miércoles, 19 de agosto de 2015

The Kinks - "Face to Face" (1966)


De las catorce canciones que alimentan el sexto disco de los londinenses The Kinks y que responde al título de "Face to Face", diez no alcanzan los tres minutos de duración, de ellas la mitad ni siquiera se extiende más allá de los dos minutos y medio, y de las cuatro más extensas solo "Sunny afternoon" supera los tres minutos con treinta segundos.
Pero digo yo: -¿Y qué importa?- ¡nada!-. ¿Porqué iba a importar la duración de un tema tan perfecto como los que aquí nos encontramos?.


Cuando unos temas son tan directos e incisivos melódicamente, cuando los textos dicen tanto con tan pocas palabras, cuando la producción, el sonido y las influencias que visten cada uno de los cortes son tan milimétricamente encajadas en un conjunto que se revela impoluto...¿para qué necesitamos duraciones que sólo pongan en peligro tal perfección?.
Y es que "Face to Face" es un disco redondo, impecable y maduro, tras cinco álbumes en los que Ray Davies va torneando los contornos de su personalidad artística, este sexto Lp marca el nuevo rumbo que ha de tomar la formación, más comprometidas las letras, creadas por uno de los escritores mas afilados, irónicos y osados que ha conocido el rock, con un sonido de más enjundia, más arriesgado y con más tintes en su infinita textura pop, colores provenientes del rock, del garaje o del ambiente cabaretero, y esas melodías gaseosas e intangibles propias  del genio de Muswell Hill.
El gran logro de The Kinks es que esta evolución que empieza con este "Face to Face" no provoca que se pierda el influjo infantil y delicioso de los primeros tiempos, resultando sus trabajos a partir de este momento aún mas elaborados y ricos sin dejar de resultar digeribles y de sencilla escucha...hay cosas que no solo los Fab Four sabían conseguir.
Aunque Ray es la voz principal del grupo, aquí su hermano Dave, además de su decisiva labor a las seis cuerdas canta en dos cortes como en la inicial: "Party Line", un típico tema de pop-rock brit de febriles guitarras y contagioso estribillo tonal. También se luce en la rockera: "Yourè looking fine" de poderoso estribillo, determinante piano e infectado solo de guitarra.


La impresionante labor como letrista de Ray Davies ofrece con "Dandy" un rotundo tema de poso folk y una ambigua letra que se especuló si estaba dirigida (no se si dedicada sería la palabra) a su hermano Dave.
Si es una dedicatoria lo que ofrece el hermano mayor a su hermana Rosie en la extraordinaria y rococó: "Rosie won't you please come home" en la que sobresale el sonido dulce de un clavicordio. Más que una dedicatoria, "Session man" es un homenaje no menos barroco que el anterior corte al mítico teclista Nicky Hopkins, quien pone su efervescente virtuosismo al servicio de las grabaciones de este Lp.
Pero además este trabajo alberga gemas como: "A house in the country" de cierto regusto Stoniano, la preciosa: "Too much on my mind", la sugerente: "Rainy day in june" que aporta sonidos de tormenta, como ocurre con "Holiday in Waikiki" que incorpora sonidos de mar embravecido a este bailable corte con esencias surf y letra que golpea fuerte a especuladores inmobiliarios playeros.



"Most exclusive residence for sale" es otro delicado bombón melódico relleno de veneno en su interior (el agudo texto de Ray).
La breve y oriental "Fancy" nos deja en brazos de la cabaretera y exquisitamente frívola melodía de la fantástica: "Little miss queen of darkness", y "I'll remember"es un nostálgico tema en el que creo descubrir elementos comunes con el "Rubber Soul" de los vecinos de Liverpool.


Completa el catálogo de maravillas que edulcora los surcos de "Face..." el gran éxito "Sunny afternoon", tema al que nunca supe como explicar, no parece tangible, su melodía parece cogida con alfileres pero presenta al mismo tiempo una robustez encomiable, siempre me ha parecido descubrir en este tema un ejemplo al modo en que empieza a componer sus baladas Macca a partir de este momento...¿casualidad???
Obra maestra incuestionable que me ha encantado recordar, aunque este es uno de esos discos que nunca caen en el olvido, pero que ha estado sonando últimamente por aquí y no he querido dejar pasar la oportunidad para charlar un rato con vosotros sobre él...por cierto: ¿Cuánto tiempo hace que no lo pincháis?.

10 comentarios:

  1. Pues hace bastante que no lo escucho, pero tu certero texto va a hacer que lo recupere. "Hay cosas que no solo los Fab Four sabían conseguir": tan buenos como los Beatles, los Kinks.

    Un abrazo, Addi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es bueno recuperar los grandes clasicos, esos no fallan nunca, es una banda que en mi caso ha ido creciendo con el paso de los años.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Si que lo eran, sin duda, como lo sabes.
      Saludos.

      Eliminar
  3. La primera de sus obras maestras. El disco que inspiro el llamado brit pop

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es, uno de esos discos que dan comienzo a algo importante.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Uno de esos discos que deben estar en el olimpo de por siempre. Melodias, estribillos,agilidad, frescura,,,,,,,,,,un todo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho victor yo creo que esta en el olimpo. un disco completísimo.
      Saludos.

      Eliminar
  5. ¡Que vergüenza!, hace mil años que no lo pongo en el plato. El mejor homenaje que puedo hacer a tu entrada es recuperarlo ahora mismo (en cuanto termine el "The Best of Stealers Wheel" del mismo grupo y colándose al último de Giant Sand, "Heartbreak Pass")
    Abrazos,
    JdG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento que decidas para pincharlo es el momento oportuno Javier. Confieso que yo hacia mucho que tampoco lo escuchaba...
      Un abrazo.

      Eliminar