miércoles, 7 de octubre de 2015

Keith Richards - "Crosseyed Heart" (2015)


El otro día os comentaba que me llevaba para mis breves vacaciones en León un montón de discos, debo decir, que ya de vuela a casa, solo han sido dos los que han sonado estos días en el MP3, en casa y en el coche, no ha habido tiempo para más, demasiadas actividades y demasiado tiempo mezclado entre el bullicio de las fiestas patronales de la ciudad.
Uno a sido el agradable y estupendo disco pop de Ultimate Painting, "Green Lanes" que ya comentamos el otro día aquí, el otro el nuevo catálogo de canciones de Keith Richards, este "Crosseyed Heart" que ha grabado el viejo pirata 23 años después de aquel excelente "Main Offender".
Lo primero que se me ocurre decir de este disco es que me sobran canciones, 15 temas me parecen demasiados y alguno no aporta nada, creo que dejando el trabajo en menos cortes hubiese ganado cuantitativamente.


Producido, como los dos anteriores, por Steve Jordan, se hace acompañar también por los X-Pensive Winows: Waddy Wachtel e Ivan Nebille para su grabación.
Entre las 15 elegidas figuran dos versiones, por un lado el reggae: "Love overdue" del jamaicano Gregory Isaacs, género del que el viejo Keith se quedó prendado tras la grabación en Kingston de "Goats Head Soup" en 1973 y que ya estuvo presente en los trabajos anteriores, y por otro la nana de acento folk: "Good Night Irene", tema que fue grabado por el bluesman Leadbelly en la década de los treinta y a la que se hace justicia en la grabación de Keff.
En cuanto al cancionero inédito hay un poco de todo, dentro de las sonoridades a las que Keith nos tiene acostumbrados y en las que no nos encontramos ninguna sorpresa, destacan los temas mas rockeros de influencia stoniana como: "Heartstopper" con la típica acción guitarrera de Richards con sus legendarios compañeros, "Amnesia" que se trata de otro tema de cierto ambiente oscuro y ácido que más encaja en el repertorio de Mick que en el de Keff, el single de lanzamiento "Trouble" que se trata de otro corte agarrado a los riffs irrepetibles e inconfundibles de Richards y que siempre gustan y enganchan, "Something for nothing" en la que a los mencionados riffs se unen unos coros de carácter golpel en un estribillo pegadizo, o la caótica "Substantial damage" que resulta excesivamente larga y plana.



"Crosseyed Heart" es un blues breve en el que la voz de gato de Keith se hace acompañar únicamente de una acustica en un corte que recuerda a Robert Johnsson, en cambio en el blues rock "Blues in the morning" ritmo, sonido y melodía nos recuerdan a cualquier clásico cincuentero de Chuck Berry.



En el apartado baladas nos encontramos con temas que ni molestan ni sorprenden como: "Just a Gift" o "Lover's Plea" en la que destaca el hammond de Spooner Oldham y unos vientos de poso soulero. No tiene demasiado interés en cambio la que compone e interpreta junto a Norah Jones titulada "Ilusion".
Posiblemente los dos mejores temas (en opinión de un servidor) sean: "Suspicious" y "Robbed blind", ambas piezas lentas y perfectamente cantadas, usando al modo Dylaniano la sequedad del timbre en un fraseo emotivo y maestro, excelentes.



Buen disco el que nos ofrece el bueno de Keith, sin sorpresas en cuanto a sonido y ritmos, con buenos cortes y tal vez un tanto largo, con 10 u 11 temas hubiese quedado perfecto, aún así un muy buen disco que un icono del rock and roll al que tal vez le pidamos (yo al menos) demasiado a estas alturas.

10 comentarios:

  1. 100% de cauerdo. esta bien sin más Es Keith tranquilo y relajado haciendo lo que sabe y le gusta , eso si demasiado relajado diria yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos esperabamos algo más rockero, pero es verdad que es demasiado tranquilo, algunas baladas no tienen demasiada chicha.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Me encanta leer que hay gente que ha escuchado el disco, muy pocas reseñas en la blogsfera que le haya prestado atención. Estoy de acuerdo con eso de que es "muy buen disco", que sí, joder, que lo es, sin duda. Es en los temas lentos donde me pierdo un poco, lo reconozco, y es en los más stonianos donde me gana ( genial "Blues In The Morning)". Respeto las opiniones, pero intuyo que no todo el mundo le ha pegado una detenida escucha. Son 15 temas, largo, sí; pero hay pocos discos que mantengan el tipo por ahí con semejante volumen de canciones. Me alegro de que vaya saliendo gente hablando de él (en el Ruta 66 ya es disco del mes). Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es un muy buen disco, pero si que me sobra algún tema, alguna balada me parece flojita y el tema con Norah Jones no me dice nada, creo que con 11 canciones hubiese quedado perfecto.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Todavía no me puse con este nuevo de Keith pero no tardará mucho la cosa. Es cierto que meter 15 temas se hacen un pelín largos. Espero que no se note mucho y pueda disfrutar de todo el lote.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es el principal problema, los temas de riffs y guitarras son buenos, hay acercamientos a Berry y Johnson, y por supuesto aires stonianos, dos buenas baladas o medios ritmos y fallan algunos temas, pero el disco tiene de donde cojer y no esta nada mal.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Buen disco se echo el tio ! hay que dejarlo añejar y quizás se le fue un poco la mano con la cantidad de temas . Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es un buen disco, hay temas que entran a la primera y conectan como un obús, pero le sobra alguno, estos creo que no van a ir a más.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Es un pelin largo, pero al tio Keith se le perdona casi todo. De 0 a 10 esta en el notable alto.
    Salud amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le perdono casi todo, y es que además el disco me gusta, me jode que nos halla endosado tres o cuatro temas menores, porque además era innecesario.
      Un abrazo.

      Eliminar