser excelentes, y sus conciertos eran cosa de cuatro. Esto empieza a cambiar con el directo de 2006: "Ajuste de cuentas" y sobre todo con "Daquiry Blues", entrada la segunda década del nuevo siglo el cambio empieza a radicalizarse y progresivamente los conciertos de Quique empiezan a ser objeto de deseo de casi todos, hasta el punto que ya son varias las visitas del madrileño a Bilbao que son con doble cita, pues se agotan las entradas en tiempo record.


En paralelo a este fenómeno se va observando un cambio también en la actitud de Quique en escena, empieza a dejar de ser aquel chico rockero al que parecía que solo le salían medios tiempos románticos y tristes, casi más de cantautor que de músico de rock.
En la gira con Lapido de hace un par de años esto se nota de manera evidente, allí vimos a un Quique que parecía liderar una banda mas que cantar tímidamente sus canciones.
¿Cual es el problema?, pues que no me creo a este Quique González en vivo, sus discos siguen siendo magníficos, y creo sinceramente que sigue siendo el mismo cuando compone y graba, pero el directo nos muestra a una estrella que no tiene madera y de ello, y a mi no me convence.
Por supuesto que yo no soy quien para decir quien debe o no debe ir a un espectáculo, pero es que el público que llena las salas en los bolos de Quique tampoco me parece el ideal para las tonadas melancólica y muchas veces amargas de Quique, esos cantos de soledad, abandono y de personajes que siempre sacan ojos de serpiente no van demasiado con los gritos y vítores que se escuchan en los bolos de Quique desde la gira de "Daiquiry Blues", respeto que cada cual reaccione en el show como le dicte el corazón, para eso ha pagado la entrada igual que yo, pero con todo el respeto, el público me parece más el de un concierto de Malú que de uno de un músico de rock.
Y sin duda el ambiente que había en la sala me influyó, y ésto junto a todo lo relatado se unió para no sentirme agusto en el bolo, tampoco me gustaron algunos momentos del concierto, sin duda las canciones del último disco fueron las más conseguidas, con protagonismo del violín y los coros de Nina, vocalista de Morgan con la que interpreta la, según parece, exitosa "Charo".
Pero empecemos por el principio, a mi si me gusta el escenario, como un suburbio de película de serie negra de los años cuarenta, farolas de la época, una cabina de teléfono, un local sórdido con las persianas bajadas en las que se recorta la silueta de una banda de gangsters...y el teléfono suena insistente, inquietante...entonces sale la banda y empieza a tocar "Detectives", primer corte del Lp y nombre del grupo que acompaña a Quique en el disco y la gira.
Tras los temas de la primera cara de "Me mata si me necesitas" entre el bullicio del respetable que cantaba a todo trapo, empieza una serie de temas en consonancia con el decorado de peli de polis, llegan: "Kit Chocolate", "Por Caminos extrechos", "Donde esta el dinero", "Tenía que decírtelo"...posteriormente y aprovechando la reedición de "Salitre 48" que se ha puesto en las tiendas a un precio prohibitivo suenan varios temas del que para muchos es mejor disco del protagonista de la noche, no me gusta como suenan los temas de "Salitre", creo que se pierde el ambiente acústico y songwriter que les hacía grandes, suena: "Crece la hierba", "De haberlo sabido" cantada por Nina con subrayado de violín, "Jukebox", "La ciudad del viento" y una revisitación de "Salitre" que no me gustó, este tema tiene que sonar y oler a Mediterráneo, y en la versión nueva para el live no lo hace.
Hasta la fecha el concierto esta muy estructurado (demasiado) en cuanto al setlist y un tanto rígido.
Vuelta al último Lp, ahora con temas de la cara B, y vuelven los mejores momentos de la noche, para ir terminando con los últimos temas y vises.
Se opta por algunos cortes salteados y suena: "Pequeño Rock and Roll" en una toma incomprensible, sin amargura y desamor este tema no es nada, "Avería y redención" (desgraciadamente la única de éste disco), "Su día libre" (un oasis en el desierto, sonó muy bien la para mi, mejor canción de "Daiquiry")...Y llega el final con todo el grupo en escena y el gran Cesar Pop por allí, "Kamikaces enamorados" y fin de fiesta con "Dallas - Memphis".
Un tanto desconcertado abandono la sala, con la impresión de que he visto un show de masas, como uno de esos espectáculos delimitados en tiempo y espacio, diseñados para el consumo, pero sin emocionar, porque los Stones siguen haciendo que los corazones lleguen al límite, pero Quique no, porque no es lo suyo, lo suyo es lo que nos cuenta en sus maravillosos discos, de todas formas le comentaba a mi brother Joserra, que a lo mejor es que me estoy haciendo viejo.

4 comentarios:

  1. Quique es como un george harrison timido genio pero nunca lo entenderia metido a ser un mccartney de masas un frontman de banda. Por eso entuendo este post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te diré bernardo que goza del favor del público en este rol, lo respeto pero no consigo conectar con el tal y como le vi el viernes.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me parece de las mejores crónicas, sincera y sin caer en la devoción de un fan, que he leído últimamente. Tal cual te lo digo, y dejando a un lado que nunca le he pillado el punto a Quique González, ni en directo ni en estudio. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias hombre, la verdad es que salí sobretodo desconcertado, fue un cúmulo de cosas, el público, que no podía encontrar a nadie, Joserra estaba por allí pero con el llenazo brutal era imposible moverse, que no me gustó el sonido...
      Tenía claro que era obligatorio escribir lo que viví, y así lo hice.
      Gracias de nuevo, creo que me pensaré el directo de Quique para la próxima.
      Un abrazo.

      Eliminar