viernes, 4 de diciembre de 2015

The Beatles - "Rubber Soul" (1965)


Una cosa es cierta...los Beatles son los Beatles, y no hay más vueltas que darle al asunto. Podemos tener más o menos desarrollada la beatlemania, pero el que diga que no esta en mayor o menor medida aquejado de ese bendito virus, mucho me temo que no es del todo sincero, (excepciones habrá sin duda).
Ayer, 3 de diciembre, se cumplieron 50 años de la publicación del sexto disco del grupo, el mítico: "Rubber Soul".
Apenas hacía cuatro meses que había sido lanzado al mercado el anterior disco de la banda: "Help!", que hacía además de BSO del film de mismo título que habían rodado meses antes, y ponían los Fab-4 un nuevo ramillete de canciones en circulación; esto da una idea del ritmo de trabajo al que estaban sometidos los chicos.
No obstante, es evidente que entre "Help!" y "Rubber Soul" algo pasa, algo en las inspiraciones y necesidades de transmitir del grupo había cambiado, evolucionado, madurado.


La introducción de John y George en el consumo de LSD trastocó el abanico inspiracional del grupo de forma evidente y a la larga definitivo para el devenir de futuros sonidos que marcarían texturas sónicas, orquestales y filosóficas nunca oídas antes, y que aún dejan estela en trabajos actuales.
Es por ello que este disco es comunmente considerado como el puente entre los Beatles juveniles de brillantes canciones pop y de rocks paridos a la sombra de los pioneros de los cincuenta, y la banda experimental que empieza a hacer de los estudios un laboratorio lleno de posibilidades y que introduce elementos e instrumentos ajenos al rock, siempre con la mirada puesta en un: más difícil todavía, sumergidos en una espiral sónica en la que siempre se trataba de ascender al siguiente escalón en busca de algo nuevo y sorprendente, como todos sabemos, las más de las veces lo consiguieron.
El caso es que "Rubber Soul" consigue dar comienzo a esta carrera a la excelencia a pesar de ser compuestos sus temas con prisas y a contra-reloj, y grabado lógicamente de la misma manera, por lo cual además de todo lo apuntado se puede hablar con referencia a este disco, de un pequeño milagro de sobrehumana inspiración.


El tracklist es inconmensurable, todos los temas se caracterizan por nacer con una perfecta arquitectura melódica digna de dioses de la composición, interpretaciones vocales impolutas y atinadas, conjunción y perfección entre los instrumentos y una producción absolutamente genial, empezando a adoptar George Martin el imprescindible papel que le deparaba la historia para hacer de The Beatles lo que son de forma casi tan definitiva como el trabajo de los chicos.
"Drive my car" es una hilarante canción de Paul, de jugosas guitarras y pegadizo estribillo para un texto humoristico, genial  piano también.
La introducción del sitar, traído por George, en una canción occidental por primera vez fue lo que impactó de "Norwegian wood (This bird has flown)", estupendo tema de John de extraña letra.
Una guitarra ácida y un piano hacen de soporte a la voz de Paul, que pronto se ve gloriosamente escoltada por los coros de John y George en la magnífica: "You won't see me".


"Nowhere man" es un tema absolutamente grandioso, uno de los temas corales más sobresalientes de los Fab-4; "Think for yourself" es un corte no demasiado valorado por muchos y que en mi opinión es excelente, compuesto por George y caracterizado por el uso  del bajo fuzz, rockera y con buenos coros, siempre me ha gustado mucho.
John empezaba a apuntar ideologías en torno al amor y la paz, que más adelante se verían plasmadas en canciones y otras iniciativas, en "The Word".
Otro tema que no es del agrado de muchos es "Michelle", tildada de empalagosa y demasiado dulce, realmente Paul pretendía hacer una parodia sobre las canciones francesas de amor, introdujo unas palabras en francés y el tema es uno de los grandes éxitos del grupo, a mi personalmente siempre me ha encantado.


La formación andaba justa de tiempo, y como Ringo no tenía adjudicada aún ninguna canción, decidieron tirar de un viejo tema de John, así se decidió grabar: "What goes on".
Pero si en este disco, que no lo he dicho pero es mi favorito de Beatles y uno de mis favoritos del mundo mundial, en este disco decía, si hay un tema que me pone la carne de gallina de forma especial, que me emociona y que lo tengo como el summun de la belleza melódica, éste es "Girl", la voz de John, que fue quien la compuso también, suena de forma sobrecogedora.


