viernes, 18 de diciembre de 2015

Talking Heads - "Talking Heads: 77" (1977).


Del disco debut de Talking Heads me gusta todo, hasta su título. Y digo esto porque 1977 es uno de mis años favoritos de los setenta, un año de puertas que se abren para que penetren nuevas sonoridades, y otras que se entornan para que dejen de entrar tan a saco las antiguas influencias de las dos décadas míticas anteriores. Con el punk llamando a la puerta en los bajos fondos londinenses, con los debuts de Pistols y The Clash, mientras The Jam teñían el himno de la contracultura de mod vengativo, el krautrock modificando las sonaridades de Eno y Bowie, dejando este último el glam y el soul aparcados en un periplo por Berlin que en el mencionado año estaba en plena efervescencia, poniendo "Low" y "Heroes" en la calle, con influencia de Eno evidentemente.
El duque utiliza sus sustilegios con La Iguana que factura el cósmico: "Lust for Life", los Ramones seguían a lo suyo por las calles de Queens y los Kiss tres cuartos de lo mismo, y con los Stones fuera de juego en aquel curso, eran AC/DC y George Thorogood  los encargados de mantener el rock más tradicional y bluesero en la primera linea.
Otras deidades seguían a su bola, como que las tendencias y nuevas etiquetas no iban con ellos, tipos indomables como: Mink Deville, Jonathan Richman, Neil Young o los autralianos de oro: Radio Birdman editaban también sus trabajos en aquel año, así que imposible no apreciarlo.


Y también aquel 1977 nos deja dos perlas nacidas en las calles de Nueva York, dos maravillas que recogen todo lo que se había cocido en los años anteriores  por el rockerío anglosajón y le dan su capa de barniz especial y novedoso en cuanto a color y brillo.
Una de estas POM es: "Marquee Moon" de Television del que ya hablamos aquí, y el otro es el ya señalado: "Talking Heads: 77".
Ignoro si existirá sujeto en el mundo que no se haya sentido esclavizado a este disco tras la primera - inevitablemente de muchas, muchísimas - escucha.
Además del punk que se da por supuesto en aquellas fechas, en este disco se amontonan de forma deliciosamente natural y como improvisada disparos funk, rock, new wave, glam o pop, pero formando un universo comandado por la frescura y el desparpajo sonoro de irresistible coherencia y perfecto redondeo sónico.
Siempre he pensado que la llegada in extremis de Jerry Harrison, procedente de los Modern Lovers, le da a las composiciones de David Byrne el definitivo golpe sónico que hace que las guitarras y las teclas posean ese algo tan especial que tienen, y que tan claramente se aprecia en bombazos como: "Happy Day" o "No compassion".
El álbum es perfecto para bailarlo y consumirlo hedonísticamente, el vicio llama al vicio y siempre me pareció que este Lp suena a vicio, casi cuarenta años después sigue sonando así, a garito poblado de secretos para vivir rápido y no contarlos jamás.


Y es que las escuchas frenéticas, casí compulsivas de este álbum, tienen muchos ingredientes de ese atractivo sugerente y pérfidamente atrayente del pecado, rítmicamente la palabra es velocidad, vértigo.
No hay un solo segundo en el tracklist que no sea apetecible, que so se preste a ser devorado con lujuria, y este espíritu libertino y a la vez elegante es lo que hace tan especial "Talking Heads: 77".
"Uh-Oh, love comes to town", "New feeling" ácida y dominada por el funk, "Tentative decisions" con elementos comunes con "Marquee Moon", "Don't worry about the government" de saltarinas teclas, "First week, last week...carefree" de cálidos y lascivos vientos, y por supuesto: "Psycho killer" son algunos de los temas más enganchantes de un excitante y revolucionario disco, perfectamente titulado, aludiendo a un año que comparte adjetivos con el Lp...les debía esta entrada a los neoyorquinos por llevarme al lado oscuro con su disco debut...y encima hoy es viernes.


8 comentarios:

  1. Y no te olvides del debut de los Dead Boys y el segundo paso de los Dictators, Addi. Discazo, el primero de los Talking Heads, y, además, lo que vendrá.

    Un abrazo mientras escucho a los Judas (estoy hoy duro).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente aquel año fue un gran año, me encanta este disco, no me lo podía quitar de la cabeza hace años.
      Molan los Judas jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Tambien me gusta mucho este disco.....Un soplo de aire fresco que continua vigente hoy dia. canciones, actitud, y mucha libertad entre sus surcos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si claro que si, un disco revolucionarioy super excitante.
      Saludos.

      Eliminar
  3. EL DISCO de los Talking New Wave luego el espiritu Byrne se fue auañando mas y mas del grupo hasta sacarlo del College radio . El mejor para mi hoy en dia del grupo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también es el mejor disco de la banda, con Eno hacen discos buenos pero este es el mejor.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Es un discazo impresionante, para mí el mejor de las Cabezas Parlantes, además de los muchos y buenos recuerdos que me unen con él. Si hoy hubiese sido publicado pocos dudarían en situarlo como el mejor del año. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, hoy sería un pelotazo y sonaría igual de fresco y novedoso, para mi sin duda el mejor de los Talking.
      Abrazo fuerte.

      Eliminar