jueves, 3 de marzo de 2016

Mad Robot - "Blacklisted" (2013).


Tal vez motivado por las lluvias que han asolado estos lares el pasado fin de semana, por la tristeza a la que los cielos nublados condenan a nuestras vidas, justo ahora que la luz empieza a permanecer más horas sobre nuestras cabezas, mitigando las nubes con su manto gris este optimista efecto, o porque simplemente me apetecía, lo cierto es que el pasado domingo recuperé el segundo artilugio sonoro de los valencianos Mad Robot.
El pasado 2015, su tercera entrega: "I Declare War" fue uno de los discos que más sonó en mi equipo y también en el coche, además llegó en los momentos felices de las vacaciones, por lo cual su influencia me retrotrae a aquellos días de aeropuertos y ojos curiosos inspeccionando lugares extraños, con la ilusión y lujuria del que sabe que es paisaje que tiene los minutos contados.
El caso es que con gusto he vuelto a pinchar aquel "Blacklisted" que en su día disfruté tanto o más que su catálogo del año pasado, descubriendo que funciona igual de bien que hace ya más de dos temporadas.
Y es que el secreto a voces de la propuesta de estos chicos es, además de las guitarras de aroma Pixie y las melodías afortunadas en fluidez energética, la dualidad vocal que crea la dupla formada por Mike Grau y Susana Munárriz, que aporta sensualidad y lirismo a partes iguales en un entorno rockero y vitamínico muy propio del power-pop de alto octanage, etiqueta que perfectamente se puede aplicar a los valencianos.
A golpe de distorsión controlada, baterías y bajos que trotan como crazy horses, y la magnética dualidad vocal apuntada, el disco va despachando su cancionero de forma desinhibida y aparentemente desinteresada, como haría una enamorada desesperanzada deshojando la margarita que ha de revelarle la verdad sobre el hombre que sabe que ya no será el elegido.
Este efecto de superficial desglose hace de la escucha más hilarante y urgente, resultando el experimento una gozada que de buena gana apetece repetir tras los últimos aullidos guitarreros de la breve, y en castellano: "Pegado a ti".



Pero antes hemos disfrutado de pegadizos cortes como la popera: "Say my name", la entregada y sugerente: "The White Lady", o la magnífica e industrial: "Rock is dead".
Miradas a un pop electrónico pero de soleado estribillo, me gusta mucho "Astronaut", mientras "Got talent" se muestra oscura y viscosa pero himnótica.
Miradas futuristas en "A new tomorrow", una de mis favoritas del lote, encontramos baterías electrónicas, teclas, y bajos de intenso pálpito en "Evil from youth", y acentuando efectos rítmicos epilépticos en "Simple things", ambas con excelente interpretación vocal de Su.
Y una versión excelente de "Taste of Cindy" de The Jesus and Mary Chain, destaca también la hiperactiva actitud high energy de "A distant star", y así, correteando por las arterias guitarras, ritmos y voces hasta en 15 cortes.
No diré que el sugerente y encendido powerpop de Mad Robot aclare el cielo nuevamente grisáceo de Bilbao, pero os aseguro que la tarde encerrado en casa a resguardo de las lluvias, pasa con éste: "Blacklisted" de forma mucho más interesante con sus vocalidades turgentes y sonido efervescente.



4 comentarios:

  1. Me gusta como suena ese bajo en primera linea.....me pasare a oirlo para ver que tal.
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gusten, si es así el año pasado grabaron I Declare War que esta genial, y el lider Mike Grau tenía un grupo anterior denominado Furious Planet cuyos discos estan disponibles en bandcamp gratuitamente y también eran estupendos. A mi me gustan mucho.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Estupendísimo disco, para mí fue un gran descubrimiento. Un grupo que merecería mucho más. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta este disco y este grupo, incluso me gusta más este que el último, y te diré que Furius Planet me parecen totales, un descubrimiento que me llegó de tu mano como tantos otros.
      Abrazo.

      Eliminar