lunes, 28 de diciembre de 2015

Mis favoritos nacionales del 2015


Este año he estado a punto de no separar la lista de nacionales de la de internacionales, lo cierto es que durante estos últimos meses no se detecta demasiada diferencia entre lo confeccionado en España y lo que se hace en otros países más tradicionales en estas lides.
Soy defensor a ultranza de la música patria, y siempre me ha parecido que nada tienen los artistas de aquí que envidiar a los de fuera, lo que si tienen los de la piel de toro en su contra es el escaso, casi nulo interés que la industria nacional demuestra por el arte en general y la música en particular.
Es difícil, y casi un acto de fe grabar en España un disco que no contenga los típicos sones mueveculos para el verano de letras ridículas e insultantemente planas, rumbas (de las malas) dirigidas a chonis poligoneras y sus desgarbados acompañantes masculinos, temas simplones pop de edulcoradas letras, cuando no cursis hasta el vómito, o tecnorumbas que no quiero ni molestarme en buscar adjetivos para definirlas, eso que llaman en las radioformulas pop-rock que no se muy bien que es, normalmente disfrazando a los operantes de malotes rockeros, o cantautores superguapos que ofician de horteras encantadores y enamoradores de suegras.
Por todo ello entiendo que todas aquellas bandas que dedican sus esfuerzos  a componer canciones de calidad, encuadradas en géneros diferentes a los mentados, grabarlas, y luego tras el esfuerzo económico, de paciencia y también - imagino - entereza, salir a patear todo escenario que les permitan pisar para interpretarlas en vivo sin ningún tipo de apoyo, promoción y dispendio económico, deben ser tratadas como un grupo de héroes y un privilegio para nuestra música, no se merecen menos...evidentemente sabemos que no es así.
Pero es que encima podemos presumir de que la producción, a pesar de todos estos obstáculos es excelente, de gran calidad y capaz de competir con la de cualquier otro país del mundo, aunque desconocida para casi todos.
Por esto he pensado que podía hacer la lista conjunta. el cambio de opinión ha venido condicionado por la evidencia de que muchos de estos trabajos serían invisibles del homenaje (pequeño en mi caso), de verse vistos entre los mejores, así que aquí están luciendose los de aquí, diez excepcionales discos, y podrían ser mas, todos ellos de artistas de estos lares...a ver que os parece.


1. RAFAEL BERRIO - "PARADOJA".


Uno de los discos del año a nivel mundial, imagino que la mayoría del personal no lo conocerá, (evidentemente los que pateaos por aquí, si), creo que un país como este no debería prescindir de una obra como esta, en otros países estoy seguro de que hubiera hecho correr cataratas de tinta. Adjuntamos la reseña: Rafael Berrio.


2. GUADALUPE PLATA - "GUADALUPE PLATA" (2015).


Uno de los discos más infecciosos  del curso, oscuro, ácido y siniestro, como si el infierno se colase por la ventana del patio interior de un viejo portal de una urbe, entre humo y susurros de animales enfermos, excitante y muy personal. La reseña: Guadalupe Plata.


3. LOS DELTONOS - "SALUD!".


Magnífico el nuevo disco de los cántabros, maduros y sin embargo sin perder la frescura rockera de siempre, grandes letras y estupendas melodías, de lo mejor que han facturado en años. La reseña: Deltonos.


4. GERMÁN SALTO - "SALTO".


Otro de los trabajos del año, una delicia de principio a fin, melodías, producción, vocalidad, textos, el debut de Germán Salto es uno de esos discos que abren puertas, (o deberían abrirlas), la palabra clave es clase. La reseña: Salto.


5. LA GRAN ESPERANZA BLANCA - "TREN FANTASMA".


Uno de los discos que más he escuchado este año, con él me he hecho adicto definitivamente a la banda valenciana que capitanea Cisco Fran, no veo el momento de verles en directo presentando este disco, un glorioso catalogo con folk, country, rock, recuerdos, lirismo y temas fronterizos en su interior, un discazo en toda regla. La reseña: LGEB.


