jueves, 22 de octubre de 2015

Jim Croce - "You don't mess around with Jim" (1972)

Jim Croce es un artista que me provoca ternura, no lo puedo evitar, es observar su rostro de persona normal y quererle, revisar su biografía de ser humano dedicado a amar a su familia, a luchar con las armas que el destino le dió, sin subterfugios ni trampas, con fe y sinceridad y sin embargo perder, y aceptar, y pagar la minuta con honradez y la cabeza alta, como el que sabe que las jugarretas del azar no serán suficientes para hacerle hincar la rodilla y que su obra es buena, y que sigue creyendo en ella, ¿como no quererle?.
Tal vez ayude su vida de camionero sacando adelante a los suyos, el componer aquellas canciones en la claustrofóbica cabina, observando en las interminables jornadas el mundo desde detrás del volante, desgastando las pupilas fijas durante horas en polvorientas carreteras, el dormir en tristes áreas de servicio y sin embargo seguir escribiendo canciones sinceras, limpias, honradas y dedicadas a amar a su gente, a su familia, incluso a contar sus experiencias con los compañeros...su desaparición demasiado temprana, demasiado injusta, dejando atrás una mujer y a su joven AJ, cuando el azar empezaba a claudicar ante su talento, su genialidad y su humanidad haciendo que sus canciones ocupasen el lugar que les correspondía, el de la eternidad...


El disco que hizo cambiar la suerte de Jim fue: "You don't mess around with Jim", un disco que grabó tras firmar con ABC y que fue producido por: Terry Cashman y Tommy West, quienes fueron claves para esta contratación y posterior plasmación de unas canciones que con solo cuatro semanas quedaron fijadas en el vinilo y en la memoria de todos los que las escuchamos, con el asombro dibujado en el rostro por la sencillez, limpieza y sutil hermosura que las caracterizan.
El disco fue un éxito sin paliativos en 1972, propiciado éste por tres singles que treparon hasta las posiciones más altas de las listas, haciendo que el Lp permaneciese durante 93 semanas en los charts, estos singles fueron las inolvidables: "Operator (That's not the way it feels)", "You don't mess around with Jim" y "Time in a bottle"...las tres hermosuras folk de melodías líquidas y con la cristalina voz de Jim Croce deleitándose en un fraseo dulce pero firme, tres temas que no necesitan presentación.

La mas bluesera:



La melancólica y crepuscular de olor a motel y gasolina mezclada con lágrimas:




Y la sensible, frágil y encantadora...



Evidentemente el disco tiene más, mucho más, otras nueve coplas, otros nueve poemas repletos de frases sentidas, se arpegios gloriosos y de párrafos melódicos deliciosos, con acercamientos al rock and roll pionero como en: "Rapid Roy (The stock car boy)" o en su solución con country en: "Hard time losin' man", nostalgias nocturnas y evocadoras como "Photographs and memories" de incisivos violines que recuerda su procedencia judía, el canto desde la nacional de "Walkin' back to Georgia", la grandiosa "A long time ago".
El folk salpicado de country aparece en delicias como: "Box #10" o la serena y encantadora: "Hey Tomorrow" que cierra el disco.
Maravillas de puro folk polvoriento y de pradera como: "Tomorrow's gonna be a brighter day" o el ambiente de la melancólica y atrapada por el neón del club de: "New York's not my home" completan un tracklist memorable, perfecto y ante el que es difícil no sucumbir.



Un disco que colocó a Jim Croce en la posición que merecía en el olimpo de los cantores, de los poetas y de los juglares...de los buenos, de los honrados...de los que cantan desde la perspectiva de la gente normal...la historia hizo el resto, nos robó a Jim Croce.

8 comentarios:

  1. Para estos dias lluviosos por aqui......me viene perfecto .
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te diré Victor que en Bilbao estamos teniendo unos días estupendos y también suena de miedo, pero te entiendo, con la lluvia empastan muy bien estas canciones.
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Un disco bellisimo apto par mis benditos martes hoy Jueves Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii que encaja perfecto en cualquiera de tus benditos martes si.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Buen post. Los singer songwriters setenteros de "segunda fila" como él, aunque tuvo mucho éxito con ese disco como comentas, merecen más atención. Como decía él mismo Croce... "I got a name"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la segunda linea de la parrilla estan muchos de los mas grandes, a veces me parece que en la primera hay mucho sobrevalorado en cambio, bueno cosas mías.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Curiosamente Jim Croce murió en las mismísimas fechas que Gram Parsons (día arriba o abajo...) y la prensa de la época y lugar recogió con profusión la muerte de Jim y obvió, salvo alguna reseña medio oculta, la de Gram. Cosas de la vida. Independientemente de esto, Jim siempre estará en nuestros corazones por su imagen de bonhomía y su saber musical, que era mucho.
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosamente la historia ha dado la vuelta a esta circunstancia, ambos se fueron casi al tiempo y nos dejaron más solos, ciertamente.
      Y los dos me gustan mucho.
      Abrazo Javier.

      Eliminar