viernes, 31 de julio de 2015

Mermelada - "Coge el tren" (1979), Discos en la lengua de Cervantes.

Salvo los barceloneses de Outlaw Hours, Heartless Bastards y el gran Neil Young, prácticamente nadie ha osado rasgar la liviana gasa sónica en la que han venido cubiertas mis escuchas musiqueras este mes de julio, pues entre las delicias folks o countries de James McMurtry, Sam Outlaw y Jason Isbell, los encantos souleros de Anderson East mas el inefable Danny y sus campeones del mundo, los recuperados y místicos: Sufjan Stevens y Xoel Lopez, más unas sutiles pinceladas de The Band con un acopio más soulero y sweet que nunca en aquel directo de 1971, remembranzas de los días hippys con Graham Nash, y los días de suavidades vocales de Riaza con protagonismo de las grandes divas Emmylou Harris y Laura Cantrell; debo decir que poco tiempo ha quedado para rockear como es debido.


Así que no he querido despedir el mes haciendo bailar a mis anquilosados músculos, demasiado tiempo sometidos a la impertérrita postura del trabajo, y sufriendo además del acogotador calor que nos ha sacudido algunos días últimamente.
Y el elegido ha sido un producto patrio, y además en castellano, un álbum que bueno sería que fuese venerado como merece y que sin embargo es ignorado como acostumbra la realidad cultural de este país.
Hablo de "Coge el tren", primer larga duración de los madrileños Mermelada, anteriormente Mermelada de Lentejas, y que tras el single "Dame la botella/Marta" nos dejan prueba de su raza de puros rockeros, básicos y elementales pero tan robustos de acción y sobrados de actitud, que desde el mas prehistórico prisma del rythm &  blues nos obsequian con un trabajo sudoroso, rudimentario en las formas y pletórico de intuición y voluntad que no puede ser considerado sino un clásico e impoluto disco de rock and roll.
Esta formación, que caminó entre los dos mundos artísticos de su época sin militar en ninguno de ellos, ni estaban lo suficientemente pegados al barrio y a la actitud proletaria para engrosar las filas del "Rollo", ni contaban con las lentejuelas ni la superficialidad de chico bien de campus para dar el pego en "La movida"...una tierra de nadie que les ha dejado des-ubicados, cosa que considero que no les ha ayudado, ni para tener en su día el reconocimiento merecido, ni para ser recordados hoy, en estos tiempos en los que los recuerdos nos los presentan bajo una etiqueta muy concreta y asimilada.


El sonido de Mermelada no tenía demasiado que ver con aquellos finales de los setenta en España, muy americano, con el dedo apuntando a un blues recreado en armónicas y guitarras, una verbalidad juvenil de carretera y garito heredada de los Dr. Feelwood y un aroma de Mississipi en el entorno sonoro y vocal.
Javier Teixidor comandaba los pasos de este grupo con su voz arenosa y su guitarra racial e indómita, a su vera Daniel Montemayor al bajo, Antonio Yenes a la batería y Javier Encinas al saxo.
Al primer single grabado por la banda ya comentado y que no es recomendable perderse por silvestre, descarado y nada sutil musical y textualmente, hay que sumar el segundo formado por las mas elaboradas e igualmente instantáneas: "Coge el tren", "Dime cual es tu comisión", "Es mejor así" y "O.M.", anticipo de una colección de temas nuevos como "Bebiendo y bailando" de voraz piano y vientos burlones, y es que es la hora del rock and roll.


"Las 6 de la mañana" fue el primer single que golpea fuerte en el objetivo, "Encrucijada" es una enérgica y ácida versión del "Crossroads" de Robert Johnsson y no se apean del blues en clave de cover con "Espero que seas feliz" correspondiente en el "I wish you would" de Billy Boy Arnold.
Tampoco  faltan en este sublime cancionero rockero-currante dos indispensables y bailables instrumentales: "Sintonía" y "El boogie del pantano".



Y el rock directo y agresivo en vocalidad y electricidad de "Publicidad", pletórico Teixidor en este tema como en todo el álbum, solo queda "Tocando blues", temazo de blues con destacada labor al saxo de Javier Encinas.
Vuelta la mula al trigo con la cantinela de siempre, no me cansaré de repetirla, siento ser tan pesado, pero es lo justo, artistas, solistas o bandas cuyo nombre y obra esta terriblemente olvidado, ninguneado por un estado de incultura que lleva décadas instalado en España con perversas intenciones por quienes gobiernan, financian y sermonean.
Señores, en España además de rock urbano madrileño apodado: "Rollo" y donde hubo maravillas, y una corriente multidisciplinar más burguesa y cool denominada "La movida", también existieron grupos que practicaban un estilo que merece recordar y bailar, de hecho yo despido el mes de julio bailando rock and roll con los míticos Mermelada.

8 comentarios:

  1. Tengo el 'A Punto'. Suena a Rock and Roll joven, irreverente y muy muy inocente. La métrica era verde, pero sonaban como había que sonar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que A Punto tambien esta muy bien, la misma formula, que bien aplicada funciona siempre.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Precisamente hace como un mes comentaba este disco en mi blog. Tu lo defines bien....menudo grupazo que nadie parece reivindicar..Un disco apabullante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía tu blog, me he pasado y me encanta, pasaré amenudo, compartimos opiniones sobre este pelotazo de disco.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Un clasico. y una pena que los disxcos de mermelada no tengan un tratamiento en forma de reedición como se merecen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, este precisamente acaba de ser reeditado por Chapa en vinilo, buena calidad, buena reedición y además barato, lo he comprado y esta muy bien, igual que el de Moris, Leño y unos cuantos mas.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Una reedición muy necesaria la de Chapa y un recuerdo justo y necesario el tuyo. Yo descubrí este disco hace un cuarto de siglo entre las casetes de mi tío en la casa donostiarra de mi abuelo; menudo subidón de R&R y R&B que me dio. Además, creo que el tiempo ha sentado bien al álbum. "¡Es mejor, es mejor, es mejor así!

    Un abrazo, Addison.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un subidón directo porque no tiene complejos ni complicaciones, pero si mucha actitud y fe en si mismo, te identificas con él de inmediato.
      La reedición de Chapa me gusta y ya me he hecho con unos cuantos vinilos, además me parece justo mencionar que no es cara.
      Yo conocí el disco y el grupo más tarde pero no recuerdo como jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar