lunes, 28 de marzo de 2016

Golpes Bajos - "A Santa Compaña" (1984)


Esta semana santa ha llegado a mis manos un vinilo cuyo contenido forma parte de mi formación musical, ha sido una sorpresa y muy agradable, pues el casette correspondiente a la publicación del mismo en 1984 fue un regalo de reyes del que suscribe cuando apenas contaba 13 años y la música formaba ya parte imprescindible de mi vida, aún esta en casa aquella cinta.

Me refiero a "A Santa Compaña" de Golpes Bajos, siempre he pensado que cuando en España la música encadenaba novedad tras novedad, cuando los nuevos sonidos empezaban a ser práctica habitual de los grupos de entonces y parecía que ya no había hueco para que saltase la sorpresa, entonces llegaron ellos y sorprendieron a todos, hicieron algo que no había una etiqueta clara a la que suscribirlo, no era tecno a pesar del uso de sintetizadores, mucho menos rock y tampoco new wave, era una especie de pop al que se le pegaban mil y una influencias a las que no se les encontraba un origen claro, pues se observaban desde ritmos caribeños e incluso de samba como en "Colecciono Moscas" o "La Reclusa", a la versión del clásico italiano "Come Prima" revisitado en la voz y fraseo de Germán Copinni, que hizo de su modus operandi frente al micro una de las señas de identidad de esta formación, también caracterizaba su sonido las lineas de bajo y las percusiones programadas típicas del tecno imperante en la época.

Las letras tampoco tenían demasiado en común con el resto de grupos de la movida o el rollo, textos rurales de ataque y mofa al costumbrismo de aldea con sus leyendas, muy evidente en "A Santa Compaña" o al entorno urbano de clase media-baja perfectamente reflejado en "Cena recalentada".
La mentada "Colecciono Moscas" es un claro alegato al vive y deja vivir, que sorprendió por el histrionismo en el discurso de Germán. También recogen la inicial secuencia de canciones y textos más sofisticados apuntada en los primeros temas del grupo: "No mires a los ojos de la gente" y "Malos tiempos para la lírica" en el single de éxito: "Fiesta de los maniquíes".



Originales reinvenciones de cuentos populares en la excelente "Hansel y Gretel" y cortes oscuros y opresivos como la inquietante "Hazme un nueve" forman parte de este sin igual cancionero, sin olvidar un tema como "La Reclusa", sobrecogedor alegato antiviolencia sobre un hombre al límite que descarga sobre su mujer sus debilidades y cobardías, una letra muy madura para una banda tan joven y muy de actualidad por desgracia, un tema sorprendente.
"Escenas olvidadas", que abre el disco, sigue siendo uno de los temas cumbres del grupo, con una estridente y brillante tela de araña sonora a base de acústicas y un texto sugerente.
Las composiciones eran de Teo Cardalda, quien además toca teclas, percusiones o guitarras y co-produce el Lp, presintiéndose en aquel chico de cara casi infantil de entonces la llegada un talento sin igual que no llegó a cuajar como muchos aseguraban con el paso de los años, las letras correspondían a Germán Copinni.



Se habló y se sigue hablando mucho de este disco, también del anterior mini elepé con el que se dieron a conocer, después el ocaso llegó tan rápido como la amanecida, tras meses de gloria publicaron el flojo "Devocionario" que supuso una de las decepciones más demoledoras de la década, los desencuentros entre Teo y Germán, las idas y venidas y la separación, agridulce y un tanto oscura, y desde entonces la leyenda, el recuerdo de un grupo que durante unos meses dominó el panorama español gracias a las composiciones de un joven con cara de niño y las frases de un tipo que cambió los alaridos punk de Siniestro por la surrealista expresión vocal de unas canciones que, al menos a mi, siempre me acompañarán, ahora también en vinilo.

6 comentarios:

  1. Grupo que tuve la oportunidad de ver en directo presentando est disco. un directo al contrarioo del disco flojisimo. Eso si el lp es magnifico con ese cariz entre Scott Walker y Brel indeito por esto lares. sobresalian de la mass media de la época Lastima de las carreras de ambos posteriores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es la primera vez que alguien me comenta que en vivo eran flojos, la verdad es que nunca les vi, pero sus dos primeros discos merecen la pena, duro poco eso si.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Nunca me ha dado por oír un disco de esta gente...me lo apunto para subsanar esta carencia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si hoy causarían el mismo efecto, en su día era algo diferente, igual te gusta.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Estoy con Bernardo. Yo también los vi dos veces en directo y me decepcionaron. Eso sí, sus primeras grabaciones son de traca, obras maestras totales, los adoro y los conservo en vinilo desde sus tiempos de publicación. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca les vi en directo, pero algo había oído, lástima de el último disco, muy decepcionante, el primer EP era la bomba.
      Un abrazo.

      Eliminar