A la alegre y bailable: "I'm looking through you" le sigue una obra maestra de esas para las que no se han inventado palabras capaces de describir toda su grandeza: "In my life" es una catedral musical, inabarcable, de infinito gusto; compuesta y cantada por John y con maravillosos coros de Paul y George, tiene en el famoso solo de órgano - tocado por George Martin - el corazón del tema, y en la nostálgica letra autobiográfica de Lennon, el elemento emotivo sin igual de la canción...uno de mis temas favoritos de todos cuantos han sido escritos.
"Wait" fue una canción compuesta para "Help!" pero que fue descartada, una vez más la falta de tiempo motivó al grupo a retomarla, y resulta que no esta nada, pero nada mal.
El otro corte de George es la estupenda: "If I needed someone", aquí se va perfilando el estilo propio del más joven de los Beatles, panderetas y un cierto parecido a The Byrds, otro tema de los considerados menores (injustamente).
Y finaliza este descomunal cancionero con "Run for your life", un tema que John odiaba porque utilizo en su texto dos frases cantadas por Elvis, pero que es un gran rock de texturas americanas, con la voz de John sonando arenosa y con carácter.


50 años no es nada, no lo es al menos para obras maestras como este sexto disco de los melenudos de Liverpool, el álbum donde empieza a despegar la leyenda, donde tras unos años de fans, directos de inaudible sonido, y pequeños pasos de gigante en busca de la excelencia, todo se precipita, musical y personalmente en aquellas cuatro personalidades que crearon un fenómeno sin parangón en el pasado siglo y sospecho que en varios siglos más.
¡Feliz cumpleaños Rubber Soul!!!

14 comentarios:

  1. mi lp fsavorito de los beatles pese a tener Michelle. Este es el disco del cambio y medio powerpop le debe pleitesia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja...Es lo que decía de Michelle...si es mi favorito tabién, y de los Beatles y más allá.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Excelente homenaje, Addison. Un texto hermoso que da en el clavo constantemente para hablarnos del que podría ser perfectamente el mejor elepé de la historia del rock.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te estaba esperando Gonzalo, se que tienes este Lp en un lugar destacado como yo. Gracias por tus palabras, para mi también es uno de los mejores de la historia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Yo no sabría adjudicar el título de "mi disco preferido de los beatles" a ninguno en concreto, pero si es cierto que este disco es perfecto, el equilibrio perfecto en mitad de una carrera impoluta, tengo la idea, y creo que no soy el único, que Rubber Soul y Revolver podrían haber formado el disco doble más grande de la historia planetaria, ambos basculan en una franja estrecha, uno más melódico, el otro ya más experimental, ambos inmensos. Mi canción preferida de este lote siempre fue Norwegian Wood, según leí en cierta ocasión este texto críptico relataba una de tantas infidelidades de John. Grandiosos siempre, que nunca se nos cure este virus. Grandísimo homenaje. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre digo Chals que en muchas ocasiones eso de El mejor corresponde a una relación con un disco en particular a modo personal y nostálgico más que a un criterio puramente musical.
      Pues nunca lo había pensado, pero ahora que lo dices es cierto, ese doble, que hubiese sido un conceto coherente y perfectamente posible en el tiempo, sería hoy por hoy de lo mejor de la historia, en dobles y en simples.
      Gracias, feliz fin de semana y un abrazo.

      Eliminar
  4. Disco fabuloso......parece como un disco menor,,como que no querian hacer ruido,,con canciones cortas y sencillas(en apariencia)...pero que al final el resultado es grandioso. Un trabajo que como bien dices hace de puente..
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además es un disco que he podido comprobar con el tiempo que es de los favoritos de casi todo el mundo, un discón mítico en la historia de este invento.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Joder socio que post mas enorme!!. Junto con Revolver mis favoritos de esa época, también tengo en un altar el"sargento pimienta" y Abbey Road.
    Salud y abrazos socio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mariano, el disco es tan grande que casi todo el trabajo esta hecho, todos los discos que mencionas son tan enormes que solo queda abrir las orejas y disfrutar.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  6. Felicidades por el artículo, mysuperfriend, se nota que tienes devoción. Se habrán escrito muchas líneas pero lo has hecho más grande. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho se ha escrito de este disco, es mi favorito de los Beatles, como digo siempre más por motivos personales que extrictamente musicales donde es otro de los grandes discos del grupo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. INcreible...Hoy estoy dandole vueltas a tu blog (ando un poco liado, o mas bien gilipollas ultimamente con el trabajo...) y me repito, pero entradas como esta, son las que te diferencian de la mayoria y mucho mas del mío...Yo seria incapaz de escribir una sola frase sobre Rubber y mucho menos una disertación de este calibre...Lo siento, llamadme pelota, pero totalmente genuflexo ante Adisson. Si me pidieran una opinión sobre Rubber Soul seria como pedirme que opinara sobre si mi hija es guapa o fea, o si mi mujer es buena gente, o a quien quieres mas a papa o a mama...lo siento, no podría...UN ABRAZO Y FELICIDADES POR TU PLUMA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero que exagerado eres Jose, además cuando tu blog es realemente bueno e ingenioso. "Ruber Soul" es uno de esos discos que para mi va mas allá de las canciones, al final lo mejor es pincharlo.
      Un abrazo tío.

      Eliminar