viernes, 12 de febrero de 2016

¿Y cuál es nuestro papel en esta comedieta???...El país en escena

El hastío empieza a ser insoportable...llamenlo hastío, hartazgo o simplemente aburrimiento, como quieran. El espectáculo cada vez tiene más similitudes con una comedieta simplona, de aquellas que en los tiempos de Maricastaña representaban los trovadores y cómicos ambulantes por las noches, al calor de la hoguera, cuando los niños soñaban con los títeres y payasos de la tarde, y los padres, en voz baja se congregaban para asistir a la representación de noche, la de los papás.


En aquellas comedietas los histriones nómadas ponían sobre el escenario semidesnudo de atrezzo, y con las estrellas como única techambre, disparatadas historias de amores adúlteros, con muchas situaciones hilarantes de desencuentros y sorpresas in fraganti.
No solían faltar picarescas con los cuerpos insinuando curvas y los ojos imaginando más de lo que se mostraba...las risitas y arrumacos se desplegaban entre el respetable, que sonreía ante los cuerpos, los argumentos imposibles, y los diálogos inverosímiles como una sombra de ilusión y lujuria.
Ante la habitual ausencia del cura, tampoco faltaban pullas a la figura eclesiástica, normalmente estas venían a cuento de la barriga de tal o cual clérigo, de la afición al vino del párroco de tal pueblo, o de lo enamoriscadas que el joven sacerdote de aquella aldea tiene a las feligresas, los manjares culinarios y los carnales sirven de alimento a las carcajadas generales, y a los sonrojos (sospechosos) de algunas mujeres.


También la baza política acostumbraba a tener sus minutos en aquellos saraos nocturnos, cuando el alcalde ya admitía las risas, animado a compartirlas embravecido el intelecto y la vis cómica por la reiterada admiración del caldo local, tras cada puchito de mosto fermentado.
En ellas se ponía a los gerifaltes políticos en situaciones que todos creían cómicas y absolutamente sacadas de contexto, se veía a alcaldes armados con la banda alrededor de los rellenados buches y con parte de la recaudación de las tasas municipales convidando a licor y compañía femenina a otros colegas de mismo linaje funcionario, con el visto bueno de benemérita, autoridades eclesiásticas y en muchos casos esposas.
Todos reían asumiendo aquellos indecorosos actos como una exageración de algo que si que había, pero que sobre el escenario no eran sino exageraciones para crear un argumento que provoque risas y pullas al primer cargo municipal y a los concejales, que bajan las testas entre sonrisas y enojos de sus novias y esposas...todos ríen y comentan la jugada, todos saben o creen saber cual su papel en el gran teatro de la sociedad, todos saben que algo hay...y que seguramente sea normal que así sea...todos son conscientes de que al día siguiente, con la marcha de los juglares, volverán a sus casas, a sus trabajos y a sus componendas, cada uno a lo suyo...ya lo decía Serrat.


Pero en el teatro de España, ¿cuál es nuestro papel?...Cual ahora que sabemos que no son exageraciones sobre el escenario...que los sacerdotes continuamente son blanco de acusaciones por pederastia, que la iglesia continua manteniendo privilegios absolutamente deplorables, que no se resigna a acojer a homosexuales y lesbianas como lo que son, personas, que mantienen en su seno a sujetos que un día si y otro también respaldan actitudes horrendas, que justifican los malos tratos, que claman contra las mujeres que deciden interrumpir un embarazo que en nada les ayudará ni a ellas ni al futuro bebe...cual es nuestro papel en todo esto, ¿porqué realmente no podemos aportar nada?



Pero en el teatro de España, ¿cuál es nuestro papel?...Cual ahora que sabemos que la corrupción política es un modus operandi de demasiados políticos españoles, que los casos aislados no pueden ser aislados cuando se acumulan en noticiarios las causas pendientes en los juzgados, cuando tenemos un mes si y otro también nuevos casos de blanqueo, financiaciones en negro, regalos sospechosos, en muchas ocasiones de artículos valorados en miles de euros, en forma de coches que se vuelven invisibles al paso de alguna ministra por su lado, que alcaldesas entienden como gastos de representación menús de varias decenas de euros con bebercio incluido, choferes para visitar la city londinense, noches de hotel dignas de jeques o naranjas para regalar a amiguetes por valor de varios miles de euros, que las puertas giratorias siguen engrasandose con el sudor de los trabajadores, que ofician de paganos, conseguidores (otra palabra de moda) del combustible de ceros que va de manos en manos, y que culmina con señores y señoras diputadas, alcaldes, ministros, presidentes de comunidad que atraviesan esas puertas en busca de un retiro digno de un marajá, puertas que todos van a derribar, hasta que me toca a mi, o a alguno de los míos, como la amiga Trini, que los cursos de formación destinados a formar y alimentar la esperanza de trabajadores que son víctimas de la marea de basura de la codicia infecta de lo que se llaman mercados internacionales, es gastado en fiestas y caprichos, cuando los ERES se convierten en una forma de retirar a señores aledaños al poder, cuando los sindicatos nos traicionan arrojándose en brazos de cajas, bancos, patronales y gobiernos...¿Cuál es nuestro papel cuando vemos al presidente de un gobierno y al jefe de la oposición intentando gobernarnos con toda esta pudredumbre detrás de sus trajes a medida?, ¿Cuál es nuestro papel cuando nos toman el pelo?, ¿Cuándo demuestran a todas horas, en cada declaración que no nos respetan?, ¿Qué en el fondo se la trae al pairo lo que pensemos?, ¿Cuando una especie de mal comediante dice que estos burros nos van a votar a pesar de todo?...creo que para ellos a duras penas valemos la celulosa con la que se hacen las papeletas que les interesa que insertemos cada X tiempo, las que les colocan donde están...


