sábado, 27 de febrero de 2016

Radio Futura - "Veneno en la Piel" (1990).


Aunque tras éste exitoso trabajo vino "Tierra para Bailar", integrado básicamente de remezclas, el ultimo disco de Radio Futura es: "Veneno en la Piel".
Tras la gira de "La Canción de Juan Perro", Santiago Auserón declara que consideran finalizada la etapa de aprendizaje, a partir de este momento tocaba iniciar una reelaboración de su música de sintesis, fusionando rock y aires latinos.
Esto lleva a la banda a meterse en el estudio con unos cuantos temas para enfocarlos desde una perspectiva diferente, con la pretensión evidente de sonar más claros y luminosos, con menos reflexiones sónicas, eliminando sintetizadores y elaborando un sonido más accesible y comprensible, con la música latina como guía y buscando el sonido de "Semilla Negra", la premisa es sencillez.
La enfermedad de Enrique Sierra obliga a retrasar las sesiones de grabación y a contar por el guitarrista, colaborador de Kevin Ayers, Ollie Halsall.
Finalmente con Enrique recuperado, se retoma el trabajo en el estudio en noviembre, junto a Halsall y Antonio Moreno "El Tacita" a la batería.
El disco producido por el propio grupo, alcanza el único nº 1 de la formación en toda su historia, lo consigue gracias al éxito alcanzado por los singles: "Veneno en la Piel" y "Corazón de Tiza", que no dejaron de sonar en radios, pubs y fiestas de pueblos y ciudades en aquellos meses.


Si bien el primero es un tema excepcional, con una letra crítica con el consumismo y las marcas comerciales venenosas, con un estribillo que se pegaba a las meninges y un punteo que te hacía esclavo de su guitarra, y Santiago, que te embrujaba con su fraseo, seco y aderezado por su timbre irresistible, "Corazón de Tiza" es un tema de aroma verbenero y toque flamenco, que si bien peca de falta de originalidad, si que posee una melodía pegadiza y una letra de cierto encanto, con la adolescencia caduca de otros tiempos como telón de fondo.



Aunque se trata del disco menos afortunado del grupo, no diría yo que se trate de un mal disco como muchos dijeron entonces, el nivel de álbumes precedentes era imposible de mantener, y el sonido había ido creciendo con la sucesión de discos hasta llegar a un punto que la banda consideró como fin de trayecto, como objetivo cumplido con la grabación de "La Canción de Juan Perro".
Tal vez la búsqueda de una sencillez que supusiese una nueva vuelta de tuerca al sonido del grupo, experimentando y arañando en el espectro estilístico que entonces barajaban, les llevó a plasmar todo lo contrario, es decir, a la falta de originalidad, resultarndo el disco un tanto lineal y falto de matices.
No obstante, y a pesar de algunos temas que pecan quizás de un exceso de barniz comercial, nos encontramos excelentes cortes como: "Condena del Amor" o "Si me dejas solo", esta última con acento más rockero, y ambas con un tratamiento de las guitarras clásico pero con protagonismo.
También "Imagen Pública" y "Radar", caras B de los dos primeros singles respectívamente, son temas disfrutables, en especial el primero con aires funk.
Otro tema destacado es "El amigo desconocido", con un deje fronterizo y de ranchera que le da una cierta originalidad.



Cierra el disco la versión instrumental de "Veneno en la piel" que aporta poco al cancionero, como tampoco aportan nada especial las prescindibles "Al otro lado" y "Mercuriana" que parecen repeticiones de otros temas ya escuchados, aunque poseen ese algo especial de Radio Futura.
Tras la gira que continúo a la publicación del Lp, el grupo decide separarse, la consecución de objetivos artísticos parecía evidente, y la inflamada fama que alcanzaron tras el éxito masivo de los singles comentados, introdujo a la banda en una espiral vital que no satisfacía a los componentes de la misma, más afines a una vida creativa y personal caracterizada por la tranquilidad.
Compromisos contractuales obligaron a Radio Futura a permanecer juntos durante un tiempo en el que publicaron discos de remezclas, rarezas etc... pero la disolución definitiva se produjo en mayo de 1992, dejando una estela artística inigualable y una leyenda en el corazoón y la piel de muchos, entre los que evidentemente me incluyo.

10 comentarios:

  1. Lo recuperé hace unos meses, Addi, escuchándolo cuatro o cinco veces. No me acabó de convencer pero estoy de acuerdo contigo en que no es malo del todo, y tiene buenas cosas. "Si me dejas solo" e "Imagen pública" son mis temas favoritos, los más guitarreros.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta mucho "Si me dejas solo", tiene unas guitarras muy chulas, no es un disco del nivel de anteriores claramente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Cierto el menos bueno de su carrera Lo veia algo agotado de ideas Pero au asi quien diera a todos nos que sste fuera lo que sonaba en radio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El menos bueno si, los tres anteriores son legendarios y no era facil igualar aquello, pero el éxito fue absoluto es si.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Pues a mi este disco me gusta mucho, quizás son los Radio Futura algo más comerciales por Corazón de tiza, pero El amigo desconocido, Imagen pública o Si me dejas solo son temazos de tomo y lomo.
    Le tengo mucho cariño a este vinilo, mucho mucho.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es un buen disco con el problema de venir detras de tres POM como las precedentes, pero con alguno temas buenísimos coo los que mencionas y el homónimo que sigo pensando que es brutal.
      Abrazo.

      Eliminar
  4. Que alegría ver la mención al gran Ollie Halsall, un personaje al que conocí de refilón gracias a su novia de entonces en Madrid, Sara, amiga común también de Carlos, uno de los empleados de discos Melocotón y que me contó muchas historias de las aventuras de Ollie en Ibiza y en Madrid.
    Del disco de Radio Futura, poco que decir. Me quedé un poco plantado con Juan Perro y su obra posterior, aunque muy conocida, no me llegó a entusiasmar.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran guitarrista, habitual de grabaciones del gran Ayers, tengo entendido que ciertos habitos pudieron con él, pero había que mencionarlo.
      El disco no resiste la comparación con los de los ochenta esta claro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un disco flojísimo a mi gusto. Aquí estaban más por lo comercial que por hacer obras atemporales. Una pena porque habría completado una gran discografía. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre tanto como flojísimo no se Johnny, desde luego es imposible la comparación con anteriores trabajos y hay una cierta monotonía y exceso de celo comercial en muchos temas, te diré que hacía mucho que no lo pinchaba, en cambio De un País o La Ley siempre andan rulando por ahi.
      Abrazo.

      Eliminar