6. LOS RADIADORES - "GASOLINA, SANTOS Y CALAVERAS".


Nitroglicerina sónica, guitarras que arañan como gatos enloquecidos, un bajo de ensueño que juega con las baterías a una suerte de carrera hacia el infierno, letras contundentes y pelotazos melódicos, una versión de "El Hospital" de Dinarama magnífica y "Circulos concéntricos" que para mi es una de las canciones en castellano del año, ¡Brutal!. La reseña: Los Radiadores.


7. CAROLINA OTERO AND SOMEONE ELSES - "DIASTEMA GIRLS".


Y que viva el powerpop, la electricidad y los estribillos adherentes, el ritmo frenético y las melodías brillantes...y la voz de Carolina Otero, un disco radiante y excelente que no ha dejado de sonar desde que lo descubrí. La reseña: Carolina Otero.


8. MAD ROBOT - "I DECLARE WAR".


Sentimientos similares a los del anterior disco, el posicionamiento en la lista es alfabético ya que ambos discos me han atrapado de forma similar, ambas formaciones de la capital del Turia, el grupo de Michael Grauer es excelente y además Carolina Otero también esta presente en esta formación, imposible elegir entre bueno y cojonudo. La reseña: Mad Robot.


9. RUBIA - "BARMAN".



Me da un poco de pena que Sara Iñiguez haya elegido para su tercer disco, el más redondo y notable de todos, el idioma de Dickens, pero no importa demasiado cuando se solazan los sentidos con las hermosas composiciones rellenas de soul y pop suntuoso y elgante que alimentan este disco, no podía faltar. La reseña: Rubia.


10. DUDAS STRUMMER - "DUDAS STRUMMER Y SU ROCK CASTIZO RIOPLATENSE".



Este disco llegó a mi hace meses, al principio me pareció en cierto modo gracioso, pronto lo empecé a valorar como un excelente trabajo, distinto y muy personal, con sentido del humor pero nada inocente, irónico y original, de hecho sigue sonando muy amenudo. La reseña: Dudas Strummer.

8 comentarios:

  1. Ya sabes que coincidimos en los 6 primeros, aunque no en el orden... je, je, je. Cuando veas a LGEB en vivo verás que tu lista cambiará...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos seis primeros ya sabía yo, el orden es casi lo de menos.
      A LGEB les pillaré en Frias.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. De la lista de discos que nos dejas, me ha gustado mucho el de Germán Salto y el de LGEB. El resto los he escuchado poco, laverdad.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambos estan geniales, el de Deltonos es magnífico y los powerpoperos también. A LGEB les veremos en Frias.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  3. "horteras encantadores y enamoradores de suegras...", me encanta, ¡viva El Fary!, todavía tiene un sitial en la copla moderna patria. Fuera de bromas ya, a Rafa Berrio lo tengo metido dentro aunque no me haya comprado el disco (no por falta de interés..., es muy difícil encontrarlo en vinilo). Es el Norte al igual que Guadalupe Plata es el Sur, ambas diferencias tan grandes e intensas que hacen de nuestro país un pequeño USA extraterrestre. Salto, el pacto catalano-madrileño ejemplo para tanto incapaz salvapatrias. Los demás, oído y cierro, he escuchado algo de ellos sin profundizar demasiado. Para 2016 me impongo azotarme hasta el martirio si no hago más caso a la cosecha disquera nacional.
    Abrazos chaval,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena observación con respecto a Rafael y Guadalupe, no se si existe en vinilo, te digo porque por Euskadi ha sido facil encontrarlo pero solo lo he visto en CD, yo lo tengo en CD por ejemplo.
      Ojalá el nos salga una cosecha nacional tan buena como la de este.
      Un abrazo y feliz año Javier.

      Eliminar
  4. Grandes coincidencias en los 8 primeros. Por supuesto Berrio en lo más alto, está claro. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contaba con ellas, eran evidentes, el de Rafael ha sido de lo mejor a nivel mundial como digo en el post.
      Un gran abrazo.

      Eliminar