Podría hablar de títeres, trajes de reyes magos, chistes en redes sociales, resurrecciones de la banda ETA (esto me da un asco), miembros presuntos de la casa real, y mil cosas más, pero ya me he cansado de dar a la tecla...
Si alguno es tan amable, ¿Me puede explicar por favor cual es el papel que desempeñamos nosotros en esta comedieta?...Porque somos espectadores de un espectáculo delecnable, nada que ver con aquellas maravillosas sesiones de teatro nocturno y libre de antaño, y estamos hartos y empachados de mierda, y el día que empiecen las vomitonas no se que va a pasar.
Pongan soluciones a los problemas de la gente por piedad, hagan su trabajo, seán honrados y piensen que trás el telón hay personas que algún papel tendrán en este circo, o solo tirar la papeleta en la hurna y pagar impuestos...tenían más protagonismo los habitantes de los pueblos cuando asistían a aquellas irreverentes comedietas puestas en escenario natural por voluntariosos caricatos nómadas...claro que hoy igual acababan presos.

6 comentarios:

  1. Sabes que en muchas ocasiones he manifestado que todos son iguales. En cuanto se infectan por el virus del poder, ya nada los diferencia. Por mucho que nos quieran hacer creer que no es así, los unos porque enarbolan la bandera de la experiencia, y los nuevos porque se creen que van a descubrir América cuando todo está inventado ya.

    Gran artículo. Felicidades.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que este pensamiento sea tan habitual y muchos piensen así, lo cierto es que la experiencia de estas últimas décadas no nos da pie a pensar otra cosa.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  2. Hablas de muchas cosas, Addi, así que me centraré en los de los titiriteros, pues resume muy bien en qué país vivimos. Dos tíos son encarcelados por representar una obra de títeres y, en lugar de hablar de un juez que prevarica acusando a dos personas de apología de terrorismo para coartar su libertad de expresión, el debate se centra en si el Ayuntamiento de Madrid lo ha hecho bien o mal, si la concejala de cultura debe dimitir o no. El debate debería ser: ¿Por qué no se pide la dimisión del juez? ¿Por qué no se encarcela a los alcaldes que no cambian loa calles con nombres franquistas de sus localidades? ¿Por qué Jiménez Losantos puede decir alegremente que cuando ve a Errejón u otros miembros de Podemos le dan ganas de dispararles? Quien incita al odio está en la calle, quien hace uso de su libertad de expresión para representar una obra de ficción pasa varios días en la cárcel y está acusado de hacer apología del terrorismo. Menudo disparate, menuda indecencia. Pero, bueno, el partido más votado ha sido el PP tras cuatro años de recortes y treinta y tantos de corrupción. El partido más votado en Andalucía es el PSOE de los EREs. Y, por supuesto, no todos son iguales. En Madrid, desde que está Ahora Madrid, por ejemplo, las subvenciones del ayuntamiento para comedores escolares se han disparado. Los concejales de distrito se reúnen con los vecinos, se intenta que la ciudadanía sea parte directa de la política, algo de lo que Botella o Gallardón no tenían ni idea. Solo estos apuntes, amigo, habría que hablar horas y horas. Gracias por tus reflexiones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto Gonzalo, ya sabes que a mi no me tienes que convencer. Lo que pasa que si me pongo a escribir todo lo que pienso me quedo sin dormir y sin comer...y sin vivir.
      Todo empieza a dar un asco que no veas, entiendo que la gente empiece a pasar de todo y a pensar que todo da igual.
      Ver a tipos como los de los partidos que han ganado es vomitivo, parece que nos perdonan la vida reuniendose a hacer el paripé, soy de los que creen que todo es un teatrillo y que al final con una combinación u otra van a ir de la mano PP, PSOE y C's, no quieren a Podemos ni IU ni en pintura, saben que quieren cambiar cosas y esta casta no quiere que cambie nada.
      Lo de los titiriteros lo has esplicado muy bien.
      Tengo muchas ganas de verte y charlar un buen rato contigo delante de unas cervezas, este año tengo previsto pasar por Madrid.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ojalá os llegue ese gobierno del "progresismo", ese gobierno del cambio (más bien del "cambiazo", como diría Mortadelo y Filemón).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a estas alturas con tal de que los que vengan, ojalá sean los progresistas y humanistas en los que algunos creemos, más que nada porque aún no han hecho nada para no darles el beneficio de la duda que todos estos manguis han tenido, y parece que siguen teniendo, con tal decía de que no hagan como estos, osea que se lleven hasta los ceniceros, casi que firmo.
      Un saldudo.

      Eliminar