lunes, 14 de marzo de 2016

Martin Courtney - "Many Moons" (2015)


A punto de completar el primer trimestre de este 2016 y un servidor sigue rescatando discos del pasado curso que se quedaron en el tintero.
El primer trabajo en solitario de la voz de Real State: Martin Courtney esta en mi poder desde pocos días después de su publicación allá por el mes de octubre, pero no ha sido hasta estos últimos días que me he metido a fondo con él, por cierto que responde al título de "Many Moons".
Aunque si tenía bien archivados los temas que fueron lanzados como singles de promoción del mismo: "Vestiges", "Northern Highway" o "Airport Bar" que aportaban una idea clara de lo que el álbum encierra, el resto del cancionero no lo había escuchado con la merecida atención.
Existe una cualidad física muy definida en el timbre vocal de Martin Courtney, una cierta ingravidez que hace de su instrumento algo etéreo, sedante y liviano, muy personal y que con el ropaje adecuado, que no es otro que sonidos igualmente etéreos y gaseosos, conforma un sonido que parece levitar, casi místico y de cierta nostalgia.
Si además le añadimos bonitas melodías y textos melancólicos y poéticos al lote, nos encontramos ante un bonito disco de pop acústico, muy engarzado con sonidos de este palo como pueden ser los de la banda Woods, no en vano Jarvis Taveniere, miembro de la formación norteamericana interviene en la grabación.


Además de los tres cortes mencionados, entre los que me enciende de forma especial el luminoso "Northern Highway", preciosa melodía bañada por un brillante sonido pop, y el encanto de folk furtivo de "Airport Bar", nos encontramos con el corte de título homónimo, un instrumental de sonidos místicos, con protagonismo de maderas y cuerdas.
Canciones de soporte acústico y vocalidad onírica como: "Awake" o "Before we begin", ambas de envolvente nostalgia.
Se detectan ciertas esencias Beatle en cortes como: "Asleep" y "Focus", ambas con un cierto peso sónico y el inevitable protagonismo de la tímbrica voz del protagonista, siempre bien apoyado por unas coros meticulosamente colocados (como en todo el disco).
Mucho brillo y lirismo en la delicada: "Foto" y en "Little blue" nos encontramos con un folk a lo Joni Mitchell en cuanto a su esencia sonora.
Un disco agradable y bonito, recomendable para escuchar tras una ventana salpicada por gotas de lluvia, con una taza de café o chocolate caliente y no tener prisa por nada.



8 comentarios:

  1. uno de los disxos folk del año pasado para mi gusto. Como un otoño en flor , vamos que muy bonito todo el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es un disco bonico del to como dice mi amigo Niko.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Vaya preciosidad de canción!! Es todo igual de bueno?? Si es así, me lo agencio ya mismo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un disco francamente bonito, creo que te gustará.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. No sabía de la existencia de este disco. Esa canción de muestra muy buena y byrdiana. Me ha gustado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un disco que seguro que te gusta, pensé que lo conocerías, esta muy bien, muy místico y con cierto toque Byrds también.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué bien suena esto, no lo había escuchado nunca. Un abrazo, mysuperfriend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un muy buen disco de pop, con pinceladas folk, la verdad es que esta muy bien, tal vez un poco demasiado místico para tipos como nosotros jeje
      Un abrazo.

      Eliminar